La oportunidad Electoral

El país que queremos

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Miguel Antonio Parra Giménez
Columnista, Miguel Antonio Parra Giménez

La polémica sobre el falso dilema de la oposición acerca de votar o no votar tiene ahora un nuevo ingrediente, que no es otro que los resultados de muestreos estadísticos que señalan que hay una alta intención de participar en el proceso electoral, como única vía para salir del gobierno de Maduro. La intención del voto en contra del gobierno al parecer no es percibida, vista la actitud de los líderes de las organizaciones partidistas que integran la Mesa de la Unidad, quienes se encuentran entrampados entre abstenerse o participar en las elecciones presidenciales pautadas para el próximo 22 de abril.

La encuestadora DATANALISIS, a través de su director Luis Vicente León, ha señalado que “hoy la mayoría sufragaría en contra de Nicolás Maduro si llegasen a participar en las elecciones”, por lo que la discusión en los últimos días se ha centrado en la equivocación en que se incurriría al no participar en estos momentos donde existe una evidente mayoría que daría al traste con el régimen. Como dicen algunos jugadores de domino, “se presentó y dijo”, otros dirían: “las oportunidades se presentan calvas”.

En las discusiones que se plantean, hay quienes señalan que factores de la oposición se adhieren a la postura de no acudir para con ello esconder sus debilidades e incompetencias en lograr una fuerza política unitaria en razón a las diversas aspiraciones que se desatan entre los partidos. Otros expresan que no es un problema de condiciones ya que con las mismas existentes se ha logrado derrotar en más de una oportunidad al gobierno, siendo la ultima las elecciones parlamentarias del 2015, por lo que asumen la postura de que se debe participar si se logra presentar un candidato único por la unidad democrática. A esta discusión hay que agregarle el anuncio de ayer de Diosdado Cabello, acerca de una propuesta a la ANC, sobre la posibilidad de efectuar junto a las elecciones presidenciales, elecciones parlamentarias, disolviendo la actual Asamblea Nacional, lo que pondrían a los partidos “en el filo de la navaja”.

Desde hace meses en este espacio venimos diciendo que esto podría pasar y que si la dirigencia opositora tuviera el interés superior de pensar en Venezuela, no se dejaría “agarrar el catarro sin pañuelo”. Ahora bien, como vemos, el interés partidista de cada organización ha dominado la escena, dejando claro la errática estrategia de quienes hasta ahora han llevan las riendas de la expresión opositora,  conduciéndonos a caminos sin salida. Creo que ha llegado la hora de un relevo en la conducción del liderazgo opositor. Esto último que afirmo se refleja en la afirmación de Luis Vicente León cuando dice: “la primera opción de los venezolanos es un candidato independiente, en vista de que la población (no alineada políticamente) es la principal fuerza política, y es evidentemente mayor que el oficialismo y la oposición. Urge por ello,  la construcción de la Unidad Nacional.

Si el liderazgo político opositor venezolano en estos momentos construyera un gran movimiento de participación social, resolviera el tema sobre la elección de un candidato único por la vía del consenso y convoca a un frente de control electoral que permita la plataforma para la defensa del voto en las mesas y centro de votación, no habría duda ni siquiera para la conferencia episcopal, los sectores empresariales y la comunidad internacional de que se derrotaría electoralmente al régimen. Estos tres elementos solo tiene en contra el tiempo, si se lograra, no hay duda de que estaríamos frente a la oportunidad electoral

@miguelparrag

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.