Piden que requisito de ciudadanía no bloquee reforma migratoria de EE.UU.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Washington, 24 enero 2014.- La posibilidad de tener acceso o no a la ciudadanía en una futura reforma migratoria no debería convertirse en un condicionante que ponga en peligro todo un proyecto clave para Estados Unidos, afirmaron hoy en Washington influyentes conservadores que defienden la necesidad de acción en esta materia. 

"Tumbar todo porque no llegamos a un acuerdo sobre en cuánto tiempo llegamos a la ciudadanía sería una lástima", dijo el ex secretario de Comercio republicano Carlos Gutiérrez. 

El miembro del antiguo gabinete de George W. Bush participó hoy en un encuentro en Washington con influyentes conservadores, como el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, que respaldan una reforma migratoria que hasta ahora el Partido Republicano ha bloqueado en la Cámara de Representantes. 

Todo ello a menos de una semana de que los líderes del Partido Republicano den a conocer los "principios sobre migración" con los que se espera permitan impulsar de una vez propuestas migratorias que hasta ahora han impedido que avancen en la Cámara de Representantes que dominan. 

Según reportaron medios estadounidenses en los pasados días, se espera que revelen su apoyo a una forma de "legalización" de los más de 11 millones de indocumentados que hay en el país, aunque no se prevé su respaldo a la vía a la ciudadanía que hasta ahora ha sido condición innegociable para una reforma migratoria por parte de los demócratas del presidente Barack Obama. 

La cuestión de permitir la legalización primero o garantizar desde el principio una vía a la ciudadanía no son más que "respuestas y preocupaciones tácticas" que no deben impedir la negociación de una reforma migratoria, el verdadero problema de fondo, insistió Gutiérrez. 

"La cosa es que hay siete o diez millones de gentes que pueden lograr una legalización casi inmediata", subrayó. 

La ciudadanía "no es realmente clave para lograr un acuerdo", coincidió el vicepresidente de la Cámara de Comercio Randel Johnson, responsable de las cuestiones migratorias en el influyente organismo. 

"Lo que los indocumentados quieren es salir de las sombras y poder trabajar", sostuvo. 

El tema de la ciudadanía tiene sin embargo implicaciones políticas que podrían dificultar las negociaciones. 

Los demócratas afirman que no abrir esta posibilidad implicaría crear ciudadanos de segunda categoría. 

Lo que una y otra parte no suelen decir abiertamente es que al proporcionar la ciudadanía, se estarían creando nuevos votantes que podrían tener una influencia clave en las elecciones del futuro. 

Todo ello cuando minorías como la latina tienen ya una influencia cada vez mayor en las urnas, hasta el punto de que analistas republicanos hace tiempo que admiten que un candidato conservador no tiene posibilidades de llegar a la Casa Blanca a menos que reciba alrededor del 40 por ciento de los votos hispanos. 

Tanto Gutiérrez como Bloomberg, acompañados del gobernador de Michigan Rick Snyder, quien acaba de pedir miles de visas para inmigrantes altamente cualificados que puedan "repoblar" la deprimida ciudad de Detroit, antigua ciudad del motor declarada ahora en quiebra, defendieron hoy la reforma migratoria como una necesidad. 

"Sin inmigración no tenemos futuro", zanjó Bloomberg. 

El Senado aprobó una amplia reforma migratoria elaborada por un grupo bipartidista en junio del año pasado, que incluye entre otros una vía -larga y muy condicionada- a la ciudadanía, a cambio entre otros de un enorme y costoso refuerzo de la seguridad fronteriza. El proyecto sin embargo sigue estancado desde entonces en la cámara baja dominada por los republicanos, cuyo presidente, John Boehner, ha impedido el voto en el pleno de ninguna propuesta hasta la fecha. 

El máximo representante del partido en la oposición ya ha dejado claro que no va a permitir un proyecto similar al del Senado y aboga por la aprobación de leyes parciales, algo a lo que Obama se ha declarado dispuesto a aceptar siempre y cuando incluyan sus requisitos básicos, que hasta ahora incluían la vía a la ciudadanía. 

Tras meses de espera, se espera que la presentación de los "principios" en algún momento de la semana próxima constituya el pistoletazo de salida a verdaderas negociaciones migratorias en la Cámara de Representantes, aunque muchos dudan de que se pueda avanzar a tiempo antes de que la campaña de cara a las elecciones parlamentarias de noviembre dificulte un debate de por sí complicado. 

Los influyentes conservadores aseguraron hoy sin embargo que todavía hay tiempo y se mostraron confiados en la voluntad de Boehner y el resto de la cúpula republicana de hacer avanzar un debate que lleva años fracasando en el Capitolio. 

"Es alentador que Boehner vaya a presentar un conjunto de principios", aseguró Bloomberg. Aunque éstos "seguro que no van a satisfacer a todos", si hay capacidad para realizar "algunos compromisos por el bien del país", entonces habrá "muy buenas posibilidades por primera vez en mucho tiempo de cambiar algo", confió. 

"Tenemos que hacerlo y tenemos que hacerlo ahora", apremió. 

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir