Las Visas no darán Divisas

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Brújula diplomática
============01 Titulo Opinion (7750631)============

La detención arbitraria del Alcalde Metropolitano Antonio Ledezma tuvo una respuesta mundial  inmediata e inesperada por la condena masiva expresada por Alcaldes, Parlamentarios, Ex Presidentes, Jefes de Estado, unido a declaraciones de las más destacadas personalidades como el Papa Francisco, el Secretario General de la ONU, el Secretario General de la OEA, y más de un centenar de diferentes comunicados, resoluciones y declaraciones que condenan el atropello.

 Ante este “terremoto político”, el Gobierno del Presidente Maduro quiso camuflar el aislamiento, produciendo una cortina de humo para desviar la atención y multiplicar los ataques contra su “peor viejo enemigo”: los Estados Unidos, y contra los opositores. A tal fin, se sirvió de las “visas” para  esconder el rechazo de la comunidad internacional y tratar de criminalizar a la oposición como golpista aliada con Washington, usando una novela de ficción infantil como micrófono. Pero su actuación es contradictoria y pendular: un día levanta las banderas anti imperialistas ante una multitud de seguidores y al día siguiente afirma que quiere dialogar con Obama, para luego al tercer día retomar sus ataques con frases  anti norteamericanas en una cadena de radio y televisión, para que al día siguiente le solicite a Samper y UNASUR que intercedan para facilitar el “dialogo”. El Departamento de Estado le responde que no necesita de terceros, y ofrece los canales diplomáticos para conversar, pero la Cancillería les da 15 días para que reduzcan drásticamente el número de diplomáticos y que salgan del país usando para ello frases anti capitalistas acusando al enemigo de magnicida, de planes de invasión aérea y tantas otras acusaciones nunca demostradas. Así vamos del “timbo al tambo” mezclando el amor orweliano con el odio revolucionario como si fuéramos una mega potencia que pretende imitar el ping pong de la Guerra Fría entre los Estados Unidos y la URSS.

No nos corresponde en este artículo argumentar si la reducción de 100 funcionarios diplomáticos  a 17 es acertada, o si la cuenta de visas a diplomáticos venezolanos debe adicionar las 8 misiones consulares venezolanas y las visas diplomáticas ante organismos internacionales como la ONU o la OEA. Eso le corresponde al Departamento de Estado hacer o no hacer la “contabilidad”. Lo que no es cierto es que hoy no se le exige visa a los americanos. Un americano residente requiere de una visa de residente; un inversionista necesita de una visa de negocios, y así sucesivamente.

Lo que si debemos destacar es que estas posiciones perjudican principalmente a los venezolanos como cuando el entonces Canciller Maduro le recomendó a Chávez que cerrara el Consulado en Miami y a quien perjudicó fue a la comunidad venezolana residente en Florida y no al Gobierno del Presidente Obama, totalmente  indiferente ante esa decisión. Las trabas que se vivirán por la reducción del número de funcionarios en Caracas.  Hará que la obtención de visas se haga más difícil; la presencia de turistas americanos anulará las inversiones del Ministerio de Turismo para promover el gasto en posadas, restaurantes y tiendas en Margarita, Mérida o Los Roques; la política para captar inversiones americanas -tal como ofreció el Ministro Meléndez- se hará más difícil; la masiva importación de alimentos del sur de Estados Unidos para asegurar el abastecimiento, se reducirá; las excelentes presentaciones de la Orquesta Sinfónica Juvenil Simón Bolívar tendrá dificultades para promocionarse, al igual que los peloteros en las Grandes Ligas  y hasta pondrá en riesgo nuestra principal fuente de ingresos: el petróleo importado y pagado en dólares en efectivo por el “Imperio”.

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir