¿Por qué la oposición no ve ni presiente el peligro frente a Obama?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La pregunta es interesante. En todas las declaraciones los voceros oficiales de la MUD han afirmado en que “las sanciones no son para Venezuela, son para un grupo de funcionarios del gobierno”.  Adicionalmente indican que el verdadero peligro es el gobierno de Maduro. Entiendo esto último, son oposición, aunque habría de calificar qué tipo de oposición política es, pero lo dejaremos para otra ocasión. Pero, ¿por qué no ven que EE.UU. es un peligro para el resto del mundo? Esta actitud me trae a la memoria los tres monitos que veía en las añejas comiquitas de los años 70: el ciego, el sordo y el mudo.

Obviamente, intentaremos ensayar algunas explicaciones. En primer lugar, no verlo significa ignorancia, que nunca es neutra en lo político. Tal vez no quieren saber de la larga cadena de agravios directos e invasiones militares que los gobernantes del imperio del norte han realizado en su patio trasero, sus vecinos de América. Por ello un prócer mexicano dijo en una ocasión: “pobre de México, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos”. Me imagino que un ciudadano mexicano común y corriente, que haya leído la historia de su país (y los de mi generación que vimos El Zorro en televisión) sabe que buena parte del territorio estadounidense era de su país.  Ese mexicano si sabe que hay razones que aconsejan temer y anticipar peligros inminentes cuando el gigante guerrero del norte estira sus músculos y aceita sus drones. Esas amenazas no son en vano.

Poco antes de redactar este artículo oí unos datos interesantes que Jorge Rodríguez, el alcalde de Libertador, indicaba a un nutrido grupo de atletas y trabajadores de la cultura.  Estados Unidos ha invadido a 73 países en el mundo y profanado el suelo patrio de los países latinoamericanos en 21 ocasiones, incluso en alguno de ellos en tres oportunidades diferentes. Rodríguez citó, como ejemplo lamentable, el caso de Panamá que ha tenido el honor de ser un peligro para la seguridad y política exterior de los EE.UU., por ello lo invadieron reiteradamente. Bueno, también la pequeña Panamá a su vez nació de una estrategia norteamericana de tener acceso ilimitado al canal que se construyó a sangre y fuego. Colombia sabe algo de este asunto.

Entonces, podemos llegar a una primera conclusión: no quieren ver. La oposición venezolana y la MUD (porque algunos están fuera de ella) no quieren ver el peligro real de una posible invasión gringa… y basta. Como dice la Biblia, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Pero tampoco quieren oír.  Desde los primeros días de marzo hasta hoy las reacciones a nivel global son pasmosas, más de un centenar de países han levantado su voz para pedir al presidente Obama que reconsidere su decisión, que utilice canales diplomáticos de diálogo y paz para resolver sus diferencias con Venezuela.  Voy a citar de memoria los foros internacionales de naciones que han pedido la anulación de la orden ejecutiva de Obama. Primero, las naciones integrantes de UNASUR, votaron por unanimidad un respaldo a Venezuela. Luego fueron los 23 miembros del Parlamento Latinoamericano, se sumaron los 120 países del Movimiento no alineados y, claro, los 13 integrantes de la ALBA.  Bueno, no se me queda por fuera Rusia, China y hasta el mismísimo canciller español dijo que la Unión Europea no tenía que sancionar a nuestro país. También la oposición y la MUD no oyeron los pronunciamientos que retumbaron a nivel global. Son sordos y ya.

Pero tampoco han hablado, no han dicho nada en relación a lo que la comunidad internacional ha salido presurosa a declarar a los cuatro vientos.  Que un chino, ruso, argentino, boliviano -y pare usted de contar- hayan comprometido su verbo declarando en contra de los Estados Unidos, pidiendo rectificación, prudencia y sensatez no ánima a la oposición venezolana a publicar pronunciamientos en contra de la amenaza de la potencia militar del norte. Tampoco hablan, no se manifiestan en contra de Obama, pero si enfilan sus artillerías en contra de Maduro, para eso tienen suficiente aliento y energía. Me acuerdo de otro dicho: los amigos de mis enemigos, ¿qué serán?

Así que frente a la potencia militar del norte la oposición política venezolana es ciega, sorda y muda. ¿Será que no han leído las encuestas que sobre este asunto ya se han realizado en el país?  Vean los datos: una encuesta realizada en febrero, antes de la orden ejecutiva imperial, no deja duda de que los venezolanos se oponen a que EE.UU. intervenga en los asuntos del país (64%), tienen una opinión negativa del gobierno de Obama (55%), no están de acuerdo con sanciones a funcionarios públicos venezolanos (62%) y un contundente 92% se oponen a una invasión gringa. Gracias a Dios que los venezolanos no son ciegos, sordos y mudos frente al gigante militar del norte.  Tienen razones para temer. ¿Por qué los integrantes de la MUD no tienen las mismas razones? Que cada quien saque sus propias conclusiones.

Estudios en ciencia, tecnología y sociedad

[email protected]

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir