Obama pide escuchar a todos en velada crítica a Cuba y Venezuela

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Ciudad de Panamá, 10 abril 2015.-  El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abogó hoy por escuchar a todos los sectores de la sociedad civil, más allá de si tienen razón o no, en una crítica velada a los gobiernos de Cuba y de Venezuela. 

"La sociedad civil constituye la conciencia de nuestros países, es el catalizador de los cambios, por eso las naciones fuertes no temen a los ciudadanos activos y acogen a los ciudadanos que hablan abiertamente, aunque no siempre tengan la razón", señaló Obama en la ceremonia de cierre del Foro de la Sociedad Civil, que se organizó en paralelo a la Cumbre de las Américas en Panamá. 

"La pregunta no es si siempre tenemos razón, sino si tenemos una sociedad en la que ese debate se puede llevar a cabo", añadió en el foro, del que hoy se retiró la delegación de activistas oficialistas de Cuba por la presencia de disidentes. 

Obama saludó la presencia de representantes de la sociedad civil cubana por primera vez en la Cumbre de las Américas. Cuba participa por primera vez en la cita regional tras el deshielo diplomático con Estados Unidos, anunciado en diciembre. 

El mandatario estadounidense dijo que espera que este proceso de normalización de relaciones "mejore la vida de todos los cubanos". "No porque seamos nosotros los que lo imponemos, sino a través del talento, la creatividad y la conversación entre los cubanos de todos los estratos de la sociedad, para que sean ellos los que decidan cuál es el mejor recorrido para llegar a su prosperidad", aclaró. 

Obama admitió que a medida que avance el proceso de recomposición de las relaciones con Cuba habrá diferencias en muchos aspectos, "como ocurre con otros países de las Américas". "No hay nada malo en eso", consideró. 

Además, dijo que su país trabajará para abrir los espacios que se cierran para la sociedad civil. "Cuando se hacen esfuerzos para alejarlos del mundo, intentaremos conectarlos entre ustedes, cuando son silenciados, intentaremos hablar junto a ustedes y cuando son reprimidos los ayudaremos a fortalecerlos", señaló. 

Panamá fue escenario estos días de diversos enfrentamientos verbales, que en algún momento pasaron a ser físicos, de activistas oficialistas y opositores cubanos. En ese marco, los simpatizantes del gobierno de Raúl Castro decidieron este viernes abandonar el Foro de la Sociedad Civil. 

"Nuestra delegación ha resuelto no participar en el diálogo de la sociedad civil y los actores sociales con los gobiernos previsto para la tarde de hoy", señaló la delegación oficialista en un comunicado. 

"Hemos tomado esta decisión después de reflexionar colectivamente acerca del escenario que se ha diseñado en el Foro de la Sociedad Civil para forzarnos a compartir con mercenarios pagados desde el exterior", agregó el texto en alusión a los opositores. 

Los oficialistas se negaron a reconocer a los opositores y los acusaron de usurpar la representación de la "verdadera" sociedad civil de la isla. A Panamá llegaron también varios activistas cercanos al exilio anticastrista cubano afincado en Miami. 

Pero además en los foros paralelos hubo reclamos por la situación de los derechos humanos en Venezuela. Los activistas opositores pidieron la liberación de los líderes detenidos, como el alcalde de Caracas Antonio Ledezma o Leopoldo López, acusados por el gobierno de Nicolás Maduro de orquestar un golpe de Estado en su contra. 

"Tenemos que ser muy claros que cuando hablamos en nombre de alguien que ha sido encarcelado por la única razón de que dijo su verdad al poder, cuando ayudamos a una organización que está intentando fortalecer a un grupo minoritario dentro de un país para lograr mayor acceso a recursos, no lo hacemos para satisfacer nuestros propios intereses, lo hacemos porque creemos que es lo correcto", señaló Obama. 

Venezuela seguramente será también tema de debate entre los más de 30 jefes de Estado y de gobierno que participan de la cumbre, que se inaugura oficialmente en la noche de hoy. Estados Unidos fue cuestionado por gran parte de los gobiernos de la región por declarar a Venezuela una "amenaza inusual" para su seguridad. En los últimos días, Washington y Caracas dieron señales de querer bajar el tono al conflicto. 

Obama intentó rebatir uno de los argumentos utilizados para cuestionar las sanciones y aseguró que su país no intenta inmiscuirse en los asuntos de otros países. "Respetamos las diferencias entre nuestros países. Los días en que nuestra agenda en el hemisferio presuponía que Estados Unidos podía interferir impunemente han terminado", aseguró. 
 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir