Persiste venta de alimentos y rubros básicos en el comercio informal

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Caracas, 9 noviembre 2014.- El decreto presidencial que prohíbe a los buhoneros vender alimentos, productos de cuidado personal y limpieza del hogar, entre muchos otros productos, no ha sido acatado por los comerciantes informales quienes continúan realizando su actividad sin contratiempo.

En zonas populares de la ciudad, como Catia, Quinta Crespo y Petare, los tarantines exhiben alimentos de la cesta básica como harina de maíz, arroz, pasta, margarina, aceite, arroz, champú, jabón de tocador, entre otros que no se consiguen en los canales formales.

Algunos comerciantes temerosos de la ley esconden los productos debajo de las mesas y los sacan a solicitud de sus clientes.

"Aquí vinieron unos fiscales a decirme que no puedo vender mi mercancía pero no me lo prohibieron. Fue como informativo. Mientras no me lo prohíban yo sigo aquí vendiendo lo mío pues, como siempre", expresó una vendedora en la redoma de Petare.

Los buhoneros rechazan el decreto, porque consideran que no son parte del problema sino más bien la solución, porque "ofrecemos lo que la gente no consigue en los supermercados". Sobre los precios, reconocen que son "un poco caro" pero lo atribuyen al aumento de los mismos a nivel de los mayoristas y distribuidores.

Elio Marín, tiene un puesto de huevos en la calle paralela al mercado de Quinta Crespo. Señaló que cada semana la mercancía la compra más cara. La caja de 360 unidades, que equivale a 10 cartones de 36 huevos, cuesta Bs 2.500, por lo tanto deben venderlo en 220 cada cartón para sacarle ganancia.

"El Gobierno lo que tiene es que regular a los mayoristas para que podamos vender a un precio justo. También tiene que obligar a las industrias a mandar mercancía a los mayoristas porque no tienen y nos cuesta comprar productos. Eso sube el precio porque andamos para allá y para acá, haciendo cola para conseguir las cosas y poder venderlas. Antes no era así. Yo no sé dónde meten los productos porque en los mayoristas no están", manifestó Marín.

Las fiscalizaciones que la Superintendencia Nacional de Precios (Sundde) ha tratado de aplicar en el comercio informal han derivado en percances entre los cuerpos de seguridad y los buhoneros, quienes se niegan a cambiar de ramo, como ha sugerido el Gobierno nacional.

"¿Sabe cuánta artesanía o toallas hay que vender para vivir de eso? Yo gano más vendiendo comida que es lo que el pueblo busca. Nadie tiene plata para comprar toallas, la gente lo que está es pelando", expresó un buhonero en Petare.

Mientras tanto, las autoridades de la Sundde mantienen mesas de negociación con representantes del comercio informal para que acaten la medida.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir