Lea la carta de Maduro publicada hoy en el New York Times (Imagen)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

17 marzo 2015.- El gobierno venezolano publicó el martes una “carta al pueblo de Estados Unidos” en el diario New York Times rechazando ser “una amenaza” para ese país y exigiendo la derogación de las recientes sanciones impuestas por el presidente Barack Obama.

La solicitada, que ocupa toda una página del prestigioso diario estadounidense y lleva la firma del ministerio de Relaciones Exteriores de la República Boliviariana de Venezuela, se enmarca en la escalada diplomática entre ambos países.

“Carta al pueblo de Estados Unidos. Venezuela no es una amenaza”, indica en su encabezado el texto que destaca que el país sudamericano cree en la “paz, soberanía nacional y derecho internacional” y es una “sociedad abierta”.

“Nunca antes en la historia de nuestra naciones, un presidente de Estados Unidos ha intentado gobernar Venezuela por decreto. Es una orden tiránica e imperial”, afirma la carta en referencia a la orden de Obama del pasado 9 de marzo, que impuso nuevas sanciones contra siete funcionarios venezolanos a quienes señala por violaciones de derechos humanos.

En su decreto, Obama calificó la situación en el país sudamericano como “amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”.

Según la carta abierta, esa “acción desproporcionada” tiene “potencialmente implicaciones de largo alcance” de interferencia tanto a nivel “constitucional” como “legal”.

Por ello, el gobierno del presidente Nicolás Maduro exige a su homólogo estadounidense que “cese de inmediato sus acciones hostiles” y a Obama que “derogue” el decreto en cuestión.

Maduro recibió el sábado pasado el apoyo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que también solicitó a Estados Unidos derogar las sanciones.

Además, el parlamento venezolano aprobó el domingo unos superpoderes “antimperialistas” pedidos por Maduro para gobernar por decreto hasta fin de 2015 en materia de seguridad y defensa.

La tensión con Estados Unidos no afectó hasta ahora las ventas venezolanas, de casi un millón de barriles diarios de petróleo.

Carta completa:

CARTA A LA GENTE DE LOS ESTADOS UNIDOS:

VENEZUELA NO ES UNA AMENAZA

Somos el pueblo de Simón Bolívar, nuestro pueblo creen en la paz y el respeto a todas las naciones.

Libertad e Independencia

Hace más de dos siglos, nuestros padres fundaron una república sobre la base de que todas las personas son libres e iguales ante la ley.

Nuestra nación hizo los mayores sacrificios para garantizar a los sudamericanos su derecho a elegir a sus gobernantes y para hacer cumplir sus propias leyes en la actualidad. El legado histórico de nuestro padre, Simón Bolívar, siempre se recuerda. Bolívar era un hombre que dio su vida por lo que nos gustaría heredar una nación de justicia e igualdad.

Creemos en la Paz, la Soberanía Nacional y el Derecho Internacional

Somos un pueblo pacífico. En dos siglos de independencia, nunca hemos atacado a otra nación.Nuestros personas viven en una región de paz, libre de armas de destrucción masiva, y en la libertad de practicar todas las religiones. Defendemos el respeto del derecho internacional y la soberanía de todos los pueblos del mundo.

Somos una Sociedad Abierta

Somos un pueblo de trabajo, que cuidar de nuestras familias, y tenemos la libertad de religión.Los inmigrantes de todo el mundo, viven entre nosotros, cuya diversidad es respetada. Tenemos la libertad de prensa y somos usuarios entusiastas de los medios de comunicación social.

Somos amigos del pueblo estadounidense:

Las historias de nuestra gente ha estado conectado desde el inicio de nuestras luchas por la libertad. Francisco de Miranda, un héroe venezolano, conoció a George Washington y Thomas Jefferson durante los primeros años de los Estados Unidos como una nación independiente.Discutieron de ideales como la libertad y la justicia, que donde los conceptos fundamentales en nuestra lucha por la Independencia. Compartimos la idea de que la libertad y la independencia son elementos fundamentales para el desarrollo de nuestras naciones.

Las relaciones entre nuestros pueblos siempre han sido pacífica y respetuosa. Históricamente, hemos compartido las relaciones comerciales en áreas estratégicas. Venezuela siempre ha sido un proveedor responsable de la energía y de confianza para el pueblo estadounidense. Desde 2005, Venezuela ha proporcionado “el combustible de calefacción” a través de subsidios para comunidades de bajos ingresos en los Estados Unidos, gracias a nuestra empresa CITGO. Esta contribución ha ayudado a decenas de miles de ciudadanos estadounidenses sobreviven en condiciones muy duras, dándoles un alivio, y el apoyo necesario en tiempos de necesidad, lo que evidencia cómo la solidaridad puede crear poderosas alianzas a través de fronteras.

Increíblemente, el gobierno de Estados Unidos ha declarado nuestro país una amenaza para su seguridad nacional y la política exterior.

En una acción desproporcionada, el gobierno de Obama ha emitido una “Emergencia Nacional” declarar a Venezuela como una amenaza a su seguridad nacional (Decreto Ejecutivo, 15/09/2015). Esta medida unilateral y agresiva adoptada por el Gobierno de los Estados Unidos contra nuestro país no sólo es infundada y en violación de los principios básicos de la soberanía y la libre determinación de conformidad con el derecho internacional, sino que también ha sido rechazada por unanimidad por los 33 países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y los doce Estados miembros de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). En una declaración hecha el 14 de marzo de 2015, UNASUR reiteraron su firme rechazo a estas medidas coercitivas que no contribuyen a la paz, la estabilidad y la democracia en nuestra región y pidió al presidente Obama para revocar su orden ejecutiva contra Venezuela.

Rechazamos el unilateralismo y el intervencionismo

Presidente Obama, sin ninguna autoridad para interferir en nuestros asuntos internos, emitió unilateralmente un conjunto de sanciones contra funcionarios venezolanos con implicaciones potencialmente de largo alcance, lo que interfiere en nuestro orden constitucional y nuestro sistema de justicia.

Abogamos por un mundo multipolar

Creemos que nuestro mundo debe basarse en las normas del derecho internacional, sin injerencia en los asuntos internos de otros países. Estamos convencidos de que la relación de respeto entre todas las naciones es el único camino para el fortalecimiento de la paz y la convivencia, así como para asegurar un mundo más justo.

Honramos nuestras libertades y defendemos nuestros derechos

Nunca antes en la historia de nuestras naciones, tiene un presidente de los Estados Unidos trató de gobernar los venezolanos por decreto. Es una orden tiránico e imperial y nos empuja de nuevo en los días más oscuros de la relación entre Estados Unidos y América Latina y el Caribe.

En nombre de nuestra amistad a largo plazo alertamos a nuestros hermanos y hermanas estadounidenses, amantes de la justicia y la libertad, de la agresión ilegal cometido por su gobierno en su nombre. No permitiremos que nuestra amistad con el pueblo de los Estados Unidos para ser afectada por esta decisión absurda e infundada por el presidente Obama.

Exigimos:

1- El Gobierno de Estados Unidos ponga fin inmediatamente a las acciones hostiles contra los venezolanos y la democracia. 2- El presidente Obama abolió la Orden Ejecutiva que declara Venezuela una amenaza para la seguridad nacional, ya que ha sido solicitada por la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR). 3 .- El gobierno de Estados Unidos retraiga sus declaraciones y acciones en contra de los funcionarios venezolanos honorables que acaban obedecido nuestras leyes y nuestra Constitución calumniosos y difamatorios.

Nuestra soberanía es sagrada

Los principios de los padres fundadores de los Estados Unidos de América se siguen hoy con la misma dignidad por el pueblo de Simón Bolívar. En el nombre de nuestro mutuo amor por la independencia nacional queremos que el gobierno del presidente Obama para pensar y rectificar este peligroso precedente.

Estamos convencidos de que la defensa de nuestra libertad es un derecho nunca podremos renunciar porque el futuro de la humanidad está también en nuestro país. Como dijo Simón Bolívar: ”La libertad del Nuevo Mundo es la esperanza del universo”.

“Venezuela no es una amenaza, sino una esperanza”
“Independencia o nada”

Simón Bolívar

Nicolás Maduro Moros
Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir