Sobre NO Votar, debemos reflexionar

EL PAÍS QUE QUEREMOS.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Miguel Antonio Parra Giménez
Columnista, Miguel Antonio Parra Giménez

Como en otras ocasiones he señalado, vienen días inéditos para la política en Venezuela. Los actores y espectadores del accionar político nacional han estado acostumbrado en los últimos sesenta (60) años a una política institucional, por lo que se han venido planteando escenarios tradicionales y esto desde hace un tiempo para acá ya no es igual. En los actuales momentos hay desconexión del liderazgo nacional con el ciudadano de a pie, esto es evidente cuando la apreciación del comportamiento electoral es distinta entre los consultores de opinión y la clase dirigente.

Cualquiera que hoy en día se dirija a pulsar la opinión pública sobre la gestión del Presidente Maduro en los mercados, farmacias, hospitales, terminales de pasajeros, es decir en cualquier lugar de concentración de ciudadanos, basta con solo comentar que “el tipo aspira quedarse seis (6) años mas con tu voto” para que enseguida se forme la algarabía, y comiencen los insultos. Esta medición es infalible, cuando se quiere medir la popularidad de un mandatario que pretende la reelección, allí la gente deja caer su opinión ya sea en favor o en contra. Hoy aun con esta medición empíricas pero que nunca falla, podemos afirmar que Maduro no gana ni con trampa.

Lo que resulta insólito es, que contando la oposición con tal opinión a favor, un factor importante de venezolanos mantenga a rajatablas la decisión de abstenerse a acudir a elegir a un nuevo presidente. Hoy Creo que se hace obligatorio recapacitar frente a esta decisión, ya que las oportunidades en la vida se pintan calvas y esta es una de ellas para que Venezuela logre conseguir el cambio y salir de este atolladero frente al que nos encontramos.

Lo lógico y sensato para acudir a una justa electoral o enfrentar a un régimen como el que se vive en Venezuela, era que los partidos y las instituciones se avocaran a construir la UNIDAD NACIONAL antes de que estas fueran convocadas, la pregunta obligada es ¿Por qué no se hizo?  Reflexionando sobre cuáles fueron las razones reales para no lograrlo, concluyo que no hubo ni interés ni voluntad, dedicaron su tiempo a tratar de hacer de su partido u organización, la fuerza donde se concentraría la unidad. Craso error.

Así mismo podemos señalar, que los otros dos (2) elementos necesarios para enfrentar con éxito al régimen actual, (habida cuenta que se tenia tiempos suficiente para lograrlo) son: a.- El Consenso para escoger al candidato y b.- Organizar la plataforma electoral para la defensa del sufragio. Surge de nuevo la pregunta: ¿Por qué no se logró? La respuesta es sencilla, una conlleva a la otra. El Consenso, no era posible, cada organización o partido quería imponer su candidato, esta era otra razón que impedía se lograra construir la UNIDAD NACIOAL, por lo que sin unidad y sin candidato quien construía la plataforma electoral, pues nadie, queda así respondida las preguntas.

Ahora bien, si no se logró construir estos elementos, ¿serán estas las razones para no acudir a la elección presidencial?, ¿Será el llamado a la abstención la mejor excusa para esconder el egoísmo, la irresponsabilidad y la falta de compromiso del liderazgo nacional? Se debe reflexionar.

En estos momentos la política en Venezuela se juega con varios tableros a la vez, a diferencia del régimen, la oposición no logra tener claro su objetivo para generar el cambio. Esta planteada la oportunidad de lograrse con el voto popular y el acompañamiento de la gente. De todos estará lograrlo. Debemos reflexionar.

@miguelparrag

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.