Un liderazgo opositor distinto

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una verdadera pesadilla vivimos los venezolanos en los últimos tiempos. Tenemos el peor Gobierno del que se hayan tenido noticias en los anales de la historia, y la lógica nos ha señalado reiteradamente que cuando un Gobierno falla tan estrepitosamente como lo hace el cretinísimo régimen encabezado por Nicolás Maduro, la oposición debería ser una alternativa clara y creíble para el sufrido pueblo. Por desgracia en la Venezuela de hoy las leyes de la lógica se estrellan contra lo inaudito.

A pesar de que llevamos casi 16 años conociendo el temperamento y la actitud de los “jefes revolucionarios” se mantiene el empeño de tratarlos cual si fuesen demócratas ejemplares. El gris episodio de la conformación y actuación de los “Comités de Postulaciones” de los Poderes Públicos dejó muy mal parada a la Mesa de la Unidad y a los partidos políticos. El tufo a que se dejaron engatusar en negociaciones indignas es enorme. El Foro Penal Venezolano, algunas ONG´s e individualidades como María Corina Machado salvaron en algo el honor al haber impugnado varios de los nombres presentados por el oficialismo.

La desvergüenza de haber ratificado a personajes cuyo desempeño ha sido una afrenta para la dignidad de las instituciones, de los mismos cargos y posiciones que ejercen y hasta para la imagen y dignidad colectivas de Venezuela toda como nación pesará sobre el oficialismo y sobre quienes al no objetarlos en los “Comités de Postulaciones” avalaron sus ratificaciones.

Siempre hay tiempo para rectificar, por lo que pueden designarse equipos especializados que escruten con minuciosidad las actuaciones de los Poderes Públicos recién designados y se lleven al tribunal de la opinión pública y de la comunidad internacional todos los yerros, desviaciones y violaciones que cometan los agentes del oficialismo que dirigen las secuestradas instituciones del país.

Otro detalle importante está en el mal ejemplo de gobernadores y alcaldes que a su vez secuestran la voluntad del esfuerzo unitario para crear hegemonías partidistas o personales en los territorios que gobiernan. Algo patético. ¿Quién puede confiar en alguien que cuando le tocó gobernar no le dio participación a sus aliados? Además de ello, el que no demuestren creatividad para buscar soluciones a los disímiles problemas que acogotan la población y solo acuden a la tentación demagógica. Sin demostrar interés alguno en dar decidido apoyo a los emprendedores, empresarios y productores para que inicien nuevos negocios que se traduzcan en generación de nuevos empleos y de riqueza y prosperidad. Solo excusas, justificaciones lacrimosas. Incapacidad para motivar a la población a enfrentar la estrategia chavista de sembrar la miseria por todos los rincones.

Para superar esta crisis no basta con el necesario cambio de Gobierno. Debemos cambiar la actitud colectiva. Incentivar el respeto a los Derechos Humanos y a la dignidad personal de cada ciudadano. Desterrar la tentación nefasta de ser parásitos del Estado, de cobrar sin trabajar, de vivir de feriado en feriado, de bonche en bonche, sin asumir consecuencias. La flojera y la mediocridad no son buenas consejeras.

El liderazgo que nos conviene debe predicar con el ejemplo. Que los dirigentes sean asertivos, que tengan respuestas adecuadas para todas las situaciones que se presentan. Que quienes critiquen aporten ideas. La dirección política debe estar en manos que privilegien el interés nacional antes que el provecho propio. No puede haber mercenarios aprovechándose de la representación popular.

Venezuela clama no solo por un mejor Gobierno, también exige un liderazgo opositor distinto.

www.analitica.com

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir