Las hijas lo defienden: "Papá no nos violó"

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 22 agosto 2014.- A Lenín de Jesús Pirela, de 44 años, lo acusaron los representantes del consejo comunal del sector San Miguel de Lagunillas de abusar sexualmente de sus cinco hijas desde hace nueve años. La denuncia la pusieron en la Policía científica, subdelegación Ciudad Ojeda, el miércoles en la tarde. Dos horas después lo detuvieron, cuando cubría la ruta Los Samanes, donde labora como transportista. A su esposa, Claudia Rocío Useche, de 40 años, también la arrestaron, al parecer, por consentir las apetencias de su pareja desde hace 23 años.

Luis Medina, jefe de la Policía científica en Ciudad Ojeda, detalló los hechos. Las supuestas víctimas tienen 11, 13, 14, 18 y 19 años. El hecho se consumó en el rancho ubicado en el sector San Miguel.  Según el testimonio de las adolescentes, de 13 y 14 años, su papá las amenazaba de muerte si ellas se atrevían a denunciarlo ante las autoridades policiales.

“La de 13 años confesó que hace 15 días intentó suicidarse y fue cuando el resto se cansó y se enfrentó a su mamá, pero su reacción fue botarlas de su casa. Cada una detalló cómo su papá actuaba e incluso uno de los testimonios es que él las abusaba delante del resto y con el consentimiento de su madre”.

Pirela, además de trabajar como chofer, también es latonero. El caso está en manos de la Fiscalía 43 del Ministerio Público. El Juzgado Segundo de Control en Cabimas determinará en las próximas horas cuál será la medida cautelar a aplicar a la pareja. A las adolescentes de 13 y 14 años las sometieron a un examen médico forense. Las dos mayores se negaron. Según declararon, la de 19 años está embarazada y desconoce si el hijo que lleva en el vientre es de su padre.

“Es inocente”

Un grito desde el interior de la Policía científica se escuchó de repente. Era Claudia, la pareja de Lenín y madre de sus seis hijas. “Te amo, te amo, saldremos de esto”. Fue en el momento que los trasladaban hasta los Tribunales Penales de Cabimas.

Una vez que salieron por la puerta principal se escucharon otros gritos. Eran las dos hijas mayores de la pareja. Lenys Pirela, de 19 años, defendió a su padre de los fuertes señalamientos por los que debe enfrentar un proceso judicial. La acompañaba su hermana, de 16. Ambas dijeron que su papá “nunca las tocó ni maltrató, todo es culpa de una hermana mayor por parte de mamá que tiene 23 años y es mala conducta”.

Lenys tiene 16 semanas de embarazo. Es el segundo hijo que tiene. “Este hijo es de mi esposo. Yo voy a defender a mi papá porque es inocente. Mi hermana mayor nunca toleró que mi mamá se casara con mi papá. Ella tiene mala conducta. Hasta hace poco vivía en Colombia, de donde se la tuvieron que traer porque robaba. Mi papá le hizo un ranchito y así es que le paga, diciendo mentiras”.

Las hijas lloraban desconsoladamente. La de 16 se mostraba más afligida que la otra. Repetían una y otra vez: “Papi, te amo, te amo”. Afirmaron que su padre trabaja de día y de noche para mantenerlas. “Mi hermana mayor odia a mi papá. Todos los de la comunidad saben que es un buen hombre. Lo vamos a defender. Él y mamá son inocentes. Mi madre es una mujer que se dedicó a cuidar de nosotros”.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir