Las historias de vida de los pasajeros del vuelo de Malaysia

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción Internacional, 13 marzo 2014.- Pese a que la compañía no ha querido dar la lista de pasajeros del vuelo de Malaysia Airlinesdesaparecido el pasado viernes, una fuente anónima en internet ha distribuido el listado con el nombre, la edad y la nacionalidad de las 239 personas que viajaban a bordo del misterioso vuelo.

La tragedia incluye víctimas de diversas nacionalidades: 153 chinos, 50 malasios (incluidos los 12 que conformaban la tripulación), 12 indonesios, seis australianos, cinco indios, cuatro franceses, tres estadounidenses, dos neozelandeses, dos canadienses, dos ucranianos, dos iraníes (con pasaportes falsos), un ruso, un taiwanés y un holandés.

A medida que pasa el tiempo, las historias de personas se van dando a conocer. Como el caso de Hadrien Wattrelos, un joven francés de tan solo 17 años, y Zhao Yan, también francesa pero de 18 años, que se han convertido en los Romeo y Julieta del avióndesaparecido, según un artículo del diario El Mundo.

Ambos viajaban junto a la familia de Hadrien: Laurence Wattrelos, su madre, de 52 años, y Ambre Wattrelos, su hermana, de 14. Los dos eran estudiantes del Lycee Francais International de Pekín y se encontraban en Malasia de vacaciones. Eran novios, o por lo menos eso se deduce de las fotografías y los comentarios que ambos publicaban en sus cuentas de las redes sociales.

Hadrien, al igual que su chica, tenía una foto colgada de ambos en su Facebook en la que se podía leer "je taime" junto a un corazón.

Gu Naijun, de 31 años, y Li Yuan, de 33, estaban casados. Publicaron entrañables fotografías y mensajes de sus dos hijas antes de tomar el vuelo MH 370. Ambos se enamoraron en Sídney, donde tuvieron a sus dos niñas e intentaron montar un buen futuro.

Sin embargo, hace poco el negocio que dirigían quebró y tuvieron que hacer las maletas y regresar a China. Dos semanas antes, se habían ido sus "princesas" (como se referían a sus hijas en redes sociales), que se encontraban al cuidado de sus abuelos. El vuelo MH 370 los iba a llevar a reencontrarse con ellas.

Mohammad Sofuan Ibrahim, malasio de 33 años, fue el pasajero que publicó la última fotografía a bordo del avión. Viajaba a Pekín para comenzar su trabajo en la oficina del Ministerio Internacional de Comercio e Industria de Malasia. Estaba trabajando para el MITI desde 2011 y había sido derivado para ser el segundo secretario de Economía.

Philip Woods, de 50 años, era el único adulto estadounidense que viajaba en el avión. Las otras dos pasajeras de EEUU eran dos niñas: Nicole Meng, de 4 años, y Yan Zhang, de 2. Según la familia de este ejecutivo de IBM, Woods era "un hombre de Dios, un hombre de honor e íntegro".

Una semana antes del incidente, Woods había viajado a Texas, donde residía su familia. Trabajaba en Pekín para la famosa empresa informática, pero en breve se iba a instalar en Kuala Lumpur. "Estaba muy ilusionado con el cambio", aseguró su hermano.

Muktesh Mukherjee, de 42 años, y Xiaomo Bai, de 37, eran un matrimonio de nacionalidad canadiense que vivía y trabajaba en Pekín. Tenían dos hijos, a los que habían dejado en China mientras ellos disfrutaban de unas vacaciones en Vietnam. Según sus amigos, eran una pareja feliz y Muktesh decía que "la vida se había portado muy bien con él".

Rodney y Mary Burrows, 59 y 54 años y de origen australiano, no dejaban de hablar del viaje que harían a China una vez jubilados. Viajaban junto a sus amigos Cathy y Bob Lawton, con los que habían planeado el viaje.

Entre los miembros de la tripulación, se conocieron ciertas irregularidades del copiloto del avión, Fariq Abdul Hamid, de 27 años. En otros vuelos había invitado a dos jóvenes a la cabina y tomó fotografías y fumó durante el viaje.

El piloto Zaharie Bin Ahmad Shah, de 53 años, llevaba más de 20 años volando y más de 18.000 horas en el aire, según informó la compañía. Además tenía su propio canal de YouTube, Zaharie Shah, donde enseñaba a arreglar electrodomésticos y otras tareas de bricolaje.

Según lo han descrito algunos de sus conocidos, Zaharie era "un freakie de la aviación y siempre estaba dispuesto a ayudar". Era padre de tres niños y maestro de nuevos pilotos, de él dependía, en muchas ocasiones, si un oficial estaba listo o no para volar.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir