Número de billetes de Bs 100 aumentó 186% en los últimos dos años

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 21 de enero de 2014.- “¿Señor le puedo pagar el estacionamiento con un billete de 100?, pregunta la señora Josefina Campos. La respuesta es casi de inmediata: “¡Claro!, no hay problema”.

Esta conversación deja entrever lo que en los últimos años sucede con la política monetaria del país. El incremento significativo de la liquidez monetaria y de la inflación , ha obligado a las autoridades a emitir un mayor número de billetes de alta denominación.

Cancelar hoy en día un bien o servicio con un billete de 100 bolívares molesta ya a muy pocos vendedores que deben entregar el “vuelto” en sencillo.

Cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) revelan que al cierre del año 2013 existen unas 846,8 millones de piezas de billetes de 100 bolívares, lo que refleja un alza de 186,8% entre 2012 y 2013.

Estos números se hacen más significativos al compararlos con el número de billetes de esta denominación que imprimió el BCV durante el primer año de ejecutada la reconversión monetaria. En 2008 existía en el cono monetario unas 42,9 millones de piezas, lo que refleja un aumento de 1.873% en los últimos cinco años.

Desde que se eliminaron los tres ceros a la moneda, varios analistas advirtieron que las monedas de baja denominación no tendrían una larga vida útil, debido a la composición de los precios existentes en el país.

El economista Ronald Balza ha señalado que en la distribución de los 22.529 precios y tarifas del Índice de Precios al Consumidor en marzo de 2007, se indicó que los precios por debajo de Bs. 1 representaban 5,52% del total de los bienes. “Pero esta proporción pudo haber disminuido aún más en los últimos años ante el alza de la inflación”, acotó.

Destaca que en la proporción actual del cono monetario se observa que la inflación ha hecho que la población maneje un mayor número de billetes.

“Debido a la pérdida de poder de compra y a medida que aumenta la tasa de inflación, también se incrementa la remuneración a los trabajadores, por lo tanto se requiere de un mayor número de billetes de más alta denominación”, explicó Balza.

En las cifras del BCV se observa igualmente que en el período de dos años el aumento de las piezas de Bs. 50 fue de 124,3% y desde 2008 de 262,9% al pasar de 219,7 millones de billetes a 797,3 millones en 2013.

Mientras que el billete de Bs. 20 reflejó un incremento de 117% y en los últimos cinco años de 68% al pasar de 378,8 millones de piezas a 636,9 millones. Este billete reflejó caídas en los años 2009, 2010 y 2011 debido a que registraron un mayor deterioro por lo cual las piezas fueron sacadas de circulación. En los años siguientes el BCV se encargó luego de imprimir y reponer las piezas.

Igual sucedió con la impresión de billetes de Bs. 10 que aunque registra un alza de 87,3% entre 2012 y 2013, reflejó disminuciones en la cantidad total de piezas en los años 2010 y 2011. 

Por su parte, los billetes de Bs. 5 y Bs. 2 registraron un alza de 117,2% y de 137,8% desde el año 2008 hasta 2013.

Consecuencias de la liquidez

Un mayor gasto ejecutado por el gobierno y su consecuente incremento de la liquidez también ha obligado al ente emisor a la ampliación del número de piezas.

El economista Jesús Casique resalta que la impresión de dinero inorgánico por parte del BCV, a través de la creación del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), el financiamiento del ente emisor a Pdvsa, han impulsado la inflación.

Precisamente en los últimos años la liquidez registra incrementos significativos, aunque para los economistas la preocupación mayor es el acelerado ritmo de crecimiento de los recursos en bolívares.

De acuerdo a las cifras del BCV la liquidez monetaria registra un aumento de 171,8% al pasar de Bs. 444.975 millones al cierre de 2011 a Bs. 1.209.777 millones al término de 2013, precisamente los años en que ha incrementado el número de billetes de alta denominación.

La impresión de estas piezas ha crecido más que la acuñación de monedas de Bs. 1 y de Bs. 0,50, las cuales reflejan un aumento de 57,1% y de 45,6% entre 2012 y 2013.

Actualmente existen unas 2.865 millones de monedas en circulación, versus los 3.621,9 millones de billetes que pasan de manos en el torrente financiero.

Las monedas de Bs. 0,01 y Bs. 0,05, así como las de Bs. 0,10 registran montos bajos en la acuñación de nuevas piezas.

Balza resalta que es idóneo contar con las piezas suficientes para dar “el vuelto”, pero éste tiene que estar en correlación con los menores precios. “El BCV pudo ahorrar recursos si hubiera evitado la acuñación y distribución de monedas sin valor, al tiempo, que no estarían reponiendo billetes de 2 y de 5 bolívares que se destruyen rápidamente”.

Casique asegura que la meta de inflación del Gobierno de 22%y 24% para 2014 resulta inviable. Especialmente porque de pasar sectores de Cadivi al Sicad, habrá una devaluación implícita que indudablemente incrementará los niveles de inflación y por ende afectará aún más la capacidad de compra del venezolano.

“El Gobierno además no tiene disciplina fiscal y monetaria”, y reiteró que una vez más se evidencia que los controles de precio y de cambio resultan “inconvenientes” para contener el alza de la inflación.

“Los controles no han evitado la fuga de capitales y de la caída de las reservas internacionales. Igualmente en la medida en que aumenta la liquidez monetaria de manera desbordada con bajos niveles de oferta de bienes y servicios es prácticamente imposible poder contener la inflación”, destaca el también director de Capital Markets. 

Representantes del Directorio del BCV señalaron en 2013 que no está prevista la revisión del cono monetario y que se mantendrá la actual denominación de las monedas y billetes. Esto a propósito de algunos rumores que indicaban la posible circulación de billetes de Bs. 200 y de Bs. 500.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir