Leucemia es el cáncer más común en niños (2107043)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Febrero 14.- Por ser los niños pequeños seres que están llenos de inocencia, felicidad y sonrisas, es sumamente difícil verlos sufrir por alguna dolencia; pero al mismo tiempo resulta gratificante saber que esa inocencia los protege en la lucha contra una enfermedad tan agresiva como es el cáncer.

La doctora Teresa Vanegas, oncólogo infantil, asegura que aunque es una patología poco frecuente en niños, es importante conocerla y saber cómo tratarla, en especial por el impacto que genera en la familia y en la sociedad.

Las estadísticas indican que el cáncer más común en niños es la leucemia, que pertenece al grupo de tumores líquidos; seguida de los tumores del sistema nervioso central, que forman parte del esquema de los sólidos.

En la misma lista continúan los linfomas, (tumores en los ganglios), y sarcomas (tumores en partes blandas -músculos- y partes óseas, es decir, huesos), este último tipo de cáncer tiene mayor incidencia en adolescentes.

En Venezuela 7 de cada 10 niños que son diagnosticados con leucemia se salvan, mientras que solo 5 de cada 10 que sufran tumores sólidos se curarán; números que dependerán del momento en que sea detectada la enfermedad y del tratamiento que logren recibir, sin embargo, en países del primer mundo la estadística se eleva a 9 en la escala.

La especialista indica que aunque el tratamiento es diferente para cada caso, la mayoría de los cánceres infantiles se tratan con quimioterapia, otros requieren también cirugía e inclusive radioterapia.

En Carabobo fue creada hace varios años, a través de la Fundación de Ayuda al Niño con Cáncer (Fundanica), la Unidad de Hemato-Oncología “Dra. Teresa Vanegas”, que funciona en el Hospital Universitario “Dr. Ángel Larralde”, mejor conocido como Hospital Carabobo. Allí se trata gran cantidad de pacientes pediátricos con cáncer dado que solo en este estado es que están ubicadas las únicas dos especialistas en oncología infantil de toda la región central del país.

Esa unidad cuenta con 12 camas de hospitalización y un área de quimioterapia ambulatoria, que es donde son tratados los pacienticos que pueden ir y venir de casa, mientras que aquéllos que presenten un cuadro clínico más delicado son internados en el centro médico.

Aunque es una bendición contar con esta unidad, la especialista afirma que no es suficiente para tratar algunas patologías, como es el caso de los tumores cerebrales que requieran cirugía, puesto que no cuentan con terapia intensiva pediátrica, lo que hace que “se pierda el tiempo quirúrgico”; ya que, aunque los tumores son disminuidos a través de quimioterapia, no pueden ser extraídos allí, sino referidos a otros centros médicos, comprometiendo así la vida de los niños.

Pero a pesar de que la realidad sea poco alentadora, muchas familias de Yaracuy, Falcón, Cojedes, Apure y Carabobo pueden buscar allí una cura para sus hijos.

La doctora Yajaira Aguilar, oncólogo infantil y coordinadora de la unidad; detalla que semanalmente se pasan unas 30 consultas de pacientes en curso de tratamiento y otras 12 de niños que están en etapa de seguimiento; es decir, que se están recuperando del cáncer. Se colocan unas 15 quimioterapias diarias ambulatorias y otras 12 en el área de hospitalización. Las radioterapias se aplican en el centro médico “Dr. Rafael Guerra Méndez” gracias a un convenio que existe entre la clínica y Fundanica.

La estadística muestra que en 2013 fueron detectados 90 nuevos casos de cáncer infantil.

Un espacio parecido a éste se encuentra en la Ciudad Hospitalaria “Dr. Enrique Tejera” (Chet), y es la Unidad de Trasplante de Médula Ósea “Dr. Abraham Sumoza”. Allí se trata a los pacientes pediátricos con leucemia de Carabobo.

El doctor Marcos Hernández, hematólogo, jefe del servicio de hematología de la unidad; coincide con la doctora Vanegas en que el cáncer con mayor incidencia en los niños es la leucemia, patología que es tratada en el Hospital Central de Valencia, a pesar de las múltiples limitaciones que hay en este centro de salud.

Las leucemias son atacadas con sesiones de quimioterapia y muy pocos casos inclusive con radioterapia. Las más frecuentes son la leucemia linfoide aguda, que es más sencilla de curar, y la leucemia mieloide aguda que es más agresiva y menos común.

El doctor Hernández detalla que en esa unidad se pasan a diario unas 10 consultas a niños, sin embargo, no todos tienen cáncer; se detectan al mes entre dos y tres casos nuevos de leucemia; y menciona que 25 infantes fueron diagnosticados con esta enfermedad en 2013.

Aunque la estadística es considerablemente baja en comparación con los tumores sólidos, el especialista explica que esto ocurre porque en la región central del país hay más hematólogos y unidades de trasplante de médula ósea que de oncología pediátrica.

Aunque es una enfermedad altamente curable, el abandono de tratamiento perjudica a los niños y es algo que ocurre con frecuencia por la condición social de los padres.

Asegura que muchas madres por desconocimiento abandonan el tratamiento y luego resulta muy difícil recuperar a ese paciente, porque ese tiempo hace que la leucemia vuelva nuevamente, pero con más resistencia a los medicamentos, sin embargo, algunas madres lo hacen porque no tienen dinero para el pasaje, porque no tienen con quién dejar a sus otros hijos o porque no ven progresos en el enfermo. Todo eso complica la situación y el cuadro clínico.

Padres no llevan al niño al médico después de los 2 años

Cuando un niño dice que le duele algo hay que escucharlo. Rara vez se quejará de una dolencia que no exista, y es deber de los padres atender ese llamado de atención; pero también su deber es llevarlos al médico dos veces al año aunque estén sanos, ya que la atención es la clave para prevenir muchas enfermedades. Esa evaluación del niño sano, en medicina se llama puericultura.

La doctora Vanegas lamenta que en Venezuela haya un alto índice de padres que no llevan al niño al médico después de los dos años, cuando es culminado el ciclo de las vacunas; sino que se limitan a acudir al pediatra solo cuando el pequeño manifiesta algún dolor.

Cada 15 de febrero se conmemora el Día Internacional de la Lucha Contra el Cáncer Infantil y los especialistas resaltan lo importante que es que los padres estén prevenidos y que creen para el niño un ambiente que disminuya los factores de riesgo como obesidad, hipertensión, estrés, colesterol, sedentarismo; que pueden derivar en el futuro en enfermedades e indudablemente en cáncer.

Cáncer infantil vs. La familia

Cuando un niño en la familia es diagnosticado con cáncer se genera un shock muy fuerte que en algunos casos genera rupturas y en otros uniones.

La doctora Teresa Vanegas explica que en la mayoría de los casos lamentablemente muchas son las parejas que acaban con su matrimonio durante el proceso de curación del hijo, mientras que en otras, los hermanos del enfermo son descuidados, lo que ocasiona depresiones, e inclusive existen parejas que se “echan la culpa” por tener “malos genes” cuando el cáncer es hereditario.

Para todos los que estén atravesando una situación tan dolorosa como ésa, la recomendación es entender que la mejor actitud que se puede asumir es la tranquilidad por difícil que sea el cuadro y la unión, ya que a través de ella todos los miembros de la familia se fortalecerán durante el proceso.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir