Ni en carnaval cesan colas en los mercados (2348562)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, febrero 16 (Mar?a Laura Padr?n).- No son sombrillas playeras incrustadas en la arena, ni cavas llenas de hielo y bebidas para disfrutar a la orilla del mar. El bronceado no es producto del sol inclemente de una isla paradis?aca y en lugar de vendedores ofreciendo camarones, ostras y mariscos, los puesticos de heladitos c?tricos, agua y Nestea son los m?s constantes.

Desde la ma?anita empezaron a llegar camioneticas y veh?culos particulares a las adyacencias del Makro ubicado en Naguanagua. M?s de mil personas se congregaron frente al lugar para esperar que sus n?meros les fuesen asignados.

No vest?an trajes de ba?o, ni bermudas; tampoco sombreros coloridos, ni lentes oscuros. La necesidad de adquirir alimentos no se detiene, ni siquiera en carnaval cesan las colas en los supermercados. Despu?s de esperar un buen rato por los n?meros, ten?an que hacer una fila m?s para poder entrar.

Resulta que estaban vendiendo leche y se escuchaba el rumor de que tambi?n hab?a pollo. As? que dispuestos a llevarse estos productos a precios regulados, permanecieron toda la ma?ana esperando su turno. All? algunos parec?an tomar el sol sentados y acostados en el pavimento.

La se?ora Hilda Su?rez ten?a el n?mero 838. Sab?a que su d?a apenas comenzaba. Calculaba que le faltaban unas cuatro horas m?s de espera. Pero dos kilos de leche  al precio que es lo val?an, pues desde hace meses no llega a su comunidad. Su hija tiene dos ni?os peque?os que necesita alimentar con teteros y no pueden seguir permiti?ndose pagar el triple de lo que cuesta en unas bodegas que est?n cerca de casa.

Y es que para muchos la prioridad en estos momentos no es ir a disfrutar de un d?a de playa o monta?a; sino encontrar los alimentos que tanto escasean.  Estamos en Playa Seca , expres? el se?or Alfredo Guzm?n, quien desde las 8:00 de la ma?ana empez? a hacer su cola frente al supermercado Makro de San Diego. ?l, junto a m?s de cien personas, aguardaba paciente para comprar harina, papel sanitario y aceite. Se proteg?an el rostro con trozos de cart?n.

Hab?a dos colas: un grupo de 50 personas pasaba primero, el otro llegaba despu?s, y as? sucesivamente. G?nesis Prado manifest? que est? aprovechando que hay  poca gente , pues est?n disfrutando del carnaval en otros lados.  Hoy la cola est? corriendo rapidito; seguramente el mi?rcoles es que todos se van a alborotar , dijo.

Esta gran afluencia de personas fue aprovechada por los vendedores ambulantes que ofrec?an no solo comidas y bebidas; sino incluso bolsas de basura y sacos para cargar las compras, tel?fonos y banquitos en alquiler. Tambi?n hab?a quienes vend?an sus puestos.

En tanto, los establecimientos que luc?an sin gente afuera, era porque no estaban dotados con los productos de primera necesidad. As? que hay quienes eligen otras alternativas para suplir lo que no consiguen. Panes para preparar hamburguesas o tortillas para cocinar tacos, son una opci?n que sustituye la harina.

Adem?s de la lucha contra la escasez a la que se enfrenta la gente, est?n los altos precios de los productos.  Todo est? caro, uno no sabe qu? comprar , exclam? Mar?a Reyes, cuando iba saliendo con dos bolsas de un mercado de La Isabelica. En esta oportunidad prefiri? quedarse en su casa.

 Solo compramos vegetales y las pocas cosas que se consiguen , coincidi? con ella la se?ora Luisa Silva, quien junto a su esposo fue a hacer su mercadito.

-?Ir?n a alg?n lado en este carnaval?

-Qu? vamos a estar saliendo, si no tenemos comida en la casa, respondi? Silva.

Distribuci?n de productos en

los mercados sigue intermitente

Los productos regulados solo siguen llegando a los mercados en momentos muy puntuales. La distribuci?n contin?a intermitente. La situaci?n en cada uno de los establecimientos es diferente; pero hay ciertas constantes que no pueden pasarse por alto.

El precio de las hortalizas y verduras, por ejemplo, est? alto. El kilo de cebolla y papa se consigue en 80 bol?vares, el de tomate en 90 bol?vares; la lechuga y el br?coli sobrepasa los 100 bol?vares.  En los mercaditos de afuera est?n m?s baratos , asegur? la se?ora Mar?a Elena D?az.

Productos esenciales de higiene personal siguen ausentes. Lo que m?s resalta en los anaqueles son toallitas h?medas, cremas para peinar, desmaquillantes y algodones. El champ?, las toallas sanitarias, el desodorante y el jab?n parecen ser cosa del pasado.

En un mercado ubicado en Plaza de Toros, al sur de Valencia, ten?an una caja de desodorantes tipo aerosol para mujer que despachaban en la caja mientras las personas pagaban. El precio era de 60 bol?vares cada uno. Solo vend?an dos unidades.  Sencillamente volaron , coment? una de las cajeras.

En este mismo sitio, la carnicer?a fue cerrada hace tres meses debido a las persistentes dificultades en el abastecimiento de carne y pollo. En los mercados visitados hay neveras que est?n desconectadas; otras tienen carteles que indican que est?n en mantenimiento. Lo cierto es que no est? a la venta carne de res en ninguna de sus presentaciones; y la carne de cerdo es la que llena las neveras.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir