Precio de la gasolina no será el del mercado internacional

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Maracaibo, Venezuela, 5 agosto 2014 – El Gobierno de Venezuela aumentará el precio de su gasolina, la más barata del mundo, pero el alza no llevará los valores al nivel del mercado internacional, dijo el martes el ministro de Petróleo, Rafael Ramírez.

El subsidio a la gasolina le genera a la petrolera estatal PDVSA pérdidas anuales por unos 12.500 millones de dólares, según datos del Gobierno. Pero el incremento de los precios ha sido diferido en varias oportunidades por el costo social que generaría en el país con la inflación más alta de América.

"Nosotros no vamos a colocar el precio internacional porque tampoco es la idea, pero sí un precio que sea razonable", dijo Ramírez desde el estado occidental de Zulia, durante un acto por el centenario del descubrimiento del primer pozo productor petrolero en el país.

"Se tiene que dar un discusión (sobre el aumento). Es más barato llenar un tanque (de combustible) que comprar un cigarro", agregó el también presidente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Llenar el tanque de un vehículo pequeño con gasolina de 91 octanos cuesta en Venezuela tan sólo 0,38 dólares, cuatro veces más barato que una botella mediana de agua.

El litro de gasolina de 95 octanos se vende a 0,097 bolívares (0,015 dólares) cuando en Uruguay, el país con el combustible más caro de Sudamérica, llega a 1,89 dólares. En Noruega, por ejemplo, el combustible es 169 veces más caro que en Venezuela, según datos del Banco Mundial.

"Somos el país con consumo de combustible per cápita más alto del mundo y tenemos el precio del combustible más barato del mundo también. No se justifica", explicó Ramírez.

El aumento del combustible es un tema sensible en Venezuela, el país con las mayores reservas mundiales de crudo.

Durante el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez (1989-1993), una serie de ajustes económicos, que incluyeron el aumento de la gasolina al doble y del transporte público en un 30 por ciento, generó protestas de miles de personas, un estallido social conocido como el "Caracazo" que dejó cientos de fallecidos y debilitó su presidencia.

Pero en 1997, el presidente Rafael Caldera aumentó la gasolina entre 500 y 600 por ciento y no se produjeron mayores reclamos, pero la clase política tradicional se fue enormemente desprestigiada del poder, dando paso al inicio del mandato del fallecido Hugo Chávez.

Actualmente, el costo de producir gasolina para PDVSA es 28 veces mayor que el precio de venta del combustible. Para el diésel, el diferencial llega a 50 veces.

A pesar de que la industria automotriz de Venezuela atraviesa una de sus peores crisis, su parque automotor es uno de los mayores en la región y la exportación de derivados de PDVSA está comprometida debido a que casi todos los vehículos usan gasolina

La venta de Citgo depende de una "propuesta conveniente"

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) venderá su filial de refinación Citgo, en Estados Unidos, cuando tenga una propuesta "conveniente a sus intereses", dijo el martes el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez.

En la última década, PDVSA ha salido de varias de sus unidades de refinación en el exterior, intentando enfocarse en elevar su declinante producción de crudo.
"En el momento en el que tengamos una propuesta que sea conveniente a nuestros intereses, saldremos de Citgo", dijo Ramírez a periodistas.

El funcionario, que sostuvo que continuamente reciben propuestas comerciales sobre el complejo, no confirmó los rumores sobre ofertas de inversionistas interesados en comprar la mayor filial en el extranjero de PDVSA, como publicó la semana pasada Argus Media.

Según el grupo, que tiene su sede en Londres y que citó a funcionarios del Ministerio de Petróleo venezolano, la petrolera habría recibido tres ofertas a través de Goldman Sachs, JP Morgan y Deutsche Bank.

Argus dijo que las ofertas iban entre los 10.000 millones y 15.000 millones de dólares. Ramírez dijo que Citgo vale más que eso.

Analistas privados dicen que la estatal busca vender parte de sus unidades internacionales para mejorar su flujo de caja, golpeado por el estricto control de cambio que rige el país desde hace más de una década, una producción estancada y un consumo interno que genera pérdidas multimillonarias. Ramírez rechazó ese argumento.
En 2012, la estatal se retiró del circuito de refinación Nynas AB que compartía en Suecia y Reino Unido con Nestle Oil y en 2010 había vendido su participación en el circuito alemán Ruhr Oel a la rusa Rosneft.

"Nosotros no tenemos ningún apuro, es un tema importante, pero no tenemos ninguna urgencia. La revisión de nuestros activos internacionales siempre ha estado en nuestra agenda", añadió el también presidente de PDVSA.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir