Los Toros Coleados en Naguanagua

Academia de Historia del Estado Carabobo.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Academia de Historia del Estado Carabobo/ Columnista
Academia de Historia del Estado Carabobo/ Columnista

Sobre el rudo deporte de los Toros Coleados, existen referencias validas que nos indican que para el siglo XVII ya se practicaba el coleo en algunos pueblos de la Venezuela colonial. Uno de estos documentos señala que para el año de 1683, con motivo del cumpleaños del rey Carlos II de España, los moradores de San Sebastián de los Reyes, organizaron fiestas en su honor que incluyeron entre otras actividades, “siete tardes de toros coleados.”  Esta practica, en el correr del tiempo,  se generalizó en buena parte del país como un elemento importante del aspecto popular de las fiestas patronales.

En relación a Naguanagua, no existe hasta el presente, referencia documental que nos permita dar una fecha exacta de cuándo  se incorporó este espectáculo  en las fiestas patronales de Begoña. Cabría suponer que, a medida que a la fiesta religiosa se le sumó un programa de actividades populares, sería cuando le fue incorporado el coleo y otros como  pelea de gallos y  bolas criollas. Probablemente, en los años siguientes a la Guerra de Independencia. La tradición oral refiere que el general José Antonio Páez, solía venir a las fiestas de Begoña, a jugar gallos y a la práctica del coleo. Carmelo Fernández, sobrino de Páez, refiere que su tío estaba en las fiestas de Naguanagua, el 15 de agosto de 1830  (Memorias; 1973,80); dato que coincide con lo que tradicionalmente  se ha dicho.

Otras referencias encontradas permiten decir que para la octava década del siglo XIX los Toros Coleados ya estaban  institucionalizados en las Fiestas de Begoña. Esta apreciación se sustenta en unas notas de prensa insertas en los diarios regionales: “LAS FIESTAS DE NAGUANAGUA. -Hubo ayer toros, palos y muertos. Un toro aporreó a un hombre”. (La Voz Publica, 16 de agosto de 1887). En otra nota: “NAGUANAGUA.-Empezaron ayer las fiestas (…) hubo animación, que los toros no fueron buenos” (El Mensajero, 16 de agosto de 1894). La Calle Real (Hoy Av. Bolívar), fue por muchos años el escenario donde se ubicó la manga de coleo, hasta 1928, cuando se pavimentó esta vía. A partir de este año, la manga o talanquera fue montada en diferentes lugares de la localidad; siendo su principal constructor el señor Juan “Toleo” Manrique .En 1964 se inauguró una moderna manga de coleo de hierro, bajo el nombre de General Hermógenes López, construida por colecta popular y el valioso aporte  que  hicieran  Sixto Villegas y Petronio Meneses. En 1988, el Concejo Municipal de Valencia, ordenó reubicar esta manga de coleo, pero en su lugar lo que hicieron fue desmontarla, desapareciendo  el valioso material  con el cual se construyó.

De aquellas emotivas  y coloridas tarde de Toros Coleados recordamos anécdotas y personajes, de estos últimos a los valientes jinetes y sus cabalgaduras: David López (San Antonio), Ramón Tabares (Carabobo), Alejandro “Ñero” Guillén (Trago e’ Ron), Heriberto López (Uribante), Oswaldo Pérez ( Uramero), Eloy Olaizola (La Castaña), José Linares (El Gocho), Luis Felipe López (Chubasco), Luis Gutiérrez (Sukoy),  Javier Cazorla (Pajarito), Simón Infante (Farallón), Teodoro Heredia (Furia),Nardo Figueroa (Relámpago), Carlos Zabaleta (Mata Perro) y otros muchos. Ya viene agosto con sus arreboles de invierno y sus Fiestas de Begoña. ¡Todos a los toros en la manga del campeón nacional Carlos Zabaleta! Recuerden que: “fiesta sin Toros Coleados no es fiesta”.

Cronista de Naguanagua.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.