Lena Dunham "El narcisismo me interesa cada vez menos en mí y en los demás"

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Nueva York, 10 enero 2015.- Tras tres años dando la vuelta a la obsesión por el éxito de la juventud neoyorquina, la serie "Girls" vuelve con su creadora, Lena Dunham, en un delicado momento, cada vez más alejada de la realidad de su propio personaje y después de haber causado polémica con su biografía, "Not that kind of girl". 

"Cuando tienes 20 años eres inevitablemente narcisista porque ya no eres el pequeño de tus padres, no tienes hijos y solo tienes que concentrarte en ti mismo, lo cual no es muy sano. Pero también significa que tienes que decidir qué quieres hacer con tu vida, lo que implica mirarte a ti mismo", explica Dunham en una entrevista con la prensa internacional. 

Efectivamente, tanto ella como su personaje han sido criticados de pecar de él. "Pero el narcisismo me interesa cada vez menos en mí y en los demás", dice, "a veces se glamuriza, como que significa ser un artista o ser alguien muy interesante, pero mi serie no hace eso, sino que muestra cómo el narcisismo te aisla de la gente que quieres", asegura. 

"Girls" rompió moldes en 2012 por convertirse, de alguna manera, en la respuesta cochambrosa, humillante y macarra de "Sex and the City". 

Sus protagonistas no eran ni tan guapas ni tan ricas, ni siquiera tan simpáticas, y sus conquistas eran más reducidas y, en general, bastante mequetrefes. Los Globos de Oro las bendijeron. 

El domingo se estrena en Estados Unidos la cuarta temporada (que ya se sabe no será la última, pues acaban de firmar la quinta) y en Canal Plus España se podrá ver un día después. Pero algo de ha roto en Lena Dunham como personaje y como persona. 

Para las dos, los años van pasando irremisiblemente y a distinta velocidad. Entre las dos, la realidad ha ido separando a Dunham de su otrora alter ego, Hannah, y Dunham ha dejado de ser la perdedora que le sirvió de inspiración para triunfar. 

"Hay mucha humillación en mi vida todavía. Pensé que el reconocimiento sería como un equilibrio mágico que solucionaría mis problemas, pero por desgracia no ha sido así. Ahora tengo dinero, pero la humillación ha tomado otra forma, así que solo tengo que transformarla para que sea aplicable a Hannah como personaje", dice. 

Además, en septiembre Lena Dunham publicó su autobiografía, plagada de alcohol y sexo, pero sobre todo una escena que hirió sensibilidades, en la que siendo niña exploró la vagina de su hermana. 

"Me gustaría decir que toda esa polémica no me ha afectado y claro que me ha afectado, especialmente cuando la gente ha empezado a hablar de mi familia. Pero no hemos querido abiertamente contestar a toda esa polémica en la serie", dice. 

Curiosamente, en el segundo capítulo de esta cuarta temporada, Hannah, que se ha ido a estudiar a Iowa para formarse como escritora seria, es acusada en un texto sobre el abuso de ser una defensora del mismo. "Estaba escrito meses antes, lo juro. Cuando pasó todo, no nos lo podíamos creer", dice. 

La nueva temporada arranca, precisamente, con esta separación física de Hannah de su hábitat natural en Greenpoint, el barrio polaco de Brooklyn, lo que abre un sinfín de nuevos conflictos un poco más maduros que los que solía manejar. 

"En esta nueva temporada entran las relaciones a distancia, los retos del mercado laboral, si la monogamia es realista cuando eres una veinteañera, si es importante o una construcción cultural… También el debate entre los estudios y la vida real. ¿debería tratar de aprender en un entorno académico convencional o aprender de la gente que me rodea?", explica la ahora celebérrima actriz y directora. 

Además, en esta cuarta temporada, avisa Dunham, a ella le van a tocar menos escenas de cama. "No es que me haya arrepentido, es que va a tener menos sexo porque está en un colegio nuevo y no conoce a nade. No estoy dando la razón, va con la historia y nunca ha habido sexo gratuito en la serie", se defiende. 

Junto a ella, Marnie (Allison Williams) apuesta firme por su carrera como cantante; Jemina (Jessa Johansson) empieza a tratarse en Alcohólicos Anónimos, y Shoshanna (Zosia Mamet) comienza a buscar trabajo. 

"Todos los personajes, en definitiva, están madurando", dice su creadora. "Vamos a acabar teniendo 35, embarazadas y el título 'Girls' va a ser un poco irónico", bromea.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir