Método para lograr una lectura fácil y fluida

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción Internacional, 24 octubre 2014.- «¡Qué lástima no haber podido aplicar el método de lectura fácil al texto de las preferentes! Si la gente hubiera entendido bien lo que leía y firmaba, ¡cuántos disgustos nos hubiéramos ahorrado!», asegura Manuela Olmedo, de la Asociación de Lectura Fácil Madrid. Su lamento se debe a que esta asociación, que nació hace diez años en Cataluña y que actualmente está presente en Madrid, País Vasco, Castilla León y Aragón, utiliza un curioso método para atraer a la lectura no solo a los niños, también a jóvenes que no tienen este hábito, a adultos, tercera edad, personas con dificultades lectoras transitorias (inmigración, incorporación tardía a la lectura, escolarización deficiente, trastornos del aprendizaje…) o permanentes (discapacidades sensoriales o psíquicas, senilidad…), etc.

«Lo que hacemos —explica— es utilizar una serie de materiales y adaptar los textos de libros de tal manera que incluimos una letra más grande, un interlineado mayor, frases más cortas que coinciden con los golpes de la respiración, todas las palabras difíciles están acompañadas de una aclaración al margen con su significado, etc». Bajo esta fórmula intentan que cualquier persona pueda acceder a la lectura de una obra clásica de la literatura y la entienda o que lean novelas nuevas ya que cada vez más editoriales se apuntan a aplicar este método como son Almadraba, Everest, El Zorro Rojo, La Galera, Sirpus, La mar de fácil…».

El derecho a informarse del ciudadano

¿No se pierde un poco el sentido de la lectura? ¿No estamos dando demasiado «mascados» los contenidos al lector? «El ciudadano tiene derecho a informarse de lo que dice un texto, a entenderlo, y desgraciadamente no siempre es así. Hay muchas personas a las que les resulta incomprensible. No se trata de un problema de edad, es una cuestión del nivel de comprensión que tienen, y hay personas mayores y muchos adolescentes que se enfrentan casi a diario con este problema».

Olmedo insiste que no se puede pretender que un chico joven se lea «El Conde de Lucanor» en castellano antiguo «tal y como obligan en muchos centros escolares». «El resultado es que no entienden naday, al final, optan por copiar un resumen que encuentran en alguna web y entregárselo al profesor para que vea que ha hecho sus deberes. Problema añadido: pierde el interés por leer y se irá al rincón de los vagos. Además, hay muchos jóvenes que estudian de memoria porque no entienden lo que pone en los libros de texto. Es decir; que no aprenden, solo memorizan lo que es un grave error en nuestro sistema educativo».

El sistema de lectura fácil nació en Suecia durante la década de los 60 y ya cuentan con periódicos, páginas webs e, incluso, con más de mil títulos bajo este método. También tiene gran éxito en los países nórdicos, en general, en Chile y El Salvador. «En España vamos dando pasos lentamente, pero ya hay alguna editorial que se suma a este tren. También se han adaptado textos que explican cómo sacarse el DNI electrónico e, incluso, algún partido político lo ha aplicado a su programa electoral».

Desde esta asociación consideran que para fomentar el hábito de lectura no hay que obligar nunca a leer. Este hábito no debe ser forzado. Es mejor leer cada día un poco sin que resulte desagradable. También aconsejan acudir a clubs de lectura donde, además de leer, en voz alta y por turnos, se analiza y explica lo leido, se comparten experiencias, se ven vídeos sobre el tema abordado, se recuerda lo leido para fomentar la memoria, etc. «El que prueba este método repite porque el hombre, por su naturaleza humana, tiene afán de aprender, necesidad de saber y resulta una gran satisfacción poder conseguirlo», señala Manuela Olmedo.

Leer, compartir y crecer

Con motivo de acercar la lectura al público en general, hoy y mañana 25 de octubre, la Agrupación de Asociaciones de Lectura Fácil (Asociación Lectura Fácil, Lectura Fácil Madrid, Lectura Fácil Euskadi y Lectura Fácil Castilla y León) organiza en la biblioteca Eugenio Trías-Casa de Fieras de El Retiro el encuentro «Leer, compartir, crecer», con el objetivo de conocer cómo despertar el gusto por la lectura y promover la inclusión social entre las personas que tienen dificultades para la lectura. Durante este encuentro, se dará a conocer la obra ganadora del Premio de Novela Corta de Lectura Fácil 2014.

Esta cita pretende que en la Comunidad de Madrid, y en el resto de nuestro país, las personas que tienen dificultades lectoras dispongan de materiales adecuados a sus necesidades para conseguir hacer realidad la democracia lectora; es decir, que toda persona tenga acceso a la información, a la literatura y a las noticias.

Los estudios advierten que más de un 30'% de la población tiene dificultades lectoras y de comprensión. Estas personas pueden beneficiarse de la metodología de Lectura Fácil.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir