Muertes navideñas de 2017 que conmocionaron a los carabobeños

A pesar de los operativos policiales implementados en la época, la violencia dejó varias víctimas.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Muertes 2017
En la temporada decembrina de 2017 se enlutaron muchos hogares carabobeños a causa de la violencia.

Notitarde.- En diciembre de 2017 fueron activados extraordinarios operativos policiales que ayudaron a reducir el índice de criminalidad en el país y, por supuesto, en el estado Carabobo, de acuerdo con los reportes policiales emitidos para ese entonces. Sin embargo, muchos hechos delictivos se escaparon de las manos de las autoridades, entre ellos algunas muertes violentas. A continuación hacemos un recuento de los sucesos más impactantes de la época navideña del pasado año.

El viernes 1: El activista de los derechos humanos, Héctor José Flores, de 39 años de edad, fue asesinado de un disparo en el cuello al forcejear con dos delincuentes que intentaron robarlo cuando caminaba por vereda del sector Cumboto II, municipio Puerto Cabello. La víctima se dirigía a llevar a su hijo a la escuela; vecinos que escucharon las detonaciones auxiliaron a Flores y lo llevaron al Hospital Dr. Adolfo Prince Lara, donde falleció al ingresar.

Sábado 9: Un enfrentamiento entre bandas rivales, en el sector Alí Primera de Los Guayos, dejó como saldo a un niño de 9 años muerto por una bala perdida. La familia dormía en su humilde vivienda cuando comenzó el tiroteo en las adyacencias, intentaron resguardarse, pero notaron en seguida que su hijo menor estaba ensangrentado por un proyectil que atravesó los materiales de construcción de la vivienda y se alojó en la cabeza del pequeño. Al cesar el tiroteo los padres trasladaron al menor a la CHET, pero ya no tenía signos vitales.

sucesos
Familiares de las víctimas colmaron las adyacencias de la morgue de la CHET en Valencia. Foto: Notitarde

Lunes 11: Un doble homicidio ocurrido en la vivienda Rural de Bárbula, en Naguanagua conmocionó a sus habitantes. Una familia compartía alegremente hasta que un delincuente llegó a perturbar la paz. Gabriel Alejandro Guillén, de 21 años, se encontraba en la acera de su casa en su silla de ruedas, hablando por teléfono, cuando el maleante se acercó y, para robarle el celular, le disparó. El padrastro del joven, Abelardo Palencia (43), corrió a auxiliar a su hijastro y también fue herido de bala. Ambos murieron en el sitio a consecuencia de la gravedad de las heridas.

Viernes 22: Una adolescente de 14 años fue accidentalmente asesinada por un vigilante que manipuló una escopeta de manera errada, en el sector Bucarito, en Carlos Arvelo. Se conoció que la jovencita subió a la segunda planta de su vivienda a llevarle comida al cuidador, cuando a este se le escapó un tiro e hirió a la muchacha en el hombro derecho. La herida le causó la muerte de manera instantánea. El hombre, consternado por lo sucedido, se entregó a las autoridades.

Domingo 24: La víspera de Navidad se vio manchada de sangre inocente. Una niña de 9 años murió a causa de una bala perdida, en el sector Boca de Río de la parroquia Rafael Urdaneta. Se supo que la menor, su padre y hermano esperaban la llegada de los regalos del Niño Dios mientras la madre dormía. A las 11:30 de la noche el padre le pidió a su hijo de 21 años que sacara a la nena de la casa para distraerla y colocar los obsequios. El joven la llevó hacia el estacionamiento y de pronto se escuchó una detonación. Cuando volvió a la casa con la niña en brazos el padre vio que ella tenía una herida de bala en el abdomen. La llevaron a la CHET, donde fue intervenida, pero murió a las 7:30 p.m. del 25 de diciembre.

sucesos
Los traslados

Miércoles 27: Un padre enloquecido por los celos y con sed de venganza asesinó a su pequeña de 4 años estrangulándola. Romny Méndez, de 56 años, trasladó a su hija desde el estado Falcón hasta Valencia en contra de la voluntad de la madre de la niña. El hombre había celebrado con su bebé las fiestas navideñas y ese día se encontraban compartiendo con familiares. En un ataque de ira y bajo los efectos del alcohol, Méndez entró a la habitación que eventualmente compartía con la pequeña, aprovechándose del volumen de las gaitas que escuchaban, tomó a la niña por el cuello hasta matarla. Los familiares notaron que algo ocurría, pero cuando entraron al cuarto la pequeña ya se encontraba inerte. La llevaron a un ambulatorio cercano donde ingresó sin signos vitales.

Te puede interesar: Así fue la última publicación de la venezolana asesinada en Costa Rica

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
VIAJustine Quero
FuenteNotitarde
Compartir