Luchar y dialogar

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Aunque algunos quieran mantener su descalificación del diálogo todos los temores Y muchos prejuicios desaparecieron la noche del pasado jueves.  La oposición y el gobierno contrastaron sus visiones. No fue un  diálogo de sordos. Unos y otros se hablaron y escucharon entre si, pese a las divergencias o el entorno de protestas y represión que rodeó al encuentro.

Durante seis horas, millones de venezolanos fueron testigos de un clima de libertad escaso en el país. Para la población menor a 21 años, ha debido resultar una revelación extraordinaria: Apreciar el resplandor de una democracia prácticamente inexistente desde hace años.

La ruptura del cerco ideológico institucional sobre la libertad de expresión ya es un logro apreciable. Pero además se produjo un debate abierto entre dos élites que cotidianamente libran una competencia desigual. El duelo no dejó lugar a dudas acerca de cual élite se desempeñó mejor.

Los efectos del diálogo por la paz no han sido aún medidos y seguramente habrá reacciones retardadas en los sectores menos prisioneros de la polarización. Pero hay evidencias de que se  movió  la actitud de muchos que desde el segmento de oposición dura, lo habían catalogado como inconveniente o contrario a los intereses de la oposición.

Es muy probable que también se haya abierto una ventana de reflexión entre quienes más activamente promovieron la campaña contra el diálogo y que puedan sustituir sus fallidas apuestas por los nuevos datos.   Es deseable y necesario que se animen a recomponer en el seno de la MUD una perspectiva unitaria a partir del papel positivo que pueden tener las diferencias para formular una ruta democrática. No es asunto de perder o ganar un round sino de saber ganar juntos el combate por la democracia.

Entre nosotros hay quienes todavía piensan que el pueblo chavista no piensa. Pero el  diálogo también retumbará en la procesión del Psuv. Las tendencias radicales exagerarán su gritería extremista, pero hay allí aún mucha gente que busca el interés de Venezuela. La subestimación de estas reservas democráticas que perviven en la aspiración revolucionaria del pueblo chavista ha conducido a ignorar que no habrá victoria alternativa sin la participación de esos sectores.

El diálogo comenzó bien. Se hizo de cara al país. Se presentaron las propuestas que le dan prioridad a la solución política y se expresó la voluntad de no avalar la violencia cualquiera sea su origen. Eso debe implicar que el derecho a la protesta y a la movilización social no podrá ser objeto de represión y menos por civiles armados que actúan fuera de la Constitución.

Se ha demandado también la conformación de una Comisión para valorar cívicamente los hechos y no para imponer una verdad oficial. Ahora es más difícil repetir lo de Puente LLaguno porque la descentralización de la protesta y la presencia del movimiento estudiantil han impedido adulterar la verdad sobre la muerte de quienes han dado su vida en estas jornadas.

El gobierno tiene en sus manos aprobar una Ley de Amnistía o anticipar ejecutivamente unas primeras medidas como liberar a Simonovis y los policías detenidos por los sucesos del 2002, dejar sin efecto la prisión y las medidas restrictivas impuestas a los estudiantes. Tiene la obligación de no avalar las torturas y asegurar recta justicia para todos los venezolanos que han muerto.

Ya no hay lugar para jugadas irresponsables en el campo de la oposición. La MUD debe ratificar demandas, plazos urgentes y mecanismos de verificación. También debe contribuir a elevar la calidad y la eficacia de la acción que deben asumir los sectores populares para  defenderse de la crisis. Y seguir respetando la autonomía y el liderazgo legítimo de los estudiantes que han actuado de modo ejemplar.
Twitter: @garciasim

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir