Las primarias, apuesta democratizadora (2414207)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Las primarias se han venido convirtiendo en una fuente de renovación de la democracia tradicional. Al poner el acento en la representación, pueden contribuir notablemente a fortalecer un nuevo liderazgo que vigorice los partidos y estimule la vida democrática. Señalar este aporte es una manera de llevar al debate político doctrinario contenidos transformadores que ayuden en la búsqueda de una mejor democracia. Pero, en medio de la crisis de representatividad, las primarias son un reto para poner rostro genuino a las ideas.

En el plano de la dinámica política, con destino a las parlamentarias, animarán la participación y facilitarán la organización hacia la construcción de una más flexible alternativa democrática. Los esfuerzos del pensamiento democrático para estimular y ampliar la legitimidad de la representación es hoy un tema fundamental en lo tocante a las grandes reformas que se esperan de la democracia moderna.

En este sentido las primarias abren amplias perspectivas. Sin embargo, el asunto que hoy nos ocupa es su relación con las parlamentarias, donde la democracia venezolana se enfrenta a un momento significativo de su evolución política.

Estas elecciones son vitales para un cambio sustantivo de la conformación política actual de los poderes públicos. Se quiere, entonces, una mayoría calificada de la alternativa democrática para operar las modificaciones necesarias al balance democrático de dichos poderes.

El sistema constitucional del 99 favorece las facultades del legislativo en sus relaciones con los otros órganos del Estado, de tal manera, que este goza de atribuciones ordenadoras y constituyentes que le permiten actuar en el sentido de restablecer la estructura estatal, viciada por prácticas políticas abusivas e inconstitucionales.

El Parlamento recuperaría su genuino rol constitucional legiferante, de control de las actividades del Ejecutivo y centro del debate y análisis de los grandes problemas nacionales.

Ahora bien, la ocasión es propicia para meditar sobre las inmensas responsabilidades que el liderazgo democrático tiene sobre su consciencia histórica y política. Vivimos una gran emergencia social y política y el discurso de la oposición debe ir acompañado de un comportamiento que imprima fe y confianza a una alternativa que resulta crucial para la república.

Marchamos sin pausa hacia una forma de dominación dictatorial que pretende eternizarse en el poder. Siervos del estado chavista-castrista pareciera ser nuestro derrotero, si la sociedad venezolana no logra torcer el curso de un proceso contrarrevolucionario anacrónico que destruye totalmente la vida del país. Un absolutismo sombrío nos amenaza, echando por tierra largos años de cultura democrática que, con todas sus debilidades y fallas, impulsaba la nación hacia aspiraciones y posibilidades mayores. Un esfuerzo unitario mayor se reclama a los sectores democráticos del país . La MUD y la organización pacífica en la calle se necesitan y se complementan cuando un evento tan importante se aproxima, y es la dinámica de la unidad la llamada a hacer los ajustes correspondientes en la medida en que las circunstancia nacionales así lo requieran.

El avance sostenido de los sectores democráticos frente a la presión totalitaria del régimen debe potenciarse, haciendo del esfuerzo unitario el mecanismo ideal para reforzar las luchas de los próximos tiempos. Movilizarse y votar en las primarias y las parlamentarias es el camino seguro hacia la recuperación de la democracia.

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir