País en Cola

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Alejandro Feo La Cruz - Notitarde

Los últimos días han sido marcados por el caos y la desesperación a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. Las conversaciones de rutina, los grupos de WhatsApp y las redes sociales tienen como tema predominante qué estación de servicio está operativa y cuál no, cuántas horas tardó el vecino para llenar el tanque y para donde tendremos que ir nosotros para conseguir gasolina. Todo el país en cola o pendiente de ella. Desde Ciudad Bolívar nos llega que fueron 7 horas en cola, en San Cristobal incluso la violencia se apodera de la gente desesperada y si es en Valencia la misma cosa. En Caracas cómo siempre amortiguan más la situación pero ya comienzan a preocuparse.

Algunos se asombran, exclaman como es posible que una potencia petrolera como Venezuela haya llegado a esta situación. Pero cualquier razonamiento lógico nos lleva a la conclusión que no hay razón para el asombro, lo que estamos viviendo hoy es la consecuencia directa de haber destruido nuestra capacidad de producción y refinación de petróleo, haber regalado y derrochado los recursos de nuestra industria petrolera estatal y haber administrado PDVSA de la peor forma posible.

Era inevitable llegar al punto dónde sería insuficiente la gasolina que producimos para abastecernos. Cuando regalas un bien sin orden ni limites como lo hemos hecho por años en la práctica con la gasolina, ese bien termina por ser insuficiente para cubrir la demanda y no es sostenible su reposición. Cómo puede un país arruinado como Venezuela mantener en forma casi gratuita el suministro de gasolina para más de 30 millones de habitantes. El precio que mantiene la gasolina en nuestro país es tan ridículo que no puede expresarse en una contabilidad.

Algunas fuentes afirman que Venezuela necesita 200 mil barriles diarios de gasolina para abastecer el mercado interno y solo produce 120 mil, es decir que tendría que comprar 80mil barriles a precio de mercado internacional por encima de los 70 dólares para venir a regalarlos.

Es evidente que el régimen no está en capacidad de cubrir esos costos y la situación no mejorará. Los efectos sobre el transporte público, la distribución de alimentos y otros bienes y en fin sobre nuestra economía se sentirán inmediatamente.

No es el fruto de ningún bloqueo o sanción, es la consecuencia de la corrupción y la destrucción sistemática de nuestra principal riqueza como país.

Es momento de mantener la calma, de tomar previsiones y sentir viva la esperanza. Los momentos difíciles los superaremos muy pronto y con mucha fuerza y fe, trabajando unidos construiremos La Mejor Venezuela.

@Afeolscruz

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.