Un sector de la oposición no apoya a Falcón por “mezquindad, egoísmo y miedo”

“En la actualidad creo que es la oportunidad más visible, real y objetiva que tenemos los venezolanos de darnos un gobierno distinto, un verdadero gobierno”.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Henri Falcón, Marlene Piña, Luis Gallo, Ana Ramos, Daniel Jiménez, Jorge Chávez Morales, Gustavo Rízquez, Marianela Rodríguez, Ricardo Marín, Armando Amengual, Ezequiel Aranguren y Haydée Franco. (Foto: Gerald Aponte)
Henri Falcón, Marlene Piña, Luis Gallo, Ana Ramos, Daniel Jiménez, Jorge Chávez Morales, Gustavo Rízquez, Marianela Rodríguez, Ricardo Marín, Armando Amengual, Ezequiel Aranguren y Haydée Franco. (Foto: Gerald Aponte)

Notitarde.-Henri Falcón, candidato presidencial por los partidos Avanzada Progresista, MAS y Copei, resume en tres palabras: “mezquindad, egoísmo y  miedo”, el hecho de que un sector de la  política no apoye su opción para los comicios del próximo 20 de mayo, en alusión a organizaciones de la oposición agrupadas en la MUD.

Sin embargo,  seguirá haciendo todos los esfuerzos, enfocando su campaña en mantenerse en la calle, invitar a la participación el próximo 20 de mayo para lograr un cambio de Gobierno, y en exigencia de condiciones y garantías electorales.

Estructura desde el punto de vista comunicacional la campaña “Un día de tu vida por Venezuela”, que consiste en un llamado a los ciudadanos para que sean guardianes del voto en la mesa de votación y en el centro electoral, un trabajo que estará coordinado  por Enrique Ocho Antich.

Falcón está por concluir la primera vuelta por el país, pero ya está preparado un nuevo esquema de segunda vuelta en la que serán fortalecidas las estructuras de jóvenes y de mujeres. A ello se sumarán las expresiones de los movimientos del voluntariado, así como una estrategia de activismo electoral que permitirá de manera espontánea y voluntaria el desarrollo del casa a casa, así como la construcción de un padrón electoral sobre elementos de los partidos con las organizaciones que lo acompañan, pero también aguas abajos  las otras organizaciones que han venido ofreciendo respaldo.

Henri Falcón, Marlene Piña, Luis Gallo, Ana Ramos, Daniel Jiménez, Jorge Chávez Morales, Gustavo Rízquez, Marianela Rodríguez, Ricardo Marín, Armando Amengual, Ezequiel Aranguren y Haydée Franco. (Foto: Gerald Aponte)
Henri Falcón señaló que “éste es el peor momento de Venezuela en sus últimos cien años”.

“Ya hay estados donde tenemos prácticamente garantías del padrón con base de otros partidos de la Mesa de la Unidad. Ojalá que en vez de un padrón tengamos dos y tener gente que se ofrezca a estar de guardián fuera y dentro de los centros y en las mesas de votación”.

Además, espera que con la comisión de seguimiento y evaluación conformada en el CNE, pueda obtener resultados concretos. “Nosotros hemos planteado,  lo que en su oportunidad el propio Presidente lo expresó públicamente y se lo estamos exigiendo. Por ejemplo, el equilibrio en el CNE, hay dos rectores con el período vencido”, adicionó.

De estos temas habló en el siguiente Desayuno en la Redacción, en la sede de Notitarde, acompañado de Ezequiel Aranguren, jefe regional del comando de campaña, y los miembros Haydée Franco, Luis Gallo y Armando Amengual.

Antes, quiso agradecer por la invitación a la sección Desayuno en la Redacción, en el que estuvieron presentes Gustavo Rízquez, director de Notitarde; Jorge Chávez Morales, sub-director; Marianela Rodríguez, editora-jefe; Ana María Ramos, editora de Ciudad, y  los periodistas Daniel Jiménez, Ricardo Marín y Marlene Piña Acosta, quien escribe el foro, además del reportero gráfico Gerald Aponte.

Estamos en un recorrido por toda Venezuela –sostuvo a modo de introducción- estuvimos en oriente, los llanos y los andes. Creo que ésta es una cruzada determinante para el destino del país. Seguramente habrá gente que tiene un enfoque diferenciado con nosotros, cosa que se le respeta. Están, por ejemplo, algunos sectores de la Mesa de la Unidad y el Frente Amplio, con quienes además tenemos determinantes coincidencias. Ahora, nosotros hemos decidido participar y dentro de la participación exigir condiciones y garantías electorales. Hay quienes piensan que las garantías y condiciones se exigen no participando, cuestión que a nuestro criterio no tiene ninguna utilidad. No tiene ningún destino la abstención”.

En una de las propuestas en las que trabajan tiene que ver con la juventud, a la que le dan un papel protagónico, porque “si en este momento crucial para Venezuela, no valoramos esta gran oportunidad que se nos presenta por delante para salir del mal mayor de los venezolanos que es el gobierno, y no la habilitamos con fuerza, aunque no hay estadísticas certeras, pero se habla que entre tres o cuatro millones de venezolanos han decidido emigrar, yo me atrevería a decir que el 50% son jóvenes”.

“Si no le brindamos esa oportunidad a Venezuela, en este momento histórico, es posible que en diciembre ya no sean dos millones de jóvenes, pudieran ser seis millones solo jóvenes, y allí estaríamos hipotecando el destino del país”.

Se refirió al equipo liderado por Francisco Rodríguez, acompañado de unos cuatrocientos profesionales, con quienes trabaja en propuestas de gobierno que presentará el próximo martes.

“Hay gente que dice:´¿De dónde ustedes plantean un conjunto de alternativas sociales que puedan atender a los sectores más vulnerables frente a una situación de desequilibrio social, producto de la aguda crisis económica que vive el país?´.

“Revisando Francisco y yo, solo envíos petroleros de Venezuela, cuando digo envíos hablo de regalos petroleros en el marco de los convenios de Petrocaribe. A grandes rasgos, hoy aproximadamente 91 mil barriles diarios salen de Venezuela en el marco de ese convenio. Se estima que en el precio real del barril del petróleo hoy, a 46.7 promedio, estamos regalando a otros países mil 546 millones de dólares. Mientras eso ocurre desde Venezuela al exterior, en nuestro país se niega a abrir un canal humanitario que permita cubrir el déficit de alimentos y medicamentos que son los problemas de verdad que afectan a las grandes mayorías”.

“Creo que una interpretación muy errada de la realidad de la calle, es de un sector de la política que le está apostando a la nada, tal cual lo recoge Francisco Mires en sus artículos. La oposición venezolana por naturaleza debe ser electoral. Debe consustanciarse con los procesos electorales, allí es donde ha tenido éxito. ¿Cuando ha habido éxito en la abstención? Nunca”, aseveró.

-¿Recientemente usted hizo referencia a un estudio del Instituto de Brookings que analiza que 171 casos en el mundo de boicot electoral no llevaron a resultados positivos?

– Solo tres de ellos han tenido medianos éxitos. Pero vayamos al caso venezolano que  es uno de esos malos ejemplos. En el año 2005 comienza la tragedia en el país. ¿Quiénes lo indujeron? Los mismos actores de la política. Un gran error. Por eso hoy, grandes representantes de organizaciones partidistas no dicen nada. Porque si tú dices: ´Bueno, abstención´ y ¿cuál es la ruta o la alternativa? No hay.

En el marco de una propuesta transparente y objetiva, en la que además no tenemos cálculos, andamos diciendo nuestras verdades. Hay gente que dice en campañas electorales lo que quiere decir, porque están muy pendientes del cálculo y ahora del Twitter. Si uno dijera todo lo que uno sabe de cómo se han dado todos estos procesos, bueno, seguramente la decepción en buenos sectores de esas organizaciones, sería terrible, aquello del doble discurso o la hipocresía política.

Mostró mediciones de la empresa  Datanalisis realizada entre el 19 y el 29 de marzo, en relación a la pregunta a los ciudadanos: ¿Qué seguro está usted de votar en las próximas elecciones presidenciales? Aparece ´muy seguro´ 31.4% y seguro 27.8%, lo que significa que el 60% de la población está ´segura´ de ir a sufragar. Siguiendo con la misma pregunta aparece ´poco seguro´ de votar el 16.8%.

Su infancia en La Isabelica

 

 

 

No se ve en Henri Falcón agotamiento alguno en su rostro, aunque el foro se realizó a las 7 de la mañana del jueves, en la sede de Notitarde, adonde llegó casi puntual, acompañado de parte de su equipo de campaña.

 

Ya estaba listo para otro día de gira, ataviado de chemise azul marino, pantalón jean y zapatos cómodos, y un ligero color platinado en su cabello que matiza sus canas.

 

Parte de su infancia la vivió en la urbanización La Isabelica, en Valencia,  y aunque se confiesa “cardelanero”, el popular ex gobernador del estado Lara recuerda aquellos momentos de los juegos de Magallanes desde los banquitos de la conocida zona valenciana.

 

No niega sus orígenes políticos por considerar que quien lo hace termina negándose asimismo.

 

“Pero hay mucha manipulación, porque yo abandoné las filas del chavismo hace casi nueve años, y las razones por las cuales las abandoné, hoy tienen más vigencia que nunca. Revísemos aquella carta pública nuestra”, sugiere.

 

“A quienes expresan ese criterio se les olvida que fui jefe del comando de campaña de Henrique Capriles, entonces en ese momento no era chavista, ahora sí. Se les olvida que buena parte o quizás el detonante para abandonar las filas del chavismo fue precisamente la expropiación de los galpones de la Polar, en Barquisimeto, porque no estuve de acuerdo y lo expresé. Es más, salimos del chavismo en su mejor momento. Tenía Chávez el 60% de popularidad”, sostiene.

 

“Aquí hay mucho de manipulación y de perversidad. Y creen que con eso descalifican, pero en lo absoluto, ni tampoco me perturba. La realidad en la conciencia de las grandes mayorías, no en el Twitter. No soy prisionero del Twitter. Y el Twitter no es el país. Y más cuando hay perversidades de ese instrumento comunicacional a nuevas tecnologías, y lamentablemente esas perversidades se instalan afuera. Laboratorios con robóticas en Miami, Panamá, Aruba o Colombia”.

 

“Para algunos quizás hay que atacar más a Henri, pero eso a mí no me perturba, no hace mella en mí, y no lo va a hacer”, advirtió el candidato presidencial.

 

 

“Vamos a presumir que de ese ´poco seguro´ solo participen 6, estamos hablando del 65% de la población. Citando la misma encuesta a la pregunta diferenciada en torno a “si usted va a ir a votar”, cuál es la respuesta que da esa mayoría de la población a la Mesa de la Unidad Democrática en su llamado a la abstención, que un 66.8% no está de acuerdo. Yo pegunto: Si para ese sector la abstención se convierte en un instrumento de lucha ¿cómo desarrollas ese supuesto instrumento de lucha? Llega el 21 de mayo, no participamos, cualquiera pudiera presumir que entonces la salida es la intervención militar de fuerzas extranjeras en el país, cosa que sería además reprochable desde cualquier punto de vista y vergonzoso”.

“Ahora ¿alguien puede pensar en un golpe de Estado en Venezuela? Revisemos ¿se puede diferenciar golpes de Estado buenos y malos? Todos son malos. Después estarán los ilusos pensando que ¿el Grupo de Lima es el que va a resolver los problemas a Venezuela? lo vamos a resolver nosotros.

 

-¿Usted se ha sentado con los sectores políticos que no están de acuerdo en participar en los comicios?

 

Para llegar a este momento hubo reuniones extensas y consecutivas en el seno de la propia Mesa de la Unidad Democrática. El tema central fue la metodología para escoger un candidato presidencial. Allí duramos tres meses, se pudo hacer hace un año atrás, y seguramente hubiésemos acogido la suerte, pero más que la suerte el éxito de las elecciones parlamentarias de 2015. Ése hubiese sido el camino con una unidad verdadera, además de política de criterios, una sola línea discursiva y una buena organización para la defensa del voto. Eso no tiene pérdida. Una buena diferenciación es que una cosa son las condiciones electorales que jamás regímenes de corte autoritario neodictatorial van a dar las mejores condiciones, eso no existe, ni existió en Nicaragua, ni en Chile, ni en ninguna parte, pero se tiene que dar una lucha por mejorar las condiciones. En 2015 no eran las mejores condiciones, pero hubo aliento, emoción, unidad, discurso y organización en la defensa del voto, y de allí que el Gobierno fue el primer sorprendido como quedó sorprendido Pinochet que no pensaba que áquel plebiscito lo iba a echar del poder. Y al día siguiente comenzó a operar lo que inicialmente fue la concertación por el país. En la actualidad creo es la oportunidad más visible, real y objetiva que tenemos los venezolanos de darnos un Gobierno distinto, un verdadero Gobierno.

“Aquí hay que diferenciar las condiciones electorales, donde incluso también hemos avanzado, como por ejemplo, el anuncio de Tibisay Lucena sobre los centros migrados que deben retornar a su condición original. Fue parte de los acuerdos. Aquella perversidad del proceso pasado de la sustitución de los candidatos en las tarjetas, también debe ajustarse a la normativa que regula la materia que no ocurrió la vez pasada”.

“Pero cuando digo condiciones electorales, hoy hemos avanzado en todo un esquema, que sujeto a la suscripción del acuerdo y a la comisión de seguimiento, comienza a dar unos que otros resultado. ¿Dónde observamos una gran debilidad en las condiciones electorales? exactamente donde se produce la trampa en la mesa de votación, cuando se deja la mesa sola, no se tiene fortaleza en el control, ni en la vigilancia del voto, en la presión a los testigos, en el voto asistido y en los cierres de centro.Henri Falcón, Marlene Piña, Luis Gallo, Ana Ramos, Daniel Jiménez, Jorge Chávez Morales, Gustavo Rízquez, Marianela Rodríguez, Ricardo Marín, Armando Amengual, Ezequiel Aranguren y Haydée Franco. (Foto: Gerald Aponte)

Sostuvo que también hay condiciones políticas que en atención a las que existían hace cuatro meses atrás,  no son las mismas, con un Gobierno que tiene 82% de rechazo, y una población en un 93% , así lo recogen todos los estudios de opinión, se siente angustiada porque las cosas están graves en el país, y piensa que va a empeorar.

“El verdadero problema de Venezuela es el económico y los políticos lamentablemente no hemos entendido que la solución a ese problema económico pasa por una solución política en paz, democrática, constitucional, es decir, electoral”.

 

¿En qué cree que se ancla un sector de la oposición para no apoyar su candidatura, ni ninguna otra opción, pero que sabe que el camino es la participación electoral?

 

-Déjame decirte en tres palabras que las voy a resumir: Egoísmo, mezquindad y miedo. Ya en los últimos tres meses eran reuniones permanentes de cuál era la metodología. El candidato no era solamente Henri Falcón, eran Andrés Velásquez, Guanipa, Henri Ramos. Éramos precandidatos y todos estábamos de acuerdo por lo menos en un 90%. Era reducido el sector de la Mesa de la Unidad Democrática que no estaba de acuerdo con participar. Por eso digo temores en algunos casos. Y éste no es el momento de los temores, ni de la inercia. Al contrario, éste es el momento, es el país. Es el peor momento de Venezuela en sus últimos cien años. La crisis que está viviendo es la más aguda que haya conocido Latinoamérica en su historia, así lo recogen los estudios y las estadísticas de quienes trabajan con nosotros, por ejemplo, en el tema económico y social. Éste es el único país del mundo en la historia donde se compra dinero. El Gobierno no tiene un rumbo, no hay política. El Gobierno perdió toda posibilidad del control político del Estado venezolano. Y nos lleva por un despeñadero. Nosotros estamos como en una encrucijada, por eso es el momento de las decisiones, de la participación, de dar la cara al país, no de esconderse.

Henri Falcón, Marlene Piña, Luis Gallo, Ana Ramos, Daniel Jiménez, Jorge Chávez Morales, Gustavo Rízquez, Marianela Rodríguez, Ricardo Marín, Armando Amengual, Ezequiel Aranguren y Haydée Franco. (Foto: Gerald Aponte)

-¿Qué opinión tiene acerca de quienes difieren de su propuesta de la dolarización de la economía como salida a la crisis. Hay quienes dicen que es un acto populista?

-No lo es, porque cuando se revisa en el fondo y en la realidad objetiva de la calle, la economía está dolarizada. Todos los bienes y servicios. Lo que no está dolarizado son los salarios. Ahora, una experiencia de dolarización es Ecuador. Nosotros estamos planteando un proceso, por supuesto ese proceso tiene que ver con la consulta y una reforma a la Constitución, de manera que una moneda fuerte como el dólar pueda coexistir con el bolívar, dar mayores ventajas y derrotar al enemigo más grande que tiene hoy Venezuela como es la hiperinflación, la derrota en seco. Pero además la actualización de los salarios. Nosotros hemos hecho algunas estimaciones, por ejemplo, el caso del profesor universitario. Estamos estimando en dólares el salario mínimo  y de dónde van a venir esos ingresos, incluso estamos trabajando en un presupuesto en dólares. Ahora, cuando se revisa el fondo, uno de los elementos más perversos de la corrupción en Venezuela es el control de cambio, pero lo derrota completamente el proceso de dolarización. La actualización de los salarios y la recuperación de la capacidad de compra del trabajador tienen que ver con ese proceso. Si se dolariza, todas las transacciones son en dólares, pero también los ingresos. Si se quiere pagar en bolívar se paga sobre un salario mínimo de 75 dólares y una cesta tickets de 25 dólares para que progresivamente vaya ajustando en el promedio del salario mínimo de Latinoamérica que son 300 ó 400 dólares, pero que hoy en Venezuela es 4.5 dólares.

 

-¿Si gana las elecciones qué tiempo tardará recuperar la economía?

 

-En la misma medida en que logremos un proceso de estabilización  política, lo cual tiene que ver con el inicio de una gran concertación que involucre a todos los factores políticos, pero también a los factores económicos y sociales del país. Ese proceso de concertación que nos permita la gobernabilidad pasa por no tener presos políticos, pero tampoco iniciar una casería de brujas. No puede haber persecución, ni retaliaciones, ni acorralamiento al otro por pensar distinto. Es un proceso de pacificación que nos permita acuerdos políticos para hacer las revisiones que haya que hacer en la Constitución, y revisiones al marco jurídico.

Se refirió a la situación del parque industrial de Carabobo, y precisó que según estadísticas que ha revisado, de 10 mil empresas instaladas, están hoy operativas 3 mil 200 y en condiciones muy precarias. “Hay que hacer una revisión exhaustiva de todos los procesos de confiscación y expropiación que acabaron con el aparato productivo nacional”.

A su juicio, la caída del Gobierno es estrepitosa, porque ni siquiera el chavismo, que es una realidad, es madurista. “Ese chavismo condena al Gobierno, porque el chavismo pasa hambre. La Fuerza Armada, quizás no tiene la misma actitud hoy a la que tenía hace tres meses atrás, porque también está desesperada por una salida que no los comprometa, pero además de eso porque los militares también pasan hambre y su familia. No consiguen medicamentos y muchos soldados ya no comen en los cuarteles”. “La crisis económica tocó a todos los estratos de la sociedad y a todos los sectores, pero terriblemente, de allí que no hay una posibilidad distinta que la salida democrática electoral pacífica, la otra es la violencia, y sobre el caos y la confrontación no hay recuperación económica. Lo sensato es votar, por eso nosotros decimos: ´Si votamos, cambiamos´”.

 

Considera que los niveles de desconfianza hacia los partidos y todos los políticos, obedece a que el Gobierno acabó con toda posibilidad de expectativas, fundamentalmente en los sectores más pobres, al igual que acabó con la clase media, pero “nosotros que hemos tenido una gran responsabilidad de generar un cambio anticipado a ese gobierno, no fuimos lo suficientemente acertados, ni sinceros”.

“No actuamos, ni obramos desde la verdadera política y se han cometido muchos errores, pero no es el momento de ver por el retrovisor. No se puede seguir generando expectativas que a la postre se convierte en frustración, ni tener doble discursos. La incoherencia hace mucho daño, dicen una cosa hoy y mañana otra, lo cual genera una gran desconfianza. En este momento estamos convencidos que nuestro adversario no es la Mesa de la Unidad, ni el Frente Amplio, ése es un gran error pensarlo, ni yo tampoco soy el adversario de ellos, algunas veces uno se pone a ver las redes y me atacan más a mí que a Nicolás Maduro, es una cosa insensata. Ahora, nosotros hemos venido conversando con todos aguas abajo. Yo me reúno en todos los estados con militantes y dirigentes de AD, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo, y aquello que ocurrió en 1952 con la candidatura de Jóvito Villalba, donde hubo una línea abstencionista de los partidos del nivel central y después la rebelión de la militancia que no atendieron esa línea partidista, eso va a operar aquí”.

 

“Cuando uno se pone a ver lo que está sucediendo en la dirigencia de esos partidos, hay un divorcio entre la dirigencia y la militancia. Nosotros no vemos a la Mesa de la Unidad, ni a sus partidos, ni al Frente Amplio como adversarios. Al contrario, son nuestros aliados, solo que hoy tenemos una posición distinta en lo táctico, no así en lo estratégico que sigue siendo lo mismo. Ellos coinciden con nosotros que hay que salir del Gobierno rápido, porque si no salimos de este Gobierno, Nicolás Maduro termina acabando con Venezuela”.

 

-¿Qué tienen que hacer los partidos que lo apoyan para que la emocionalidad de los ciudadanos se transforme votos?

 

-Prender la pradera calle a calle. Por eso dije que nadie me va a sacar de la calle

.

Henri Falcón, Marlene Piña, Luis Gallo, Ana Ramos, Daniel Jiménez, Jorge Chávez Morales, Gustavo Rízquez, Marianela Rodríguez, Ricardo Marín, Armando Amengual, Ezequiel Aranguren y Haydée Franco. (Foto: Gerald Aponte)

Vamos a repetir el mismo esquema del mesías o simplemente nos vamos a poner de acuerdo todos como venezolanos y desarrollar esa tesis de gobierno de unidad, transición y salvación nacional que no es nueva. Una transición democrática es un gobierno de emergencia a los fines de que en una visión colectiva prive la capacidad, el compromiso y el intelecto, podamos de verdad, recuperar al país, donde no sea un gobierno de cuotas de partido.  Un Gobierno que de verdad recoja el sentimiento de las mayorías, y de allí la pacificación, la concertación y la reinstitucionalización del Estado venezolano de manera progresiva. Esa tesis de un Gobierno de unidad nacional  la hemos planteado, incluso dijimos renunciamos a la reelección, y creemos además que nuestro propio partido no puede tener en un proceso electoral venidero candidatos, para así también acabar con aquello del control político y social de los programas del Estado que se convierten después en herencia. Es un planteamiento claro que también lo hicimos en la Mesa de la Unidad, incluso hubo un encuentro antes de la creación del Frente Amplio en la Ucab, donde asistió un grupo importante de nosotros. Y llevamos el escrito, en el cual planteamos el gobierno de unidad, transición y salvación nacional. Nosotros estamos haciendo propuestas y planteamientos para la discusión y el debate. El martes estamos presentando nuestras propuestas de gobierno de manera muy general, donde la idea central es economía y social que harán llegar a todos los sectores.

-¿Por qué cree que Maduro es derrotable en un debate donde participen usted y él?

-Porque no tiene elementos de defensa, porque se divorcio de la realidad de la gente él y su gobierno. Porque ha sido incapaz y muy inepto, porque éste es un gobierno sin política, porque derrotó y quebró al país. Nos puso en una condición de carrito chocón,  a pelear con todo el mundo, porque acabó con las relaciones de nuestros socios estratégicos en el mundo, aliados comerciales de toda la vida como Estados Unidos, España, Colombia. Porque se encerró, porque es prisionero de los complejos ideológicos y se encerró en esa trinchera y allí nos condujo a todos a esta tragedia.  ¿Él no ha dicho que íbamos a debatir? Cuando quiera, porque ahora veo que no dice ni pío.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.