La original malteada de ordeño tiene su cuna en Valencia

Malteadas La Original es un modelo de negocio que comenzó hace poco más de una década y hoy cuenta con 35 franquicias en todo el territorio nacional.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Malteadas La Original
La empresa nace en el año 2003 y la franquicia se comenzó a extender a partir de 2004. Hoy cuenta con establecimientos en Fin de Siglo San Diego, centros comerciales Cristal y Free Market en Naguanagua, CC Roosevelt en la avenida Bolívar Norte y en el Paseo las Industrias. La franquicia también está presente en San Cristóbal, Sambil Caracas, Puerto La Cruz, Puerto Ordaz, Maracay, Punto Fijo, Margarita, San Carlos en Cojedes, Mérida y Barinas.

Notitarde.- El empeño de no vivir de un salario que limitaba sus expectativas de vida hizo que Jesús Terán, quien se autodefine como un vendedor nato, fueron el impulso de este joven emprendedor para construir de la nada Malteadas La Original, un negocio en expansión que hoy está presente en varios estados del país y varios países del continente.
“La clave del éxito está en la persistencia. Ni el talento, ni la genialidad o la educación conducen por el camino de la fortuna”. Ésta es la definición de éxito que exponía Ray Kroc, el empresario estadounidense que en 1954 se asoció con los hermanos Richard y Maurice McDonald para supervisar la expansión nacional de la hamburguesería McDonald’s, y en 1961 terminó haciéndose con el control total de la empresa.
Esa tenacidad, constancia y fe en sí mismo demostradas por Kroc en su momento, aunados a un trabajo con pasión y por amor por un proyecto fueron inspiradores para este empresario valenciano que desde muy joven trabajó duro para materializar su sueño: ser dueño de un negocio rentable.
“Toda la vida, desde los 17 años, fui un empleado asalariado hasta hace 12 años cuando inicié mi carrera como empresario. Fui gerente de zona de un laboratorio farmacéutico y trabajando allí gesté el proyecto que actualmente es mi empresa”, comenta Terán quien refiere que por algún tiempo realizó las dos actividades a la par, atendía el negocio de Malteadas La Original y era gerente del laboratorio donde siempre estuvieron enterados del emprendimiento que desarrollaba.
“Después de laborar para el laboratorio, en las tardes, noches y fines de semana dedicaba tiempo a mi negocio”.

Una dulce inspiración

El proyecto de este modelo de negocio no es producto de profundos estudios de mercado o cálculos estadísticos de consumo, la idea surgió en medio de una costumbre dominguera y familiar. “Como mis hijos estaban pequeños acostumbraba a llevarlos a un lugar cercano a la Plaza Bolívar de Valencia donde vendían malteadas, veía largas colas de personas esperando para comprar el producto que ese pequeño local ofrecía”, entonces surgió la inspiración.

Malteadas La Origina
Jesús Terán, quien se autodefine como un vendedor nato.

“Un domingo, mientras veía a mis hijos jugando con las palomas de la plaza, me detuve a pensar en la posibilidad de modernizar ese concepto del negocio de malteadas que había permanecido en el mismo lugar durante varias décadas”.
“Durante varios meses pensaba en esa posibilidad y escribía mi proyecto de negocio de forma empírico. Les comenté mis planes a varias personas allegadas que contaban con recursos económicos en busca de una posibilidad de financiamiento pero nadie se mostró interesado, nadie creía en mi sueño”.
“En el año 2003 llevé una carpeta contentiva con mi proyecto emprendedor al centro comercial Metrópolis, que en ese momento era un boom comercial en la ciudad y dejé mi proyecto junto a una montaña de otras propuestas para ocupar un espacio en el nuevo mall”.
Afortunadamente para el joven empresario su proyecto y el concepto de negocio expuesto en el papel le gustó a uno de los gerentes del centro de compras. Le hicieron algunas recomendaciones y le advirtió que debía estar preparado económicamente para asumir el compromiso porque cuando le avisaran debía montar el negocio en un lapso de 30 días.
El costo de la fabricación del kiosco donde iniciaría su sueño de pequeño empresario fue como un golpe que lo hizo caer sentado porque no contaba con el dinero necesario para hacerlo. Pero eso no fue un obstáculo. En alguna parte leyó que el Banco Industrial de Venezuela estaba entregando créditos a microempresarios y con su carpeta de sueños acudió a la entidad y al cabo de un corto tiempo le entregaron un cheque por 20 mil bolívares, que en esa época era mucho dinero, con los que pudo encargar la construcción de no uno sino dos módulos de Malteadas La Original.
Meses después la gente de Metrópolis lo llamó para que instalara su negocio en el centro de compras y en adelante su vida cambió. Pasó de ser un simple asalariado a un empresario, dueño de un negocio que en la actualidad cuenta con 32 franquicias a nivel nacional y otras cinco fuera del país.

Las franquicias

La empresa nace en el año 2003 y la franquicia se comenzó a extender a partir de 2004. Hoy cuenta con establecimientos en Fin de Siglo San Diego, centros comerciales Cristal y Free Market en Naguanagua, CC Roosevelt en la avenida Bolívar Norte y en el Paseo las Industrias. La franquicia también está presente en San Cristóbal, Sambil Caracas, Puerto La Cruz, Puerto Ordaz, Maracay, Punto Fijo, Margarita, San Carlos en Cojedes, Mérida y Barinas.

Malteadas La Original
“El helado se prepara con leche industrial con el 26% de grasa que compraba a un proveedor, pero hace unos cuatro años (2014) para los meses de noviembre y diciembre hubo en el país una escasez total de ese producto”.

En el exterior Malteadas La Original inició actividad en Panamá, Guatemala, Chile y Costa Rica. En España ya está registrado el nombre de la marca y en Estados Unidos realizan el debido trámite para la expansión a ese país. México y República Dominicana también se encuentran en la lista de países para este emprendimiento criollo.
Cuando inició el negocio en el CC Metrópolis la gente le preguntaba si el negocio era una franquicia y de dónde era. Entonces optó por destinar un cuaderno para anotar a todas las personas que se mostraron interesadas en el negocio porque sabía que en algún momento iba a usar esa lista de gente que a futuro serían sus franquiciados.
Su interés por prepararse en el negocio lo llevó a España, donde se instruyó en materia de franquicias. Al regresar al país con el material informativo necesario para la elaboración de contratos se dedicó a diseñar los contratos con ayuda de un abogado y posteriormente se inscribió en la Cámara Venezolana de Franquicias (Profranquicias).
Comenta que en un principio concedían franquicias a todo el que la solicitaba, pero desde hace dos años perfilan a los solicitantes.

Helado de ordeño

Como empresario disciplinado, Jesús Terán observa con mucha atención su estructura de costos y la relación entre el precio de su producto y la satisfacción del cliente. Por eso en 2007 decidió que elaboraría el helado para sus malteadas en virtud de que sus proveedores aumentaban el precio del producto unas tres veces al año y eso hacía que tuviera que cambiar el costo de sus malteadas con la misma frecuencia.
“Reuní los recursos suficientes y viajé a Italia, donde realicé un curso básico de maestro heladero”, relata con orgullo.
De regreso a Venezuela compró la maquinaria necesaria para la elaboración de helados y desde hace más de una década dejó de comprar ese insumo a proveedores externos.
“El helado se prepara con leche industrial con el 26% de grasa que compraba a un proveedor, pero hace unos cuatro años (2014) para los meses de noviembre y diciembre hubo en el país una escasez total de ese producto”.
Terán estaba negado a que ese acontecimiento detuviera la marcha del negocio y recordó que el viejo maestro heladero italiano que fue su mentor le aseguró que el mejor helado se preparaba con leche de vaca, de ordeño.
“Llamé a un amigo productor ganadero en el estado Guárico y él me envió unos litros de leche, la pasteurizamos para la elaboración del helado, dos meses después compramos nuestras propias vacas, las tenemos en Yagua, en un lugar donde las cuidan y las ordeñan, y nunca más compramos leche en polvo para nuestros helados.

Receta empírica

La receta de Malteadas La Original, al igual que el modelo de negocio, surgió de forma empírica en la intimidad de la cocida familiar de Jesús Terán.
“Comencé haciéndolas en mi casa, primero fueron tres sabores, la original que era con Ovomaltina, la de Brownie y la de Nutela. Invitaba a familiares y amigos para que probaran la mezcla y me dieran su opinión”.

También te podría interesar: Becky G, Natti Natasha y Daddy Yankee encabezan Coca Cola Flow Fest de México

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.