Pintar la casa en diciembre: Tradición que se destiñe

El sueldo de dos meses de un venezolano que gana salario mínimo no le alcanzaría para comprar un galón de pintura de caucho mate, interior y exterior (clase C), cuyo costo hasta el 31 de octubre era de Bs.S. 4.000,00.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Pintar la casa
La tradición de pintar la casa en diciembre, es otra de las que se está perdiendo como consecuencia de la inflación que coloca grandes importes en los precios de las pinturas e insumos. Foto Referencial

Notitarde.- No son pocos los habitantes de Venezuela quienes coinciden en decir que nunca como hoy en nuestro país es tan efectivo aquel viejo refrán popular que dice: “todo tiempo pasado fue mejor”. Por ejemplo pintar la casa es una tradición que se destiñe.

Esta afirmación cobra fuerza a diario en nuestra nación, pero en la antesala de la época decembrina se hace más contundente e implacable ante la imposibilidad de los ciudadanos de poder realizar lo que en otras épocas era tradición.

La temporada navideña es la preferida por los venezolanos para remozar el hogar, pero los altos precios de los insumos han hecho que algunos consumidores no puedan continuar con esa costumbre, mientras que otros optan por sacrificar la calidad de las pinturas a cambio de precios más bajos.

Kit para pintar paredes (rodillo, funda y bandeja) marca Cebra Bs.S 700,00

Era costumbre de arraigo en Venezuela pintar la casa antes de Navidad y Año Nuevo, por eso desde el mes de octubre las familias recorrían las tiendas del ramo para escoger el tipo de pintura y el color con el que remozarían los hogares. Hoy esta práctica fue dejada de lado ante otras prioridades, pues el costo de un galón de pintura “clase C” casi duplica el monto de un sueldo mínimo.

Durante el último fin de semana de octubre, en la capital carabobeña, una familia buscaba los más económicos precios de los galones de pintura. Le habían dedicado a esta tarea casi todo el mes, tiempo en el que recorrieron distintos establecimientos solo para cerciorarse del incremento de los precios en los insumos necesarios para pintar su vivienda.

“Vamos a comprar las pinturas porque nos cayó un dinero adicional, unos reales que no estaban en la cuenta, y decidimos invertirlos en el mantenimiento de nuestra casa. Si no tuviéramos ese dinero, tendríamos que elegir entre comer o pintar”, dijo Alfonso Gómez, quien añadió que actualmente ya no busca marcas, sino precios.

El sueldo de dos meses de un venezolano que gana salario mínimo no le alcanzaría para comprar un galón de pintura de caucho mate, interior y exterior (clase C), cuyo costo hasta el 31 de octubre era de Bs.S. 4.000,00. Pero si necesita un cuñete de 4 galones del mismo tipo de pintura, necesitaría más de tres meses para pagar el costo de esta presentación que es de 5.885,00 bolívares soberanos.

En el establecimiento visitado un galón de pintura brillo de seda blanco, clase A, para interiores cuesta Bs.S. 6.249,00, mientras que el valor de un galón de satinado clase B es de Bs.S. 3.300,00.

Sin variedad de colores

Un empleado del referido negocio acotó que desde los primeros meses de 2017 esa ferretería no prepara los colores deseados por los clientes. Dijo que no lo hacen ante la ausencia de pigmentos.

“En otras tiendas del ramo ubicadas en Valencia y en San Diego, desde hace más de un año tampoco han recibido los insumos necesarios para la obtención de tonos de pinturas específicos”, comentó una empleada quien añadió que la variedad de colores es escasa en esa tienda.

Brocha para pintar N°6 marca Radiant Bs.S 500,00

“La poca variedad y los elevados precios han tumbado las ventas en esta ferretería”, aseguró otra trabajadora, mientras que otro empleado agregó que las ventas están muy por debajo de años anteriores en una época en la que lo normal era que las personas compren pinturas.

Una oferta poco atractiva

No solo el elevado precio de las pinturas contribuye a que las fachadas de las viviendas se muestren desteñidas y con signos de deterioro. El resto de los insumos y herramientas necesarias para pintar un inmueble no escapan de la inflación.

Un kit surtido con rodillo, funda, bandeja y brocha de 2 pulgadas tiene un costo de 980,00 bolívares soberanos en algunas tiendas.

Ante la caída en las ventas algunos establecimientos han optado por ofrecer unos kits con precios “solidarios” contentivos de una bandeja con rodillo para pintar, una espátula y una brocha pequeña.

Brochas usadas de diferentes tamaños Bs. S 250,00

Manuela Aguirre, vendedora en una ferretería, comenta que las ventas han bajado tanto que se las han tenido que ingeniar para ofrecer algunos insumos que sean atractivos para los compradores. “Las personas salen del negocio igual que como entraron, sin nada en las manos; eso ha ocasionado que las ventas estén por el suelo porque todos preguntan por los precios y se van”.

Al salir de la tienda de pinturas, Humberto Luengo comenta: “¿De qué me sirve comprar un kit de bandeja, rodillo y brocha si no tengo con qué comprar la pintura?”.

Hágalo usted mismo

Quienes por ventura pueden comprar la pintura y demás insumos para pintar sus casas este año deberán elegir entre pagar para que alguien haga el trabajo o instruirse en el oficio para hacerlo personalmente, pues los honorarios de los “maestros pintores” suelen ser onerosos.

El maestro de pintura José Pérez manifiesta que el precio que cobra por pintar una fachada varía de acuerdo a las condiciones en las que se encuentre la obra, pero aclara que por lo general el monto a cobrar dependerá de los metros cuadrados a pintar.

Kit de rodillo, funda, bandeja y brocha de 2 pulgadas, Bs.S 980,00

Además explica que antes de hacer el trabajo de pintura se debe realizar la reparación de la pared, que incluye el raspado, masillado y el lijado, por lo cual cobran un monto adicional al que cobran por pintar, también por metro cuadrado.

Pérez señala que la fachada de una casa tipo quinta tiene aproximadamente 150 metros cuadrados y que para pintar ese espacio se necesita un cuñete de pintura.

Un trabajador que compraba insumos en una ferretería de Naguanagua para pintar una casa explicó que las personas se ahorrarían más dinero en el contrato de mano de obra si compraran una pintura de buena calidad (clase A). “Si compran un galón de clase C, la pared necesitará tres o cuatro manos de pintura y eso significa más horas de trabajo para el pintor”, argumentó.

También te puede interesar: El satanismo y santería “visitan” Cementerio de Valencia

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.