Plan País: una nueva narrativa

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

A veces las palabras no hacen justicia a los sentimientos o sensaciones que se quieren expresar. En una Venezuela con tantos problemas y sepultada por noticias negativas, siempre se agradecen iniciativas para crear una nueva narrativa que dibuje el país extraordinario que podemos tener. Eso es lo que yo sentí en Plan País, un viaje al futuro por 2 días, imaginando la Venezuela prometida.

Una conferencia organizada por estudiantes venezolanos radicados en USA, que convocó a más de 160 estudiantes nuestros ubicados en las mejores universidades e institutos del gigante del norte, a fin de trabajar intensamente en la elaboración de propuestas para lograr esa Venezuela imparable, desarrollada, llena de oportunidades, lista para ser ese país maravilloso y justo para sus habitantes. Muchos de ellos se fueron de Venezuela muy niños, otros ni nacieron acá, pero en sus casas se habla venezolano, hacen arepas, buscan el queso adecuado para hacer unos tequeños decentes, ligan a la vinotinto, siguen a nuestros grandesligas, leen las noticias de nuestro país todos los días, suspiran por hallacas y pan de jamón, y celebran sus cumpleaños y graduaciones por Skype con los familiares que se quedaron acá. Están en su mayoría insertados y adaptados perfectamente a USA, casi todos sus amigos son norteamericanos. No obstante, una vez al año viajan de todos los rincones de USA para reunirse por 2 días, van en busca de redescubrir su identidad, buscan a los que se sienten como ellos, quieren buscar a Venezuela y encontrar maneras de ayudarla. 

Se reúnen en comités para elaborar propuestas por áreas, este año el de petróleo fue coordinado por Luigi Saputelli, el de energía por Ramón Espinasa, el de economía por Ricardo Villasmil, derechos humanos y democracia por Miriam Kornblith y Asdrúbal Aguiar, el de impacto regional de Venezuela por Carlos Blanco y Kurt Weyland, el de educación por Juan Maragall, el de cultura del venezolano por Laureano Márquez y Juan Nagel, y el de diáspora venezolana por Cristina Lares y mi persona. Aunado a esto, durante la conferencia se presentan “Venechats”, charlas de 10 minutos  impartidas por organizaciones o personas que hacen la diferencia en Venezuela, muchas veces sin recibir la cobertura mediática que merecen. La dosis de optimismo, alegría y esperanza que uno recibe en estas presentaciones es difícil de medir, es como gasolina para un incendio. Solo imaginen trabajar con mentes jóvenes, preparadas, con máxima motivación y en un ambiente de optimismo y esperanza. Solo hablando de construir el futuro… El resultado solo puede ser positivo. Nosotros los moderadores la tuvimos fácil, no teníamos que hacer nada, solo éramos los guías del camino, canalizando la tormenta de ideas más estimulante que he presenciado. 

Hubo un panel donde se discutió sobre cómo construir una nueva narrativa para Venezuela. 

Una narrativa que nos una, que nos reencuentre como país, una narrativa del futuro. Esa narrativa la construye día a día la gente de la asociación civil CIMA con su centro comunitario en Petare, los embajadores comunitarios con su modelo de las Naciones Unidas en Antímano, la gente de Venezuela Ideal con su plataforma online para apoyar organizaciones sociales, y todas esas iniciativas presentadas en la conferencia. 

Muchos de esos jóvenes quieren volver para trabajar en la reconstrucción de Venezuela. 

Cuando llegue el día, nuestro piso de Maiquetía será testigo de la llegada de la generación Plan País, la generación que trae la nueva narrativa.

 

http://rubendarioperalta.

blogspot.com   

@rubendperalta

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir