Relatos de un atraco: Malandros roban a plena luz del día

Al niño, desde pequeño, hay que enseñarle que no agarre lo ajeno. Si regresa del colegio con algo que no es de él, hacerle saber que debe entregarlo, y así irá formando con valores y principios.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Malandros roban a plena luz del día
Malandros roban a plena luz del día. Foto: Images, referencial

Notitarde.- Sabemos que por la decadencia social que atraviesa Venezuela, muchas personas perdieron los valores y la educación o quizás nunca la recibieron por parte de su familia.

Es por esto que tenemos una sociedad disfuncional.

Debido a estas situaciones que atraviesan los jóvenes formados en una familia donde no hay amor, respeto ni valores, y ven hacer cosas malas que creen buenas.

Cuando crecen se meten a malandros para “mejorar” sus vidas y repetir el legado de sus padres.

Así lo explica Xavier Méndez Carrillo en su libro Manual del Psicólogo de la Familia: “Se van copiando modelos. Lo que se hace como adulto, ellos (los niños) lo van a hacer. El manejo de la inocencia tiene que ver mucho con el entorno que les toque vivir”.

Cabe destacar, que con el pasar de los años evolucionan cada día más y perfeccionan sus fechorías.

Tanto así que ya no le temen robar a plena luz del día en la vía pública. Ya no le temen a nada.

Malandros roban a plena luz del día. ¿Has sido víctima?

María Suárez, estudiante de la Universidad José Antonio Páez en San Diego, relató que hace un par de meses, mientras caminaba hacia la parada, a eso de las 10:30 de la mañana, la abordaron dos hombres con un arma y la robaron.

Lo interesante del caso, es que con ella venían dos amigas y un chico, y en la calle venían otras personas y ninguno pudo hacer nada. Mientras uno la tenía amenazada con un cuchillo, el otro los apuntaba con el arma.

Afortunadamente, no le pasó nada, sólo el “susto más grande de mi vida”.

Lamentable, estas situaciones las vive a diario el venezolano. A veces no hay nada que hacer. Lo mejor es no resistirse al robo para al menos conservar la vida.

Asimismo, contó Luis Díaz que lo robaron en plena vía pública.

El joven de 25 años afirmó que lo robaron en el estacionamiento de un centro comercial de Valencia cuando estaba esperando para pagar el ticket: “En la cola habíamos como seis personas. En eso se acercaron dos personas, entre ellos una mujer”.

El hombre me pidió la billetera con una arma en la mano. A la chica que estaba detrás de mi también la robaron. Le arrancaron el teléfono y le pidieron un anillo.

Alguien que estaba del otro lado del estacionamiento, se percató de la situación y los sujetos comenzaron a correr, y en la salida del centro comercial los estaba esperando un corsa.

No es cuestión de juzgar de por qué no gritó pidiendo ayuda. Nadie sabe como va a reaccionar en estos casos. Lo mejor, a veces -y aunque te llenes de impotencia- es dar gracias a Dios que viviste para contarlo.

No dejes de leer: Arman trampas con granadas para eliminar policías en Mariara

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.