Las revisiones al sistema cambiario ya llevan 15 meses

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, 20 julio 2014.- Nicolás Maduro al asumir la presidencia de la República en abril del pasado año anunció que venía la etapa de fortalecimiento del régimen cambiario, pero a lo largo de 15 meses lo que ha hecho es estructurar un sistema con tres paridades, que no ha atendido todos los requerimientos de los privados y que pronto será objeto de ajustes. 

El 2013 arrancó con la devaluación del tipo de cambio oficial, la eliminación del Sitme, (que era la vía que permitía adquirir divisas a operaciones con bonos) y el endurecimiento del control. El objetivo era que Cadivi autorizara el 94% de las solicitudes de divisas. 

A los pocos días de esos ajustes, el Gobierno se enfrentó a la necesidad de elevar la oferta de dólares y para darle mayor fluidez a las importaciones aprobó un sistema complementario a Cadivi, el Sicad, que en su etapa inicial apenas realizó una sola operación. 

Tras las elecciones, y las posteriores reuniones con los privados para conocer los obstáculos que tenían para incrementar la producción, el Ejecutivo se comprometió a efectuar revisiones al sistema, las cuales se centraron en agilizar las autorizaciones de dólares para la adquisición de insumos y maquinarias para producir por las vías de Cadivi y del Sicad. 

No obstante, los esquemas creados para canalizar los dólares no pudieron satisfacer los requerimientos de los privados, debido a que el flujo de divisas petroleras resultó insuficiente.

Las estadísticas oficiales muestran que al cierre de 2013 la asignación de dólares para las importaciones de las áreas de alimentos, salud, automotriz, entre otras, terminó registrando un recorte de 25% con respecto a 2012. Y esa merma se reflejó en desaceleración de la actividad económica y el aumento de la escasez de bienes. 

Ante la presión por aumentar la oferta de divisas, a fines del ejercicio pasado se contempló la conformación de otro sistema alterno de divisas, el Sicad II, que terminó arrancando en marzo de 2014. 

Pese a los tres mecanismos, las autorizaciones de divisas han seguido por debajo de los niveles de años anteriores. El Cencoex (antes Cadivi) ha aprobado 30% menos dólares que el pasado año y los nuevos sistemas, Sicad I y II, siguen sin cumplir con las expectativas, porque el monto de divisas que ofrecen es limitado. 

Tras establecer esa estructura, ahora se prepara un cambio que consiste en la conversión del sistema cuyos escenarios son: la unificación o el mantenimiento de dos tasas. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir