Pese a la crisis Venezuela sigue siendo un país de oportunidades (2350088)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Valencia, febrero 18.- Así como un gran número de venezolanos decidió, por las razones que sean, -que igual se respetan- subirse a un avión e irse a otro país para probar suerte y escribir desde otras fronteras las páginas del libro de sus vidas; un número igual de grande prefirió quedarse y aferrarse a la esperanza de que, pese a la crisis que nos afecta a todos por igual, van a crecer y surgir. A ese grupo de muchachos se les conoce como emprendedores.

Dicen que de las peores crisis surgen oportunidades y personas luchadoras que sometidas a altos niveles de presión le demuestran a muchos, y a sí mismos, de lo que son capaces. Son esos mismos los que, si saben plantear bien su proyecto, obtendrán resultados muy positivos.

Aunque montar un negocio propio con esta situación económica resulta difícil, imposible no es y cuentan con la ayuda de fundaciones que se encargan de guiar en el proceso a todos ésos que aún apuestan por Venezuela.

Para el doctor Rubén Darío Peralta, director de la Fundación Talven (Talento Venezolano en el Exterior), pese a la crisis Venezuela sigue siendo un país de oportunidades, pues hay sectores muy atractivos que aún no han sido explorados, y porque todavía hay mucha esperanza en el corazón de los ciudadanos.

 Yo pienso que todavía hay muchos que creen que Venezuela va a salir de esto, y pienso que ese momento está cerca. La gente percibe que va a haber un cambio, que se están moviendo las placas tectónicas sociales, y saben que aquí hay muchas oportunidades para ser líderes en sus propios proyectos de vida , manifiesta.

Asegura que así como se ha visto un incremento en la fuga de talentos, también hay un repunte significativo de los emprendedores, debido a la inflación que obliga a las personas abrir las puertas de sus propios negocios.

Peralta explica que los mismos empleadores dan cuenta de esto, y señalan que cada vez resulta más difícil retener talentos, pues las personas abandonan sus puestos de trabajo para independizarse, dado que en Venezuela los sueldos no son competitivos, ya que un porcentaje muy bajo de empresas remunera a sus empleados de calidad como debe ser,  entonces la gente se obliga a emprender para poder sortear la inflación y poder protegerse de los avatares económicos .

Y es que emprender para el venezolano no es una tarea muy difícil, puesto que hay estudios y encuestas que demuestran que es un ser humano muy aspiracional.  El venezolano quiere vivir bien, le gusta vestirse bien, quiere tener un buen carro y esto se refleja en las estadísticas que indican que, en los barrios y sectores de clase media, todo el mundo quiere estar mejor .

¿Me quedo o me voy? Una decisión que no tiene receta

Aunque afirma que la historia de la emigración de talentos comenzó luego del Viernes Negro en 1983, para nadie es un secreto que en los últimos tres años este fenómeno de ver partir a familiares y seres queridos ha tenido un repunte importante, que solo ha dejado lágrimas y un gran vacío en el corazón de los que decidieron quedarse.

Para el Director de Talven, la decisión de irse o quedarse es algo muy personal, se debe tomar con cabeza fría, pues con ella  te estás sorteando la vida y tu destino .

Muchas son las cosas que hay que tomar en cuenta.  Hay que sentarse, revisar los pro y los contra, hacer un plan de vida. Si decido irme responder a las preguntas ¿qué voy a hacer afuera? ¿Cómo está el mercado de trabajo en el país a donde me voy? ¿Domino el idioma? ¿Cómo voy a manejar la parte familiar? y recordar siempre que irse no es fácil , pues en otro país siempre se es un inmigrante.

Sin embargo, también destaca que quedarse acá tampoco es sencillo, puesto que los países nunca tocan fondo y eso causa mucha incertidumbre.  Es una decisión muy difícil de tomar y no hay recetas para eso .

¿Con qué cuento si me quedo?

Si bien es cierto que independizarse no es tan sencillo como parece, en la actualidad existen instituciones que le tienden la mano a aquellos jóvenes que toman este camino.

Tal es el caso del Centro de Emprendedores del Iesa, que con sus actividades forma emprendedores en los barrios, gente de clase media y organizan sesiones para buscar inversionistas,  ángeles que apoyen estos proyectos.

También cuentan con la Academia Wayra, de Telefónica-Movistar, que trabaja como generador de negocios, pues cada año lanzan una convocatoria donde las personas pueden participar siempre que tengan como base las nuevas tecnologías, Internet y las telecomunicaciones.

Los interesados pasan por un filtro bien riguroso que al final da, a los equipos que resulten seleccionados, la oportunidad de recibir lo que ellos llaman  capital semilla , asesoría en el desarrollo de negocios digitales, red de mentores, red de contactos y un espacio de trabajo para desarrollar su proyecto de negocio. Todo esto a cambio de una pequeña participación accionaria que podrá oscilar entre 7% y 10% de la compañía.

Ana Moreno: Yo decidí quedarme

Ana Moreno es una joven odontóloga que sacó el valor para quedarse, y consiguió el dinero para invertirlo en tener su propia tienda de alimentos para pacientes celíacos, condición que le diagnosticaron hace tres años.

Tuvo que vender su carro, pedir un crédito y recibir de su hermano otra parte del capital para materializar, después de más de un año, su sueño de toda la vida: tener su propio negocio.

Cuenta que fue difícil, dice que  de costarme, claro que me costó, porque la misma situación del país hace que una semana una cosa tenga un valor y la siguiente sea el doble, entonces hay que buscar más dinero, pero gracias a Dios todo se consiguió .

Conversar con esta joven transmite esperanza, pues está segura de que las cosas van a cambiar. Tiene esa fe que muchos han perdido, y resalta que mientras esté en estas fronteras será venezolana, y es esa cualidad la que le facilitará el proceso de salir adelante.

 Yo pienso que vamos a salir de esto. Todo tiene un límite. El vaso se va llenando y en algún momento se derrama y creo que ese momento va a llegar y que las cosas van a cambiar. Venezuela va a volver a ser lo que fue y mientras eso pasa yo solo puedo decir que amo a mi país .

La recomendación del doctor Peralta para los que decidan quedarse es emprender en esas áreas que presentarán fuerte escasez o desabastecimiento por falta de importaciones. Analizar bien la situación y crear productos de calidad que sean fabricados con materia prima nacional que cubran las necesidades de los ciudadanos, es esto lo que él llama ver las oportunidades en medio de la crisis.  Quienes produzcan con calidad saldrán adelante en Venezuela , sentencia.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir