¿No tiene asesores?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Al paso que vamos da la sensación de que Nicolás Maduro, identificado hoy ante los ojos del mundo como “el carcelero  del liderazgo opositor”, es huérfano de asesores. Al no encontrar otra explicación que el montaje del famoso “golpe  para encarcelar al alcalde Ledezma”, diríamos que se fue por la calle del medio pisoteando todo principio ético de un Jefe de Estado para asumir las atrocidades propias en un gobierno forajido. En el tratamiento dado a los expresidentes Andrés Pastrana de Colombia y Sebastián Piñera de Chile en una simple visita a Leopoldo López, no hubo quien dijera que cerrarles el paso a estos  personajes era como adelantar  una fisura que pudiera ocasionar alteraciones nada deseables en las relaciones con estos dos países: nadie alertó a Maduro  sobre tamaña torpeza.

Revisando el cuadro de la economía, el enfermo está grave. Se derrumbó lo poco que quedaba: un país endeudado y sin posibilidad de honrar los compromisos;  un parque industrial en ruinas y miles de industrias quebradas, más la incógnita de un comercio en general castigado por la escasez de insumos para el desenvolvimiento de sus actividades. En la herencia que le dejó su padre político está la comercialización de los alimentos que consumen los venezolanos; desleal competencia de un gobierno que, apostando a la quiebra del mercado natural que abastece a la población, ha ampliado su cadena de centros populistas dentro de una función pulpera y vergonzosa: ministros vendiendo pollo.

Hay rumores en los cuarteles pero sumisión ante su presencia.   La sensación en la calle es la de un “prisionero” de quienes le estimulan el culto a la personalidad y la inspiración en el insípido y fastidioso discurso. Los que lo  aconsejan o le calientan la oreja pueden estar en sus cercanías, en el partido  o dentro del propio palacio, pero asesores políticos no son. Leopoldo López rebasó los límites de su alcance tras las rejas de su prisión;  el mal manejo  comienza en el mismo momento de su entrega, admitiéndolo Maduro como un trofeo obtenido en su ego imaginario.  Leopoldo y Ledezma, convertidos en presos políticos de estatura internacional, hoy estremecen todos los escenarios donde la libre expresión de la democracia y el respeto a los derechos humanos han manifestado su rechazo al sistema totalitario  imperante en Venezuela. ¿No tiene asesores o hay una carta escondida bajo la manga? 

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir