"Nos corresponde ser luz en medio de la oscuridad del país" (2099347)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, febrero 1 (Karen Grisel Mendoza).- Concurrida estuvo la Catedral de Valencia la ma?ana de ayer, a prop?sito de la ordenaci?n sacerdotal de los di?conos Rafael Paredes y Franklin Ram?rez, quienes luego de ocho a?os de discernimiento vocacional, dieron su s? definitivo a Dios, durante una emotiva ceremonia presidida por monse?or Reinaldo Del Prette, arzobispo de Valencia, y concelebrada por sacerdotes del clero valenciano.

Monse?or Reinaldo Del Prette inici? la eucarist?a manifestando su alegr?a por la incorporaci?n al cuerpo presbiteral de dos nuevos sacerdotes. “Conc?deles Se?or a estos hijos tuyos perseverar al servicio de tu voluntad”, or?.

Tras la lectura del Santo Evangelio seg?n San Juan, el Arzobispo dedic? la homil?a a la vocaci?n sacerdotal, la cual defini? como “un regalo absolutamente de Dios, una iniciativa de ?l que nadie entiende”.

“Hoy, despu?s de m?s de ocho a?os de estudios, estos muchachos han venido libremente como el profeta y han dicho `Aqu? estoy Se?or para hacer tu voluntad’. La vocaci?n es misi?n permanente. El secreto para ser un buen sacerdote es amar a Jes?s, identificarse con ?l”, expres?.

Luego, postrados ante el altar, se entonaron las impresionantes letan?as de los Santos, invocando a aqu?llos que por haber vivido profundamente el Evangelio, sean modelos e intercesores ante Dios por los nuevos presb?teros.

El momento central del rito de ordenaci?n sacerdotal se efectu? cuando el Arzobispo impuso sus manos en silencio sobre las cabezas de ambos aspirantes, instante en el que or? por la incipiente vida sacerdotal de los ahora presb?teros.

Tras la unci?n con crisma de las manos de ?stos, el arzobispo record? que tal signo obedece a una gracia especial que Dios concede a los sacerdotes que d?a tras d?a hacen posible el milagro de la Eucarist?a.

“Ungimos sus manos para que est?n siempre dispuestos a bendecir y transformar el pan y el vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo”.

Acto seguido, fueron revestidos por otros sacerdotes con estolas y casullas, vestiduras que simbolizan al pastor que lleva a las ovejas sobre sus hombros, al maestro que ense?a a sus disc?pulos y conduce las almas hacia la vida eterna, as? como la caridad que cubre todos los pecados. En ese momento, los nuevos consagrados a Dios recibieron el c?liz y la patena, s?mbolos del Santo Sacrificio de la Misa que a partir de ese momento ya pueden celebrar.

“La fe en Dios es suficiente

raz?n para seguir adelante”

El presb?tero Rafael Enrique Paredes L?pez, proveniente de la parroquia Nuestra Se?ora de La Candelaria, coment? que fue en esa Iglesia donde sinti? hace algunos a?os atr?s el llamado de Dios a la vida sacerdotal. Por ese motivo decidi? dejar a un lado la carrera de medicina que hab?a emprendido en la Universidad de Carabobo y corresponder “el llamado de Dios”.

“Desde ni?o particip? en la infancia misionera y serv? como monaguillo, siempre estuve muy activo sirviendo en la iglesia. En el a?o 2004 empec? a estudiar medicina en la Universidad de Carabobo, estando en el tercer a?o inici? mi proceso vocacional. Fue necesario dar el paso y el 24 de septiembre de 2006 empec? en el Seminario Mayor Arquidiocesano Nuestra Se?ora del Socorro”, record?.

Expres? que desde julio es parte del equipo de formadores del Seminario, donde permanecer? hasta que Dios disponga.

“Les pido a todos no desfallecer en medio de las dificultades, la fe en Dios es suficiente raz?n para seguir adelante, sabemos que Dios nos ama mucho y siempre permanece a nuestro lado. Les invito a vivir con pasi?n todo lo que hagan”.

Pr?ximo a cumplir 27 a?os de edad, el padre Rafael celebrar? hoy su primera misa en la parroquia Nuestra Se?ora de la Candelaria, a las 10:00 de la ma?ana.

“Vale la pena optar

por la vida sacerdotal”

Oriundo de Montalb?n, el presb?tero Franklin Jos? Ram?rez Ram?rez recuerda lo impresionado que qued? al ver por primera vez a un sacerdote. Era el padre Rudy Rajk, quien no solo le dio el Cuerpo de Cristo, sino que tambi?n le motiv? a vivir la vida de fe de una manera diferente.

“Yo era un muchacho com?n y corriente, pero en bachillerato decid? mejorar mi rumbo de vida, lleg? el momento de elegir si estudiar educaci?n o arquitectura civil, en ese proceso me sugirieron que asistiera a un proceso vocacional que se realizar?a en el Seminario de Valencia, as? lo hice. Fueron unos momentos maravillosos”.

El padre Franklin recuerda que desde el primer encuentro le llam? la atenci?n el estilo de vida que llevaban los seminaristas, “me gustaban mucho los libros que siempre cargaban los muchachos, luego supe que se trataba de la liturgia, eso de estudiar teolog?a y filosof?a me atrap?, vivir la vida de una manera diferente”, expres?.

Tras la ordenaci?n y con la finalidad de seguir colaborando con el Departamento de Medios de Comunicaci?n de la Arquidi?cesis de Valencia, se encuentra actualmente ejerciendo su ministerio en la parroquia Corpus Christi de Naguanagua.

“Fuimos ordenados sacerdotes en una etapa bastante crucial, en una etapa de angustia y desesperanza que vive nuestro pa?s, nos corresponde ser luz en medio de la oscuridad, ser esperanza, es motivador, es apasionante. Vale la pena optar por la vida sacerdotal, no es un trabajo de capilla, va m?s all?, es motivador sentirse que uno es sacerdote y que estamos trabajando en construir el pa?s que todos necesitamos”.

El presb?tero Franklin Ram?rez celebrar? hoy su primera misa en la parroquia La Inmaculada Concepci?n de Montalb?n, a las 5:30 de la tarde.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir