Las escuelas de Arte de Carabobo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cuando vine a la ciudad de Valencia a concursar en la Universidad de Carabobo, para ingresar como profesora en área de Literatura de la entonces Escuela de Educación, uno de mis más entusiasmados animadores fue el artista Luis Luksic, boliviano de origen, latinoamericano de corazón, un creador nato del teatro de títeres y de la vida misma, mi experiencia con el Chímpete Chámpata de la Universidad del Zulia le llevaba a ver con buenos ojos mi llegada a la ciudad y la posible incorporación a la actividad artística de la región.

Él, como el mexicano Jorge Godoy, eran profesores de la Escuela de Teatro Ramón Zapata, en donde yo posteriormente conocería a gente como Elio Arangú, Jesús Mercado, Gladys Prince,  Víctor Cadet, Ramón Brachita y Carlos Dimeo. Esa escuela tenía una solidez, un componente de promoción profesional de gente con verdadera vocación teatral. Y esa ha sido su estela.

Luego de algunos años conocí al Maestro Juan Monzón, de danza contemporánea, siempre admiré su trabajo, original y vanguardista de todo punto de vista. Cuando se convirtió su Compañía en fija del Teatro Municipal de Valencia, no le falté a ninguno de sus estrenos siempre novedosos. Y llegamos a trabajar juntos en un montaje que le agradezco, construido a partir de algunos de mis poemas, al que tituló: H2O. Toda su labor coreográfica y la de los que fueron sus alumnos me resultan admirables, y podemos hablar de tres generaciones de artistas de la danza.

Doy estos dos ejemplos e igualmente lo haría con relación a la Escuela de Artes Plásticas  Arturo Michelena, fundada en 1948, donde han sido profesores aparte de grandes artistas de la plástica nacional como Humberto Jaime Sánchez, también gente desde la Literatura como Alejandro Oliveros, Reynaldo Pérez Soo, Pedro Téllez  en área de crítica, investigación o historia de las Artes Plásticas, y donde la visión del Arte ha abierto tantas compuertas experimentales.

Pero, en estas semanas nos llegan noticias con relación a la estabilidad de estas instituciones que nos resultan preocupantes. Pensamos que el espacio de la formación en área de Arte tiene que tener su metodología particular y ello reviste la experimentación y la libertad propia del gremio de los artistas, vale la profundidad, la dedicación, el talento, la constancia y la consagración de la vida misma a una entidad particular.

Entiendo que la llamada Universidad Experimental de las Artes (UNEARTE) se ha creado con el propósito de dotar de categoría académica común a quienes siendo maestros por sus obras en estos lides, no poseían consideración reglamentaria dentro del ámbito universitario (de allí los nombramientos de Maestros Honorarios otorgados a gente como Rodolfo Santana, del ámbito teatral, o el cronista Cruz Enrique Otero y Mónica Chalbaud, ceramista de renombre, entre muchos otros), yo misma recibí ese honor de Maestra Honoraria, aún con mi formación universitaria, y el Maestro Juan Monzón también, en reconocimiento a su trayectoria de más de 30 años en función de la danza contemporánea.

Si ese esfuerzo se ha llevado a cabo en el país, se señala en tal renglón un respeto y consideración a una trayectoria en el ámbito de lo artístico, que no puede contradecirse destituyendo de cargos directivos a quienes han sido nombrados en función de un concepto de meritocracia para ser sustituidos por gente sin carrera u obra en el área específica. Pero, lo que se escucha últimamente en el ámbito de estas instituciones es precisamente lo contrario. Nos preocupa. Y pensamos que el tema merece una explicación pública que ponga en claro la circunstancia, protegiendo espacios que, aun con problemas presupuestarios y de otra índole, habían respetado los contenidos de sus áreas profesionales específicas.

La definición histórica de estas instituciones tiene una tradición valiosa, que si bien es lógico se renueve en función de los tiempos, exige que ello sea a partir de paradigmas relativos a las disciplinas correspondientes a su especificidad y desde esa óptica. La sindéresis es necesaria.

Laura Antillano

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.