Un muerto y 70 heridos en la Argentina en final del Mundial

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción internacional, 14 julio 2014.- Una persona murió, 70 resultaron heridas y más de 100 fueron detenidas en la Argentina por diversos incidentes en el marco de la final del Mundial de fútbol con Alemania, indicaron hoy fuentes oficiales. 

Un joven de 18 años falleció al caerse desde el estribo de un autobús urbano en la localidad bonaerense de Virrey del Pino, partido de La Matanza, durante los festejos previos a la final, informó el jefe de la Policía de la provincia de Buenos Aires, Hugo Matzkin. 

Tras el hecho, un grupo de vecinos de la zona atacó una de las terminales de la línea de autobús que protagonizó el accidente y prendió fuego al menos a ocho autobuses. 

En declaraciones al canal C5N, Matzkin también dijo que hubo 79 detenidos por los disturbios en territorio bonaerense durante la celebración del subcampeonato alcanzado por el equipo dirigido por Alejandro Sabella. 

El jefe de la Policía bonaerense puntualizó que en la provincia de Buenos Aires "los focos más grandes de los incidentes" estuvieron en las ciudades de La Plata, Mar del Plata y Junín. 

Los violentos disturbios que empañaron el festejo popular por el subcampeonato en el Mundial de Brasil 2014 se concentraron en la noche del domingo en el tradicional Obelisco del centro de la ciudad de Buenos Aires, donde unas 100.000 personas se reunieron para apoyar a la "albiceleste" pese a la derrota por 1-0 ante Alemania. 

El secretario de Seguridad nacional, Sergio Berni, dijo que fueron "planificados" los incidentes registrados en el centro de la capital argentina, que dejaron un saldo de 120 detenidos y 70 heridos. 

"No tengo ninguna duda de que esto fue totalmente planificado, hubo una planificación para que ocurriera esto y se pudiera generar un gran caos", declaró Berni a radio "La Red". Advirtió además que los agresores "tendrían relación con las 'barrabravas' (hinchadas violentas) de Chacarita e Independiente". 

Los festejos en el Obelisco se interrumpieron por desmanes generados por un grupo de personas que comenzó a arrojar piedras contra la policía. 

Los violentos destruyeron y saquearon comercios, un conocido teatro y un hotel, dañaron móviles de televisión y otros vehículos, robaron a transeúntes y turistas, prendieron fuego cestos de residuos y rompieron paradas de ómnibus. 

El director general del Servicio de Atención Médica de Emergencia (SAME), Alberto Crescenti, confirmó hoy que los disturbios en el centro de Buenos Aires causaron 70 heridos, entre ellos 15 policías. 

El jefe del Gabinete nacional, Jorge Capitanich, lamentó los incidentes y aseguró que "empañaron la fiesta popular de carácter espontáneo". 

"Lamentamos este tipo de episodios", declaró el jefe de ministros de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Capitanich destacó en tanto el "orgullo" que siente "el pueblo por la selección" y el "enorme esfuerzo" del plantel dirigido por Sabella. 

"Hacía 24 años que la selección no accedía a una final, y es importante que se han desarrollado 20 competencias desde 1930 a la fecha, cinco de las cuales nos han tenido como protagonistas en las finales, con dos campeonatos y tres subcampeonatos", remarcó el jefe de Gabinete. 

120 detenidos por robos y destrozos

El secretario de Seguridad, Sergio Berni , aseguró que los violentos incidentesregistrados anoche en el Obelisco durante los festejos por el subcampeonato de la selección argentina en el Mundial de Brasil fueron "planificados". Además, informó que 120 personas fueron detenidas durante la refriega en el centro porteño, que duró más de tres horas.

"Esto no fue producto de la casualidad, sino que fue planificado. Hubo una planificación para que ocurriera esto y que pueda generar un gran caos. Hemos podido trabajar con mucha paciencia, y pudimos separarlos para detenerlos", afirmó el funcionario, en diálogo con Radio La Red.

Alrededor de las 22, hordas de encapuchados se enfrentaron con la policía, rompieron las veredas en las avenidas Corrientes y 9 de Julio, saquearon comercios en los alrededores, ingresaron al teatro Broadway, agredieron a periodistas y fotógrafos, robaron a automovilistas que pasaban por el lugar y golpearon a las ambulancias del SAME. El director general del SAME, Alberto Crescenti, confirmó hoy que 70 personas, entre ellas 15 policías, resultaron heridas en los disturbios.

"Estaban todos muy alcoholizados. Tuvimos que actuar, a nadie la gusta actuar en un festejo. Actuar en esas condiciones es muy difícil, había criaturas y bebes, había que separar la paja del trigo", contó Berni, respecto del operativo desplegado por la Policía Federal, que intentó controlar a los encapuchados con gases lacrimógenos, balas de goma y agua de los camiones hidrantes.

"Cuanto auto pasaba, lo rompían y le robaban. Estuvo planificado, con mucha saña. Eran delincuentes que fueron a buscar el caos", señaló el funcionario.

Consultados por LA NACION, voceros de la Policía Federal evitaron responder si los manifestantes apresados anoche durante los incidentes continúaban detenidos o si ya habían sido liberados. "Esto es robo en poblado y en banda, un delito muy grave por lo cual no podrían ser liberados", advirtió Berni, en diálogo con radio Mitre.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir