ONU "Medidas judiciales y no judiciales" son necesarias en proceso FARC

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

Bogotá, 16 mar (dpa) – La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en Colombia consideró que para "construir una paz verdadera" es necesaria la aplicación de "medidas judiciales y no judiciales" a miembros de las FARC que se desmovilicen tras un eventual acuerdo con el gobierno, según un informe publicado hoy.

 
El texto anual que el organismo internacional entrega sobre la situación de derechos humanos en el país enumera varias recomendaciones al gobierno del presidente Juan Manuel Santos para el diálogo que celebra desde 2012 en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). 

"Colombia debe desarrollar medidas judiciales y no judiciales para que la sociedad en su conjunto haga frente a las violaciones a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario ocurridas en el pasado", señala el texto presentado este lunes por el representante de la ONU en Colombia, Todd Howland. 

Según la organización internacional, más allá de condenas se deben aplicar medidas como "el reconocimiento de responsabilidades, el arrepentimiento, las garantías de no repetición y la participación en acciones transformadoras". 

La ONU aclara además en el documento que las "medidas de reducción o cumplimiento de penas alternativas, para todas las partes en el conflicto" no implican "la amnistía para el genocidio, los crímenes de lesa humanidad, los crímenes de guerra y otras violaciones graves de los derechos humanos". 

Asimismo, el texto se refiere a la participación de las víctimas en la mesa de negociaciones y en sus peticiones como afectados por el conflicto armado interno que vive el país desde hace medio siglo. 
"Las negociaciones deben tener en cuenta las diferentes perspectivas de aquellos afectados por el conflicto armado, como son las víctimas de violaciones y de desplazamiento, las mujeres, los defensores de derechos humanos, las comunidades étnicas y los niños utilizados por los grupos armados, y debe buscarse activamente su participación", indica. 

Aunque la Organización de las Naciones Unidas reconoce los esfuerzos del gobierno colombiano para alcanzar la paz en el país con la firma de pre acuerdos en tres de los cinco puntos de la agenda, centra su atención en la persistente violación de derechos humanos de parte de las FARC, del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de bandas criminales. 

En ese sentido, el organismo llama específicamente a las FARC y el ELN, grupo que inició acercamientos con el gobierno hace un poco más de un año en busca de un diálogo, a "respetar los derechos humanos y el derecho internacional humanitario con respecto a las infraestructuras civiles, la población civil". 

Para la organización el papel del Estado en un eventual posconflicto es fundamental para evitar la creación de grupos criminales conformados por desmovilizados y asegura que este "debe invertir en maximizar las oportunidades económicas y de trabajo para los jóvenes que les ofrezcan alternativas viables para no unirse a las bandas". 

Finalmente, la ONU considera que la Fiscalía General debe adoptar una investigación a profundidad que determine las responsabilidades e intereses en los casos de ejecuciones ilegales que involucran a casi 4.000 miembros de la fuerza pública.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir