Promo XXXVI

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Mientras escuchaba el extraordinario discurso del Bachiller Carlos Gubaira Viso, en el marco de la graduación de la promoción  XXXVI de la Unidad educativa Colegio Sagrado Corazón, aquí en Valencia, pensaba. ¿Con este extraordinario talento de estos jóvenes, porque Venezuela hoy tiene la mayor migración de ellos  en el  mundo?  ¿Qué está pasando?

Un amigo me dijo: ¡La diáspora es una moda! ¿Ósea los venezolanos se van por moda, por esnobismo? Bueno eso me indujo a reflexionar e investigar, porque teniendo jóvenes tan talentosos, ellos se iban del país a penas lo pensaban, y miren lo que encontré.

“El sistema escolar venezolano atiende a la misma cantidad de niños que cubría para el año 98, pese a que la población venezolana ha aumentado considerablemente desde entonces” lo dijo Eric Ondarrona, un investigador del área de educación.  Además dijo esta perla: “el 90% no cuenta con el programa de alimentación estudiantil” (el PAE). ¿Puede alguien con hambre estudiar? ¿Y si esta hambre alcanza a los profesores y maestros, se quedan o se van? ¿Qué piensa usted amigo lector?

Lo que ocurre hoy en el país en todas las aéreas dejaría boquiabierta a países más pobres o en guerra que nosotros. Un país petrolero y minero, por nombrar dos rubros que siempre han sido resaltados por su notoriedad, sin dejar de pensar en otros en la cual fuimos exportadores y hoy desaparecieron, está en condiciones de alta deserción escolar a todos los niveles. ¿Es deserción o autoexclusión? ¿O es modismo como me decía mi amigo?

Una vez recuerdo  lo que dijo Nelson Mandela: “la educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”. ¿Sera esta la verdadera razón que subyace en este sistema socialista del siglo XXI de este gobierno? ­­ ¿Ustedes recuerdan lo que dijo el ministro de educación, ahora gobernador Héctor Rodríguez?: “No es  que vamos a sacar a la gente de la pobreza para que aspiren ser escuálidos”. ¿Escuálidos?

Bueno pero recordando las  palabras esperanzadoras de Carlos, que además se graduó con 19,6 puntos: “la vida es una campana, hay gente que comienza abajo y tiene como meta subir hasta la cima, y hay gente que simplemente ya comienza en la cima, pero ese puesto no se mantendrá por sí solo, por ello siempre debemos de ser justos, humildes y buenos de corazón, saber ponerse en los zapatos de los demás y evitar el comportamiento que perjudica a este mundo…”  La educación es la única solución.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.