Motorizados copan en 80% servicios de Traumatología

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 5 de febrero de 2014.- Anderson, de 19 años, lleva un mes hospitalizado en la sala de traumatología del Dr. José Gregorio Hernández de Los Magallanes de Catia, allí se ha instalado a sus anchas porque es incierto cuánto tiempo más pasará. Su padre le llevó una televisión y hasta pegó en las paredes un afiche de su equipo de beisbol favorito. Él es parte de las estadísticas de los pacientes que ingresan a los hospitales víctimas de incidentes con motos. En su caso recibió un tiro en la pierna derecho cuando intentaron robarle el vehículo.

Al menos 80% de los casos que ingresan por el área de Traumatología de los principales hospitales de la ciudad están relacionados con motos.

Pero no solo son los accidentes de tránsito, en el servicio de Cirugía de Los Magallanes al menos 30% de sus emergencias son heridos por arma de fuego o armas blancas en intentos de robos de motos, como le sucedió a Anderson.

En el Hospital Pérez Carreño, durante el año pasado, el doctor Dorth Arenas precisó que el servicio de Traumatología realizó unas 3.200 intervenciones de las cuales el 85% -2.700- fueron a motorizados.

La alta tasa de accidentes que involucran a los vehículos a dos ruedas se evidencia también en el primer informe del Observatorio de Seguridad Vial de Venezuela. De acuerdo con el documento, tres motorizados fallecen cada día en las vías del país y 95 resultan lesionados.

La historia es la misma en casi todos los servicios de Traumatología de los centros asistenciales. En el Magallanes de Catia, de las 36 camas que tiene la especialidad, 90% está ocupada por pacientes que han sufrido lesiones por incidentes que tienen una moto de por medio.

"Siete de cada diez emergencias que ingresan son por accidentes en moto", explica Giovanni Provenza, residente de Traumatología, es la situación en el Periférico de Coche.

En el caso de los robos, señalan los médicos, es una situación que se ha agudizado en los últimos tres años. "Antes se veía que robaban por zapatos o celulares…", apunta una especialista. Los casos aumentan durante fines de semana y quincenas.

Quizás lo que más preocupa a los especialistas, es que una vez hospitalizados los pacientes pueden tardar dos y hasta tres meses en salir del hospital y desocupar una cama. Traduciéndose en un colapso.

Casi 100% de esos lesionados requiere material de osteosíntesis – es decir, clavos, placas o tornillos-, pero el desabastecimiento de los centros de salud hace que no tengan ni siquiera gasas o envases recolectores de orina, mucho menos cuentan con aquellas piezas más especializadas.

La solución más eficiente es que el paciente costee de su bolsillo el material o asuma la larga espera.

El clavo más económico puede costar Bs 10 mil. Así que quienes no cuentan con el dinero, como Anderson, deben recurrir a otros recursos. En su caso, su padre, con informe médico en mano, buscará ayuda económica en Minsalud.

Rosa Torrealba, traumatóloga y miembro de la sociedad médicas del hospital de Los Magallanes de Catia, señala además otro factor que retrasa las intervenciones quirúrgicas en el recinto. Y es que al menos un 90% de los accidentados por moto allí tienen problemas de alcohol o drogas, por lo que deben someterse a un chequeo cardiovascular y neumonológico preoperatorio. La alta demanda en los servicios hace que solo la cita para el control tarde dos semanas.

El gasto más allá 

Roger Escalona, jefe del departamento de Cirugía del Hospital de Los Magallanes de Catia, hizo hace seis años un estudio de los costos que un politraumatizado genera. Los gastos directos, el valor de bienes y servicios usados para tratar el problema; los no monetarios, relacionados al efecto psicológico; multiplicadores económicos, que reflejan el impacto en el mercado laboral; y los sociales.

Para aquel entonces, el gasto promedio por día de hospitalización era de Bs 222. Ahora, según algunas estimaciones de médicos, el costo podría rondar entre 1.000 y 1.500 bolívares, tomando en cuenta lo que el paciente deja de producir, consume en medicinas y otros insumos, los gastos que acarrea a su familia y al hospital.

Desde 2008 para acá los costos se han elevado en más del 400%.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir