50 maneras de aprovechar el aceite de coco

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Especial, 2 enero 2014.- El aceite de coco cada vez es más popular. Lo leemos en más recetas, más blogueras de belleza lo recomiendan y con esta onda fit/orgánica todo el mundo lo está comprando. Pero lo que suele suceder es que muchas personas lo compran y se queda ese pote de aceite en un ladito de la cocina, junto con el vinagre de manzana y una mascarilla de avena que hicieron alguna vez en el 98 y la guardaron para no botarla.

Para que no te pase eso con el aceite de coco, te damos una lista súper útil para que veas en todas las cosas que lo puedes usar:

Es buen sustituto de la mantequilla en el momento de hornear, freír o untarlo a un pedazo de pan.
Lo puedes tomar como suplemento diario, te da energía y aporta buenas grasas a tu sistema.
Como crema para la piel. Después de bañarte, en vez de secarte con la toalla, ponte ese aceite desde el cuello hasta la punta de los pies.
Lo puedes usar para hacer tu propio desodorante.
Como desmaquillante de ojos.
Como crema para la pañalitis.
Para aclarar las pecas que salen con la edad (a modo de tratamiento, debes ser constante para que funcione).
Para prevenir las estrías durante el embarazo.
Si quieres hacer mayonesa casera.
Para tratar infecciones vaginales.
Para dar masajes del otro mundo.
Como baño de crema: aplícalo en las puntas para hidratarlas, deja que actúe por un par de horas y remuévelo. Si tienes el pelo muy seco, puedes dejarlo todo un día.
Para calmar el frizz: colócate una pizca mínima en las manos y luego pásatelas por el pelo.
Mézclalo con azúcar para hacer un exfoliante que te dejará la piel súper suave, remuévelo bien después de bañarte.
Colócalo en los labios y es manteca de cacao orgánica que huele a playa y sabe rico.
Si tienes una infección o quemada en la piel y aplicas el aceite, ésta se regenerará más rápido.
Colócalo en los pies para tratar pie de atleta.
Si tienes los pezones sensibles después de amamantar, ponte un poquito de aceite de coco y bajará la irritación.
Si estás amamantando, también es bueno que consumas entre tres y cuatro cucharaditas diarias para aumentar la producción de leche y la cantidad de nutrientes.
Si sufres de psoriasis o eczema, aplícalo directamente en el área para tratarla.
Junto al vinagre de manzana, sirve como tratamiento para piojos.
Si sufres de alergia, ponte un poquito de aceite de coco dentro de la nariz y debería aliviarla.
Ayuda a regular los niveles de insulina.
Una cucharada de aceite, mezclada con otra de semillas de chia, te aportará muchísima energía. Perfecto para iniciar tu día.
Si tienes gripe, añádele una cucharada de aceite de coco a una taza de té caliente y acelera tu recuperación.
Reemplaza el aceite vegetal en tus recetas por aceite de coco.
Si te lo aplicas regularmente, puede evitar la aparición de venas varicosas.
Te ayuda a curar las quemaduras del sol.
Como lubricante orgánico, sin perturbar la flora vaginal.
Como crema de afeitar y para aliviar la piel después de la afeitada.
Ayuda a disimular la celulitis.
Sus propiedades antiinflamatorias ayudan con la artritis.
Reducen la picazón que provocan las picadas de mosquito.
Ayuda a deshacerte del acné si lo usas regularmente.
Si te lo colocas diariamente en el cuero cabelludo y haces pequeños masajes, estarás estimulando el crecimiento del pelo.
Ayuda a curar las infecciones de oído en los niños.
Puedes colocar un poquitín en tus piezas de cuero para suavizar e hidratarlas (OJO: intenta en un área pequeña primero).
Funciona perfecto para broncearte.
Lo puedes mezclar con sal gruesa para remover la piel muerta de los pies.
Si lo consumes diariamente puede ayudarte a perder peso y mejorar tu calidad de sueño.
Calma la picazón de la lechina, sarampión, varicela.
Es un gran aliado en el cuidado dental.
Si lo mezclas con bicarbonato de sodio, estarás creando una pasta que blanquea los dientes.
Una cucharada antes de cada comida puede ayudar con la indigestión.
Mezclado con té de jengibre, ayuda a aliviar la acidez y las náuseas.
Mezclado con aceites esenciales de menta o romero es un excelente repelente de mosquitos.
Puedes ponértelo en cutículas para hidratarlas y que tus uñas crezcan más rápido.
Puedes usarlo como crema para las hemorroides.
Añádelo a los smoothies para darles mayor carga nutritiva.
Ayuda a desaparecer los herpes labiales.

Eso sí, debes asegurarte de que el que usas sea aceite de coco 100% virgen, sin ningún aditivo, especialmente si lo vas a cocinar o ingerir.
Con información de WellnessMama.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir