Organismos deben unir aún más sus esfuerzos para garantizar seguridad

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Dicen que "en la unión está la fuerza". Precisamente así, como reza este conocido refrán, es que deben trabajar los cuerpos de seguridad que hacen vida en Puerto Cabello, a fin de que los porteños y sus visitantes puedan disfrutar de los atractivos turísticos que ofrece un municipio más seguro.

Con ese objetivo, fue fundada hace cuatro años la Policía Municipal de esta ciudad, una institución sólida que le ha tocado afrontar seriamente el tema de la inseguridad, en medio de controversias, críticas, aciertos, desaciertos y tiempos de cambio que, afortunadamente, han logrado alcanzar con responsabilidad.
Los invitados a la sección sabatina "Desayuno en la Redacción" de esta semana son Yosbel Solórzano y Carlos Díaz, director y subdirector de este organismo, quienes asistieron en compañía del oficial Aroldo Rivero.

En el encuentro, donde estuvieron presentes los periodistas Eirini González, Krisbelmar Pérez y quien suscribe, las autoridades policiales fueron firmes en responder cada una de las preguntas y ratificar, que aunque existe una articulación con los otros organismos presentes en Puerto Cabello, hace falta más unión para consolidar el trabajo de resguardo con mayor facilidad.

Parece mentira, pero es una realidad. Hace casi tres semanas, a los entes encargados de velar por la seguridad del municipio se les escapó de las manos un hecho violento que acaparó la atención del mundo: El asesinato de la actriz Mónica Spear y su pareja Thomas Berry. Sin embargo, de esto quedó una enseñanza; si se trabaja de la mano, los objetivos pueden cumplirse.

"Siempre hemos trabajado coordinados, pero creo que debemos integrarnos más, no solamente por este hecho, eso tiene que ser más palpable. Si yo no veo a la PM patrullando, pues entonces que vea la Guardia Nacional, la Policía Nacional o la estadal. Esto es una competencia sana; yo vengo de una estadal y ahora cumplo las mismas funciones, lo único que cambia es el color del uniforme, pero las responsabilidades son las mismas", asevera Yosbel Solórzano. 
Carlos Díaz lo ve de una manera distinta, pues asegura que "esas personas que critican es porque ven la policía con un tinte político y no debería ser así, porque nosotros los protegemos a todos por igual, a todo el mundo. Uno no les pregunta de cuál partido eres; es una seguridad para todos y así debe entenderlo el colectivo. No pensar que si se hace algo bueno no se dice nada, pero si se comete un error, es la punta de lanza para la política. Imagínate que desaparezca la policía unas dos horas. Ha pasado que estamos reunidos y ahí mismo nos llaman y nos dicen ¿Dónde está la Policía Municipal que no la vemos?".

¿Cómo ha sido el trabajo de la PM en los últimos meses de gestión?

– Yosbel: Nosotros comparamos, un antes y un después. Por ejemplo, en 2012 ocurrieron 91 homicidios y en 2013 se registraron 85, y detuvimos a 347 personas, mientras que en 2012 fueron 202 aprehendidos. Capturamos 50 solicitados, recuperamos 17 vehículos; 57 motos, 49 armas, 378 objetos sustraídos y 14.601 bolívares en efectivo robados. 

Asimismo, chequeamos a través del Sistema Integrado de Información Policial (Siipol) que antes no teníamos y ahora con un convenio que realizamos, a 44.605 personas, 7.695 vehículos y 11.201 motos, al tiempo que se incautaron 66 armas y 9.214 kilos de droga, mientras que en 2012 fueron 4.103. 
"La Policía Municipal ha hecho un trabajo duro con las bandas. Logramos desmantelar las bandas de: "El Chelao", "El Angelo", "Los Escopeteros", "Los Valencianos", "Los Brujos", "Los Sabrositos", "El Macu", "Los Maracayeros", "Rolando", "Coraje", "Motobanquista" y "El Mancha".

¿Tienen conocimiento de otras bandas que falten por atacar?

– Sí, tenemos conocimiento que hay seis bandas por atacar en toda la parroquia Democracia. En el barrio El Carmen está la de "El Nené", la de "Los Plateados" en Los Lanceros, que es una nueva generación, porque ya había sido desmantelada. Vamos a ir por ellas. 

Al momento de llegar a los cerros,  ¿la comunidad colabora?

"¡Claro!" exclama Yosbel. "Hay comunidades que se cansaron de tanta delincuencia y van de frente. Las personas se cansan de haber perdido esos espacios que sus hijos tenían para jugar pelota y fueron tomados por la maldad, esa gente se cansó. Por señalar un caso: En el sector La Pedrera hay una cancha que la misma gente dañó ¿Qué vamos a hacer nosotros? Bueno, la PM va a rescatarla y si tenemos que ir a jugar baloncesto, iremos. Esa zona mejoró mucho después que le hicimos esa limpieza en diciembre", agregó.

¿Crees que en el sector La Pedrera volvió la tranquilidad? 

"La gente está alegre, claro que sí. He recibido mensajes y llamadas donde piden que hagamos la limpieza, así como se hizo en La Pedrera", respondió Yosbel.

¿Cuál ha sido la zona más peligrosa a la que les ha tocado llegar?

Carlos Díaz: "Para mí, La Pedrera, pues allí están las partes más altas y más difíciles. La mayoría de los familiares de los delincuentes son de ahí y son enconchados por ellos mismos. Aparte de eso, es una parte alta. Cuando ellos ven una patrulla de un lado que se va para otro, ya ellos saben qué puede pasar. 

"Cuando tuvimos un enfrentamiento con "El Mancha", en el que hubo seis muertos en diciembre pasado, todos ellos eran delincuentes que habían cometido doble homicidio, y estaban involucrados en hechos violentos bastantes fuertes. Era gente mala", recordó Díaz.

"Yo no sé si ustedes en su análisis como periodistas, porque ustedes son un policía más, se han dado cuenta que la PM ha ido más allá de sus funciones. La institución se ha convertido desde la llegada de Yosbel en un organismo más sólido. Si  nosotros dejamos que sigan operado bandas en esas zonas, un patrullaje será solo un pañuelito. Por eso ahora estamos llegando a los sectores más vulnerables y estamos atendiendo donde una patrulla no llega, donde se llega a pie, como ustedes mismos lo han visto, porque han participado", agregó Díaz

"(El trabajo) no es fácil, porque la vida de los funcionarios que también son padres y madres de familia, está en riesgo", reflexionó.

¿Qué tan difícil es controlar eso?

Yosbel: "Muy difícil. Tenemos funcionarios que viven en Los Lanceros, La Pedrera, en Rancho Chico. Bueno, eso es otro de los motivos que nos han llevado a atacar esas zonas peligrosas, para darle tranquilidad a nuestros funcionarios y a la colectividad".

Carlos Díaz: "Ese día que subimos a La Pedrera, por ejemplo, nos lanzaron una bomba molotov para incendiarnos. La misma gente, que de una o otra forma le permite a los delincuentes que opere, porque se sienten amenazados que si no los ocultan, les pueden quemar una casa o matar a un familiar. Ahí anteriormente habían masacres. Eso ya dejó de existir y ustedes (los periodistas) son protagonistas, porque han seguido esta secuencia de estos cuatro años de fallas y éxitos. Hemos tenido que darle razón a la colectividad varias veces, pero hemos dado la cara".

¿Cómo enfrentan ese riesgo?

Carlos Díaz: "Esto es vocación de servicio. Si no fuera así, antes pensáramos ¿Si me dan un tiro? ¡Entonces no voy!, no, es como ustedes cuando llegan en caliente a los procedimientos, van sin protección y solo les importa tener la primicia. No se les paga más a los funcionarios porque vayan a los cerros, o porque maten a un delincuente, no. Siempre trabajamos con nuestros conocimientos".

Al llegar a sus casas… ¿Esa sensibilidad se pierde?

Díaz: "Tenemos trabajando casi 400 funcionarios. Yo te diría que son 400 tipos de personas con quienes tenemos que lidiar. Tienen problemas como todos, tienen familia, tienen sentimientos y vida fuera de una patrulla. Eso uno lo absorbe, y cuando llega a su casa se compenetra tanto que hasta a veces lo que hace es involucrar el trabajo. Mi esposa es médico, pero ya casi es policía, porque lo que hablamos es de eso, del ámbito policial, ¿que nos da miedo?, claro que nos da miedo. Nosotros somos vulnerables, no tenemos un escudo contra las balas, pero nuestra función es darle seguridad al pueblo y nuestra vocación es ésa. La carrera del policía es algo que antes era visto como lo último que quedaba. Hoy ya no es así".

En cuanto a la calidad de vida del policía, ¿eso ha mejorado?

Yosbel: "Claro que hay mejoras, tenemos 40 funcionarios que ahora van a estar homologados en la parte de patrullaje vial para tener una respuesta más eficaz en la custodia de los vehículos pesados, motorizados y taxistas. No vamos a estar detrás de ellos tampoco, pero sí para hacer cumplir la ley, porque las normas están, pero muchos se niegan a cumplirla".

Ahora que refieres al tema vial,  ¿cómo borrar a los matraqueros?

Carlos Díaz: "No hay matraca si no hay un infractor, eso es de la mano, los dos son culpables. Es doblemente culpable la persona que comete la infracción, porque además de cometerla soborna al funcionario. Es sancionable lo que cometen los efectivos en sus funciones. En ese caso, debe haber una persona que denuncie con veracidad, no con chismes, porque a veces llaman a la radio diciendo "mira que tengo que entregar los papeles a un policía y me está cobrando 1.200 bolos para darme el carro. ¡No!. Muchas veces eso se confunde, no es matraca, es la multa que vale 1.200 bolívares de acuerdo a la ordenanza municipal".

Asimismo, agregó que "con los motorizados, la cosa se nos ha convertido en un tema de salud pública. Los hospitales están abarrotados de jóvenes lesionados. Entonces, díganme si no tenemos derecho y deber de hacer cumplir la ley para resguardar la vida de todos".

¿Qué es lo más difícil para atacar el problema de los motorizados?

"La conciencia. Los motorizados conocen la ley, porque si ellos van a buscar la licencia en Tránsito Terrestre deben conocerla, pero la usan a su criterio. Estamos claros que muchos están trabajando en la zona portuaria por ser el primer puerto del país y ahora con la modalidad de mototaxista, pero algunos se esconden bajo esta fachada para cometer fechorías. Hemos capturado a muchos con carnet de cooperativas, y presos han ido. Pero ellos han colaborado con nosotros, han participado en nuestros censos y su gremio ha depurado las líneas de mototaxis", aseveró Díaz.
Ya que hablas de depuración ¿Se ha depurado la PM en este tiempo?

Carlos Díaz: "Sí. Vamos hablar desde hace dos años. Un total de 24 funcionarios fueron destituidos. Una vez que tomó Yosbel la dirección se ha depurado de varias formas: de institución y de solicitarle la renuncia".

"¿Por qué se depuró?, pues teníamos algunos efectivos incursos en robos. No tenemos porque ocultar eso, nosotros mismos los pusimos a la orden del Ministerio Público. A otros que han pasado al margen de la irresponsabilidad también son puestos a la orden de la Ocap. Nosotros empezamos con 400 efectivos y tenemos actualmente 382. Desde octubre a esta fecha se han ido 18. Tenemos que ir ocupando esos cargos para no crear una deficiencia, porque eso me afecta la operatividad", añadió. 

"Se ha hecho una depuración sincera, no porque (el funcionario) me cayó mal o porque no cumplió con lo que yo le ordené. Eso es con base, con argumento necesario para hacer una destitución. Hemos hecho todo para mejorar la policía", evocó.

Carlos, ¿cómo compararías Puerto Cabello antes y después de la PM?

– Fíjate en algo muy palpable. Cierra los ojos e imagínate El Malecón hace cinco años. Ábrelos y velo ahorita, solamente por ahí. O detalla cómo los policías hacen el trabajo que también son competencia de otros cuerpos. La policía se ha convertido en una institución indispensable. Nosotros vamos al sitio de homicidio de primero, esperamos que llegue el Cicpc, hacemos el trabajo hasta de bombero. Funcionarios nuestros ponen en riesgo sus vidas. Ésas son cosas que la gente no valora, porque lamentablemente el policía está visto como lo peor, y no debe ser así. Un policía es un padre de familia y un profesional.

¿Cuál crees que es la falla que existe con la inseguridad? 

¿Tú crees que la familia tiene 
la culpa?

Yosbel: "¡Claro! Lo que está pasando ha sido también por el abandono de la familia. Es muy fácil traer hijos al mundo y lanzarlos a la calle. Mayormente las bandas criminales están integradas por chamitos, máximo de 22 años. Los índices de los que cometen el delito no llegan a 18 años".

Como funcionario,  ¿cuál es el llamado que hacen en ese sentido?

Carlos Díaz. "El llamado es al núcleo familiar. Por ejemplo, yo sé dónde está mi hijo ahora. Debemos hacer esa campaña, donde la pregunta sea ¿Dónde está tu hijo?, ¿Con quién está tu hijo?. No solo hay que dejarle el trabajo a los policías, porque nosotros no vamos a criarle muchachos a nadie. Tenemos que hacer un llamado a que cada persona sepa con quién se reúne, con quién está su hijo y eso es una forma de erradicar la delincuencia".

A rescatar los valores

El mensaje de Yosbel y Carlos Díaz para las familias porteñas es claro y preciso: Rescatar los valores en el núcleo familiar, reforzar la vigilancia de los chamos cuando llegan a la adolescencia y recordarles a cada minuto que la vida del delincuente es ruda, dura y, sobre todo, más corta de lo que muchos creen.

Al respecto, Carlos Díaz opinó que "si queremos rescatar un mensaje de paz, tenemos que hacer un trabajo en conjunto, todos como sociedad. Si logramos esa integración, esto sería un éxito. Como lo mencionó el presidente Nicolás Maduro: los medios de comunicación, las radios, la televisión y los periódicos también deben ayudarnos a atacar el problema de la inseguridad, que no es local sino nacional. Vamos a hacer esa campaña ¿Dónde está tu hijo?. El llamado es a todas las familias: no dejen a sus hijos que hagan lo que quieran y estén siempre en la calle, por favor". 

Lo que toca, amigo lector, es tomar en cuenta las recomendaciones de quienes por experiencia, conocen el desempeño de aquellos ciudadanos que se desenvuelven en el camino del crimen por andar con "malas juntas". Quizás ríen por un tiempo, pero la justicia, tarde o temprano: ¡Llega!
No olvide que es mejor atacar el problema de raíz desde ahora, mejor dicho: desde ¡YA! y no esperar que el entorno social se adelante.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir