Espacio Publicitario

Economía

martes, 03 de octubre de 2017

Olalquiaga de Conindustria

“La industria del país no tiene razón de ser”

(Notitarde/Lisandro Barazarte)

“La industria del país no tiene razón de ser”

Caracas, 03 octubre 2017 / Marlene Monsalve

Notitarde.- Juan Pablo Olalquiaga, presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), expresó que el mercado venezolano, se contrajo a niveles “que las empresas industriales no tienen razón de ser”.  

Señaló que existen otros sectores que mantienen niveles de operatividad bajos, cómo auto partes, acero y artes gráficas.  “Hacer productos en cantidades tan pequeñas, no amerita tener fábricas, es mejor importar en todo caso. Un ejemplo es el sector de cartón corrugado que trabaja en una cuarta parte, cuando en el pasado se mantenían cuatro plantas en el país, ahora con una sola se suple el mercado”, dijo.  

Dijo que en el caso del sector industrial de alimentos procesados, ha existido más acercamiento con el Ministerio de Alimentación, pero advirtió que no hay “mayor solución”, sino acuerdos de precios.

“En el caso de las medicina estamos sustancialmente peor, a pesar de que algunos laboratorios cercanos al Gobierno, han tenido trato preferencial. En sí, la industria continúa con graves falllas de materia prima para poder abastecerse y con precios que no reflejan el verdadero valor de producción. Así continuamos deteriorándonos y sin conseguir soluciones”, detalló.

Agregó que en el caso del sector plástico  trabaja a 18%. “Las plantas de Pequiven no están trabajando y se requiere de plástico para envasar margarina y shampoo es tan caro que no se vende a los volúmenes en que se vendían antes”, indicó.  

A juicio de Olalquiaga, todas las plantas del país le fueron quedando grandes o de las más de 8 mil empresas que han cerrado. “El futuro de Venezuela, al parecer es tener más industrias cerradas, más trabajadores sin empleos cuando 65% de los trabajadores formalmente empleados en Venezuela ganan sueldo mínimo Bs. 136.544,18, que es la décima parte de la canasta alimentaria”, explicó.

Recordó que existe una deuda o pago a los proveedores internacionales, por importación de materia prima, que el Gobierno no reconoce. Criticó que en Venezuela no exista un mecanismo para poder satisfacer las necesidades del sector industrial. 

“Estos problemas son el resultado de haber administrado incorrectamente el proceso económico, lo generó que el país no tiene con qué pagar y por ende la industria tampoco tiene acceso para comprar su materia prima y seguir produciendo”, sentenció.  
 

Nuestros Productos

  • Edición Metropolitana
  • Edición La Costa
  • Deportivo
  • Economia
  • Viernes
  • Aniversario
  • lectura Tangente
  • Letra Inversa
  • Revista del Domingo