No todo es diálogo

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Una parte de quienes atacan al diálogo como colaboracionismo o traición saben lo que hacen. Exageran una diferencia, movilizando sentimientos elementales, para utilizarla como una garrocha para subir su influencia.  

Hay una desesperación competitiva cuya relevancia es el daño a la unidad. 

Por eso hay que enfrentar con determinación los ataques de esa minoría. Y porque la impaciencia, la radicalización del discurso, las propuestas desvinculadas de sus posibilidades de realización, la pretensión de lograr el objetivo final de un manotazo, es un atajo hacia la derrota. 

Enfrentar estas posiciones exige desmontarlas argumentalmente. Silenciar el cañoneo bajo contra la MUD. Evitar un clima que conviene al gobierno, cuando su debilidad creciente lo lleva a empujar al país al infierno.    

Debilitar a la MUD es debilitar el cambio. El interés general pide sumar el máximo de sectores y voluntades a una misma causa. Esto incluye a quienes piden que la actual dirección de la MUD sea sustituida por ellos. Hay que reorientar a quienes quieren eliminarle la “n” a Vente. Hay que ser tolerantes con una figura del valor simbólico de María Corina, porque al margen de cual sea su peso político real, es necesaria.

Curiosamente, son los adversarios del diálogo quienes lo convierten en el centro de gravedad de toda la política. Pero no todo debe ser diálogo, aunque en crisis como la nuestra sea una herramienta indispensable de victoria. Ahora y después del triunfo.

Ese debate no debe paralizarnos, ni sustituir la discusión sobre el sentido que debe adquirir la calle, sobre la inevitabilidad de neutralizar o atraer públicamente a instituciones y figuras que  avalan al régimen, sobre la formulación de una oferta creíble para quienes están en la otra comarca, para trabajar juntos por la formación de un  gobierno de integración nacional. Hay que ver hacia el país. 

La decisión de la MUD de mantenerse abiertos al diálogo, pero retomarlo sólo si el gobierno cumple los acuerdos, es correcta. Recomponer su Agenda, revisar su ruta y alcanzar un manejo eficaz de la contradicción entre el país y el gobierno es urgente. 

También ha abierto una puerta para que Voluntad Popular, se diferencie adentro para fortalecer a la MUD afuera. Buena parte de las posiciones de VP nos recuerdan que no toda posición radical es radicalismo. Barramos hacia adentro.

 Además de exigir los puntos concretos que demandó la oposición al gobierno, hay que aclarar cuáles son los objetivos extramesa dentro de una práctica que aplique el diálogo, como una verdadera forma de lucha. No una taima.

Hoy no estamos para suponer que el diálogo transcurrirá como una línea recta y armónica, ni que dará resultados que sólo surgirán al final. 

Hay que pensar,  fuera de la rutina, sobre qué nos falta para salir de este régimen con los menores costos posibles para el país. El gobierno busca ganar tiempo, nosotros cómo y donde recortárselo. 

@garciasim

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir