Líderes con propósito

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Es de noche, soy prisionero de la guarimba de la Cuatricentenaria, solo se escuchan  ráfagas de tiros en La Manguita -que desde que arrancó el conflicto me parece que son más frecuentes- y  medito sobre posibles  salidas a la "salida". Leyendo sobre las órdenes de captura contra Pablo Aure y Carlos Vecchio, me viene a la mente el mismo pensamiento sobre Leopoldo López, y eso me hace reflexionar sobre los propósitos de vida.

En la Venezuela actual hay oficios muy duros e ingratos, que pocos envidian, ciertamente uno de ellos es ser líder de oposición; no está nada fácil ser oposición cuando uno se enfrenta a un gobierno militarista que busca la aniquilación del adversario. Enfrentarse al gobierno es un acto heroico. 

Viendo las imágenes de López cuando se entregaba con mucha dignidad y pundonor, me acordaba que este es un tipo graduado de economista del Kenyon College con honores, en donde también le fue concedido un doctorado honoris causa y con una maestría en políticas públicas en Harvard. Un hombre con una excelente educación, de familia pudiente, que pudiera estar trabajando como ejecutivo en Nueva York o Londres con un tremendo sueldo, pero que escogió ser servidor público en su país para mejorarlo, para eso se formó, para hacer realidad esa visión de país moderno que aprendió en Kenyon y Harvard. Separarse de su familia para someterse a un sistema judicial podrido donde tiene todo en contra no es fácil. Esa decisión requiere valentía, una creencia sobrenatural en los valores que se defienden, una verdadera pasión y compromiso por una causa que se antepone a todo, incluso a sus hijos. Aunque yo he estado en desacuerdo en ocasiones con sus acciones políticas, quiero verlo en la presidencia del país.  El caso también aplica para María Corina Machado, con una experiencia importante en el sector empresarial y proveniente de una familia acaudalada. Ella no tiene necesidad de que la golpeen cobardemente en la Asamblea Nacional, o que la insulten y la amenacen con prisión constantemente. Pero ha decidido estar allí, defendiendo sus valores y su visión de país. Ni que decir de Henrique Capriles, miembro de una familia de empresarios que hasta prisión tuvo que aguantar.

Tenemos suerte de tener muchos líderes con excelente formación, que han decidido incursionar en la política porque le apuestan a Venezuela. Personas que pudieran estar tranquilos en el exterior o en la empresa privada ganando mucho dinero, pero que han escogido el espinoso camino de ser oposición. Eduardo Gómez Sigala (Columbia), Carlos Ocariz (Montreal), Ramón Muchacho (Emory),  Alfredo Romero (Georgetown y London School of Economics), Julio Borges (Oxford y Boston) son parte de ese grupo de personas. Carlos Vecchio es abogado con postgrado en derecho tributario en Georgetown y maestría en administración pública en Harvard, y Pablo Aure es  abogado con maestría en ciencias penales y criminología de la UC, y es su actual secretario. Gente que no ha querido callar, que se niega a quedarse en su zona de confort, que anteponen lo colectivo a lo individual. Gente que ha descubierto que su propósito de vida es trabajar para tener una Venezuela mejor. "Esto lo pudiéramos aplicar en Venezuela", seguramente pensaban cuando estaban en las aulas de Harvard, Georgetown o Montreal estudiando las políticas públicas exitosas en otros países. 

Mi más profunda admiración y respeto hacia ellos, aunque no concordemos todo el tiempo siempre les estaré agradecido por luchar, por ser la voz de tantos que no pueden hablar.  Gracias por tener a Venezuela como propósito de vida.

http://rubendarioperalta.blogspot.com/
@rubendperalta
[email protected] 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir