Personas con discapacidad son esclavizados en islas surcoreanas

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

ISLA SINUI, Corea del Sur, 2 enero 2015.- Corrió en la primera oportunidad que tuvo. El sol era abrasador en las aguas poco profundas donde Kim Seong-baek era obligado a trabajar sin paga, día tras día, durante 18 horas días, recogiendo grandes cristales de sal que se formaban en el fango a su alrededor. Medio ciego y en harapos, Kim se sujetó de otro esclavo, y los dos hombres discapacitados se dirigieron a la costa. 

Lejos de Seúl, la relumbrante capital de acero y vidrio, se habían convertido en presas en esta remota isla donde la esclavización de personas con discapacidad en granjas de sal es un secreto a voces. 
 
“Fue un auténtico infierno'', dijo Kim en una serie de entrevistas recientes con The Associated Press, cuyos detalles son corroborados por documentos de la corte y por abogados, policías y funcionarios de gobierno. 
 
Perdidos, vagaron a lo largo de negras salinas con una brillante pátina de delgada corteza blanca. Podían sentir las miradas de los residentes de la isla. Todos sabían quién pertenecía al lugar y quién no. 
 
Cerca de una tienda de comestibles, el hijo del dueño de la misma los detuvo y llamó al jefe de los fugitivos, quien golpeó a Kim con un rastrillo y lo envió de regreso a las minas de sal. 
 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir