Participación humanista

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La concepción humanística de la participación tiene como fin la construcción de una sociedad nueva, justa y humana, basada en la intervención de cada hombre como  protagonista de su devenir personal y social. Por esto, se afirma que el  fin último de la participación, es la transformación del hombre en ''persona humana''. 

Postulado que abordaremos, desde el punto de vista humanista cristiano, haciendo referencia a los principios sobre los cuales descansa la concepción del hombre, la sociedad y la participación.
Desde esta postura, se desprende la concepción del hombre como un valor fundamental, considerado no como individuo, sino como persona humana. Sujeto cuya esencia lo distingue de los otros seres vivos y le da una dignidad especial que reside esencialmente  en su racionalidad y libertad. El hombre es una unidad de materia y espíritu.

Por ser materia comparte la vida física de otros seres vivientes. Por su espíritu, es capaz de conocer y amar de una manera que trasciende el mundo de lo sensible. Es decir, el hombre posee  voluntad (capacidad de autodeterminación) e inteligencia (capacidad de conocimiento). La interrelación entre la inteligencia y la voluntad tiene como resultado los actos libres del hombre. 

El hombre es imperfecto, pero tiene en sí mismo las potencialidades para su perfección. La libertad del hombre, la posibilidad de autoconducir su vida, lo hacen responsable de sus acciones, lo hacen protagonista de su vida, lo personalizan. El hombre es por naturaleza social, requiere para su desarrollo relaciones con otras personas. 

Dado que el hombre es perfectible, éste, enriquece la perfectibilidad de la sociedad civil en la que participa. Las sociedades en el mundo tienen diversas características, algunas son sumamente organizadas, otras. En algunas abundan los recursos, en otras faltan. No hay sociedades  perfectas. La sociedad es una realidad en la cual cada  hombre tiene la posibilidad y el deber de transformarla.  
De este principio deriva el denominado Bien Común.  El cual, es el fin global y esencial del cambio social. Es la sociedad en continua búsqueda de perfectibilidad. La participación social debe  estar orientada a la construcción de una sociedad cada vez más adecuada al "hombre como persona''. 

OjO pelao.  La sociedad   debe tener como principios básicos: la justicia social, la primacía del bien común y el respeto por la persona humana. 
Hasta el próximo viernes. 

 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir