Obama llega Malasia para estrechar lazos en su gira asiática

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Kuala Lumpur, 26 abril de 2014.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó hoy en Kuala Lumpur en la tercera escala de su gira asiática que tiene el objetivo de estrechar lazos y aumentar la hegemonía estadounidense en la región. 

Obama, que arribó procedente de Seúl a la base de la Real Fuerza Aérea de Malasia en Subang, se convirtió en el segundo presidente de los EE.UU. que visita este país del Sudeste Asiático, tras el viaje que realizó Lyndon B. Johnson en 1966. 

"¡Cómo me gustaría darle la mano a Obama", escribió un usuario malasio en Twitter, que se ha llenado de mensajes de bienvenida al mandatario, aunque también bromas y alguna queja por los problemas de tráfico que provocará su visita de poco más de un día de duración. 

El presidente estadounidense se desplazó nada más llegar a la Plaza del Parlamento, donde junto al Rey de Malasia, Abdul Halim Mu'adzam Shah, ha presenciado la inspección de la guardia de honor. 

Mañana la agenda de Obama comienza con una visita a la Mezquita Nacional para luego mantener una reunión con el primer ministro malasio, Najib Tun Razak, tras la cual está previsto una rueda de prensa conjunta. 

Obama se desplazará mas tarde al Centro de Innovación y Creatividad donde Malasia acoge un Foro de Emprendedores y posteriormente participará en un encuentro con jóvenes estudiantes de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN). 

Al finalizar este encuentro, el presidente estadounidense se reunirá con representantes de la sociedad civil malasia. 

En la que ya ha sido considerada por los medios locales como una visita "histórica", las autoridades de este país de mayoría musulmana esperan que la estancia de Obama incremente la relevancia de Malasia en la diplomacia internacional. 

La visita del presidente estadounidense se centrará en propiciar avances en materia comercial con un impulso a las negociaciones para lograr avances en la firma del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, en sus siglas en inglés). 

Las autoridades malasias están preocupadas por los efectos que el futuro tratado tenga en sus políticas en el tabaco, que la industria tabacalera tacha de contrarias al libre comercio. 

También temen que las estricta defensa de EE.UU. de la propiedad intelectual afecte negativamente al mercado malasio y limite la entrada de medicamentos genéricos más baratos. 

Obama aún no cuenta con la autorización del Congreso y el Senado para implementar el acuerdo una vez sea firmado, lo que crea desconfianza en sus socios. 

El TPP es un acuerdo de libre comercio firmado en 2005 entre Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur, y al que ahora buscan agregarse ocho países: Australia, Canadá, Estados Unidos, Japón, Malasia, México, Perú y Vietnam. 

La desaparición del avión de Malaysian Airlines el pasado 8 de marzo será otro de los temas que aborden Obama y el primer ministro malasio. 

Las autoridades malasias, que han sido criticadas por la prensa oficial china por la falta de transparencia en la investigación del siniestro, han agradecido la pronta ayuda ofrecida por Estados Unidos, que tenía tres ciudadanos a bordo. 

Su última aportación ha sido el vehículo no tripulado Bluefin-21 que rastrea el fondo marino en un área del océano Índico situada a más de 1.500 kilómetros al oeste de Australia en busca de las cajas negras o restos del aparato. 

Najib, en el poder desde 2009, ha mantenido una relación más amistosa con Estados Unidos que sus predecesores, aunque su dependencia económica de China es cada vez mayor. 

"Creo que ésa es la llave para la futura estabilidad y prosperidad para toda la región: Cómo gestionar la relación entre los Estados Unidos y China", dijo el primer ministro malasio en una entrevista reciente con el diario "Wall Street Journal". 

"No queremos vernos en una situación donde tengamos que elegir uno sobre el otro", puntualizó. 

Organizaciones como Human Rights Watch o Amnistía Internacional han pedido a Obama que aborde las supuestas violaciones de los derechos humanos en Malasia como la persecución judicial del líder opositor, Anwar Ibrahim, o los abusos denunciados por detenidos bajo custodia policial. 

Otros asuntos espinosos son las leyes que conceden privilegios a la mayoría malaya, frente a las minorías de origen indio y chino, una política criticada como discriminatoria por Estados Unidos. 

Después de su visita a Japón y Corea del Sur, Obama partirá el lunes hacia Filipinas en la que será la última escala de su gira asiática. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir