Propuesta de dolarizar la economía le resta soberanía monetaria a Venezuela

Reinaldo Quijada busca recomponer la sociedad a través políticas sociales acertadas y la disminución de la burocracia estadal

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Candidato presidencial Reinaldo Quijada. Foto: Gerardt Aponte/Notitarde
Candidato presidencial Reinaldo Quijada. Foto: Gerardt Aponte/Notitarde

El próximo domingo 20 de mayo nuevamente el pueblo venezolano definirá a través de las urnas el destino del país, marcado en los últimos años por intensos debates entre el éxito o el fracaso de un modelo socialista aplicado desde 1999.

Algunos politólogos coinciden que la contienda electoral estará marcada por las experiencias vividas desde que asumió el mandato el actual Presidente Nicolás Maduro, período que ha sufrido, según el Jefe de Estado, intensos ataques a la economía, lo que ha traído como consecuencia un desgaste a la población, ocasionando una “diáspora” nunca antes vista en nuestra historia.

Aunque gran parte de la oposición apuesta a la abstención como mecanismo para presionar al Gobierno, otros dirigentes creen en el voto como forma de “cambiar mandatos”. Bajo esa premisa emergieron personajes conocidos y pocos conocidos en la política, quienes con sus propuestas esperan convencer al electorado para “reconstruir el país”.

En ese sentido, el ingeniero Reinaldo Quijada, decidió inscribir su nombre como candidato por el partido Unidad Política Popular 89 (UPP89), bancada con poco tiempo de fundada pero que, a su juicio, posee valores esenciales para “recomponer” a una sociedad.

En visita a nuestro Desayuno en la Redacción, el aspirante a Miraflores aseguró que de ser electo, su plan de gobierno denominado La Vía para Salir dela Crisis, tocará objetivos específicos para recuperar la ética en la política y la confianza del pueblo, “fuertemente defraudada en los últimos años”.

En primer lugar, explicó, tendrá una nueva concepción de la política, donde las personas que ejerzan cargos públicos posean ética y alto sentido de responsabilidad para poder cumplir con sus responsabilidades.

“Debemos recuperar la política desde su visión verdadera.  Hay que volver a ser verdadera política en este país. No puede seguir existiendo la teoría del poder por el poder”, dijo.

Por otro lado, su propuesta también comprende la concepción del partido político. En esta arista, el plan señala que la bancada de Gobierno nunca puede estar por encima de la sociedad, es decir, debe ser un mero instrumento de participación política y no debe regir a una comunidad en general.

“Estamos cambiando el poder político no solo en Venezuela sino el mundo, debido a que usualmente los presidentes colocan a los partidos por encima de la sociedad. Hay partidos que están dirigiendo el rumbo del país”, expresó.

Dentro de ese elemento, aseguró que se plantea la diferenciación entre el espacio público y privado. Para ello, proponen  la eliminación de las cadenas presidenciales.

“Creemos que es la persona que debe decidir si ve o no las transmisiones. Estamos convencidos que ambos espacios tanto públicos como privados son importantes. Si no obligamos a ver las cadenas, mucha más gente va a tener más interés, aunque parezca paradójico. Queremos construir un  partido a la disposición de la gente”, agregó.

En tercer lugar, la propuesta establece la concepción del ejercicio de la función pública, desvirtuada en los últimos años.

Indicó que los funcionarios no podrán de ninguna manera proyectarse bajo la utilización de los fondos públicos, que deberán ser utilizados exclusivamente para ser invertidos en el país.

Finalmente, su plan ético de gobierno señala que el político deberá mantener su misma visión.

“Vemos como hay políticos que apenas llegan al poder cambian. El político debería mantener sus mismos hábitos. Hay que abandonar esa concepción que el político está más alto que el ciudadano y los problemas”, apuntó.

Quijada comentó que su propuesta permeará su accionar durante su posible gestión de Gobierno.

¿Cómo se recompone en corto plazo la sociedad venezolana golpeada fuertemente por la crisis?

La democracia es el régimen de los lindos nombres, como diría Platón. Muchas veces ella se queda solo en la retórica, en el dialogo pero nada en concreto.

Sentimos que la salida a la crisis económica, política y social del país pasa por devolverle la esperanza a la gente. Ahora hay una desesperanza inmensa en la sociedad que se evidencia en el éxodo de venezolanos, sobre todo de la juventud, quienes consideran que no pueden construir un futuro.

Chávez durante sus primeros años generó un entusiasmo a través de las misiones sociales y la naturalidad de su liderazgo. Venezuela necesita un conductor del país diferente que le devuelva la confianza.

UPP89 cree que si se puede hacer política de  una forma diferente, donde existe la descentralización del poder. De ser presidente agregaría un sexto poder, el Poder Monetario que le de rango constitucional al valor de nuestro bolívar, eso contribuiría a devolver la confianza en nuestro sistema económico.

¿Cómo se recompone la economía venezolana?

En primer lugar, la reconstrucción económica pasa por recuperar la empresa petrolera, refinanciar la deuda, reconstruir la confianza del empresariado y afianzar el aparato productivo venezolano. Todos estos aspectos son esenciales para poder levantar al país de la severa crisis económica que atraviesa.

Pdvsa produce actualmente 1.5 millones barriles, cuando producían 2.8 millones de barriles anteriormente.

Nada se puede lograr si el nuevo gobierno no se sienta con todos los actores económicos del país para activar el aparato productivo de la nación. Debemos dejar esa cultura de importar todo lo que consumimos.

En segundo lugar, es necesario reducir el déficit fiscal y la frenar la creación indiscriminada de dinero inorgánico, impulsada crecientemente durante la gestión de Nicolás Maduro. Además, es preponderante reducir el gasto público; aquí se gasta en cosas innecesarias y no se invierte en lo indispensable para obtener una mejorar calidad de vida.

Creo que hay que salir de la oscuridad y conocer las cifras de producción en el país. El Estado no puede seguir siendo esa caja negra a la que nadie tiene acceso.

Asimismo, apostamos por la eliminación del control cambiario, debido a la necesidad de fortalecer la inversión extranjera. Seguidamente, hay que ajustar el precio de la gasolina, excesivamente barata.

Otras medidas que nos ayudarán a combatir el déficit presupuestario es la disminución de los ministerios, ya que muchas de esas dependencias no cumplen funciones importantes. Hay que evaluar el rol de cada ministerio y estudiar su eliminación  o fusión con otro. No pueden existir dependencias con una amplia nómina pero sin función específica.

Igualmente, redireccionaría los programas sociales, partiendo de las necesidades fundamentales del pueblo. En ese sentido, creo indispensable reforzar la red Barrio Adentro.

Sobre ese particular, hay que devolverle el verdadero sentido a las misiones sociales, abandonadas en los últimos años.

¿Apuesta a la dolarización de la economía?

Para nada. Apuesto al poder de la moneda. La dolarización es quitarle al país la soberanía monetaria.

Nosotros creemos, aunque pareciera, que la economía venezolana no está dolarizada. Apostamos por políticas eficientes para recuperar y vigorizar la economía.

Por otra parte, pienso que el Petro, una moneda virtual, es una crónica de una burbuja financiera anunciada, debido a que el Estado está creando una riqueza de la nada.

Aquí necesitamos mecanismos reales que frenen y combatan la inflación y la especulación.

¿Cree que sus planteamientos son viables para devolverle la estabilidad al país?

En nuestro proyecto no hay formas mágicas. Así como en el Gobierno de Hugo Chávez se cambió el paradigma y hubo un cambio de conciencia, ahora también puede pasar lo mismo.

Yo creo en el ser humano, creo en su capacidad de generar conciencia en la población y recuperar su confianza. Como políticos debemos involucrarnos con todos los sectores.

Para mí, este país lo salva el liderazgo comunitario auténtico, ese que emerge de los barrios y que trabaja por su país sin nada a cambio.

¿A tu juicio qué ha pasado en los últimos años en el país?

Recuerdo que en una alocución, el Presidente Hugo Chávez me catalogó como una persona siempre crítica. Yo creo que en el país se han ido perdiendo poco a poco los valores y el liderazgo. Como venezolano me duele el Gobierno y sus contradicciones. Lamentablemente, aquí no hubo una concepción política y económica acertada.

De un  tiempo para acá,  la política crediticia no se manejó adecuadamente. Este instrumento debe ser para el desarrollo del país. Además, recurrimos a personal poco especializado para realizar obras de gran envergadura.

Nosotros planteamos realizar concursos en áreas técnicas para encontrar trabajadores calificados, entre otros aspectos que pudieran otorgarle eficiencia al Gobierno. Sin embargo, reitero que solo un liderazgo distinto puede cambiarle la cara a la sociedad.

¿Qué otras políticas aplicarías de ser electo presidente?

Además de reformar a las empresas del Estado y generar una industria fortalecida, eliminaría las denominadas empresas de maletín, cuyo único objetivo es consumir los recursos del país sin generar nada a cambio.

Igualmente, aplicaré políticas sociales eficientes que les brinden a los venezolanos una educación de calidad, respeto a las instituciones y una verdadera lucha contra la corrupción.

Debemos acercar la política al ser humano para que tengan un impacto en la sociedad. También tenemos que crear un equilibrio macroeconómico necesario para andar, donde se valore el trabajo.

Un fiel amante de las letras y la política

Para Reinaldo el arte es la pasión de la totalidad y la política la visión de la sociedad, conceptos que han estado desde muy temprano presentes en su vida debido a la influencia que su padre, Manuel Quijada, ejerció durante su infancia al participar activamente en hechos como El Porteñazo.

Se define como un hombre “conocido en el mundo político pero no tan fuera de él”, ya que su verbo pausado y su apariencia apacible le han permitido ser reconocido en el país como un venezolano con tendencia izquierdista pero crítico de los procesos de cambios que atraviesan las sociedades.

“De niño era muy callado pero siempre estaba escuchando los debates políticos, lo que hizo que pudiera crecer en ese mundo”, apuntó.

Dentro del extenso currículo que posee Reinaldo destacan un título como ingeniero y dramaturgo. La literatura ha sido un elemento fundamental en su vida, al punto que ha dejado su huella al escribir alrededor de seis obras.

El aspirante a Miraflores asegura que su estancia por Italia e Inglaterra (tiempo que duró residenciado por la condena de 17 años de su padre por rebelión)  contribuyeron a su crecimiento personal y profesional.

Aunque afirmó que el mandato del expresidente Hugo Chávez marcó un antes y un después en la historia de Venezuela, hubo “cosas” con la que no estuvo de acuerdo y fue crítico. Situación que lo llevó a conformar en enero de 2011, la organización UPP89, partido que hoy lo postula junto a Marea Socialista, como candidato presidencial.

“Un grupo de organizaciones sociales nos reunimos en Caracas para debatir y construir un espacio de articulación social”, señaló.

A juicio de Reinaldo, un país solo se transforma con la participación de todos a través de un cambio de conciencia. “El pueblo necesita volver a creer que si es posible un cambio en el país. Una esperanza similar la vivió el pueblo cuando el ex presidente Chávez asumió el poder y le empezó a mostrar que si se podían hacer cosas positivas por Venezuela”.

Para Quijada el país con el que todos soñamos si se puede lograr pero es necesario que exista una verdadera participación protagónica de los venezolanos, no solo con sus votos sino también con sus acciones diarias.

“El Gobierno de un país no se levanta con la voluntad de unos pocos, sino con el concierto de todos y precisamente eso es lo que Venezuela necesita. Creo que es importante generar conciencia en la población y recuperar su confianza. Mi candidatura expresa el fiel deseo de los venezolanos de cambiar a uno de los países más hermosos del mundo”, sentenció.

Muchos de los problemas que tenemos en Venezuela es que la fuerza laboral no es valorada. Un rubro de la cesta básica vale más que un salario. Debemos devolverle al empleado su poder adquisitivo.

¿Crees en el sistema electoral?

Si. Estoy seguro que solo la participación masiva del pueblo puede hacer posible un cambio de gobierno.

Me resulta curioso saber cuál es la propuesta de aquellos que proponen la abstención como vía de protesta. Aquí quedó más que demostrado que la violencia no condujo a nada  positivo. Estoy convencido que si lo que deseamos es tener un país próspero y productivo, tenemos que salir a votar.

Yo no sé hasta donde vaya a llegar nuestra candidatura, lo único que sé es que el tiempo que dure estaremos defendiendo nuestros planteamientos y jugando lo más limpio posible.

Para UPP89 el gobierno ha perdido sentido político, ideológico y económico. Es necesario luchar, votar y construir un nuevo país, donde se deje de lado el desorden y la improvisación que el presidente Maduro ha hecho.

¿Crees en una candidatura unitaria de oposición?

Me parece positivo que algunos aspirantes como Javier Bertucci, Henri Falcón y Alejandro Ratti, estudien una candidatura unitaria pero hasta ahora no tengo pensando sumarme a ellos.

¿Cómo se desarrollará su campaña electoral?

Mi estrategia política se basará en los encuentros comunitarios, ya que en los sectores populares podemos escuchar las necesidades reales del pueblo.

Considero que el contacto con la gente debe ser real y concreto, debido a que es así como se desarrolla ese vínculo real e indestructible con las comunidades, a fin de reencontrarnos con la valoración ética de la política.

Lamentablemente, las campañas electorales se han convertido en un show mediático, un derroche de dinero y una especie de mercadeo. Mi prioridad es la población.

¿Cómo ves la participación en los próximos comicios?

Los estudios revelan que será alta. La gente está clara que la única manera de salir de esta crisis es a través del voto pero a pesar del ventajismo que tiene el Gobierno, debemos participar todos el 20 de mayo.

¿A tu juicio cuál ha sido la principal falla del Gobierno Nacional?

La inoperancia y la burocracia estadal. Una prueba de ello son los 31 ministerios que conforman sus estructuras con ministros sin formación profesional o técnica adecuada y mucho menos sin valoración ética de la responsabilidad que asumen, además brincan de una cartera a otra sin culminar su labor en alguna. Si fracasan en un ministerio lo cambian y colocan a otro, siempre del mismo grupito.

Mi plan de gobierno contempla la reducción de los ministerios a 13: Relaciones Interiores y Justicia; Asuntos Exteriores e Inversión Extranjera; Finanzas y Diversificación Económica; Desarrollo Industrial; Desarrollo Agrícola; Minas e Hidrocarburos; Defensa; Educación Básica Integral y Deporte; Educación Universitaria Integral, Ciencia y Tecnología;  Artes, Cultura y Medios de Comunicación; Salud, Ambiente y Ecología; Comunidades y Valor Trabajo; Obras y Servicios Públicos.

Por otro lado, reduciré la estructura burocrática estadal. No se pueden echar a miles de funcionarios públicos a la calle sin crear las condiciones para que el sector privado recuperado absorba a esas personas.  Es lógico que al crecer nuestra economía, se crearan más puestos de trabajo y se podrá iniciar la migración del empleo público al privado. Y así, progresivamente, ir reduciendo en tamaño el atrofiado andamiaje burocrático.

Compromiso con sus ideales. Para Reinaldo Quijada el mayor valor que suma su candidatura es el compromiso revolucionario de hacer las cosas bien, escuchando al pueblo y gobernando en pro de todos los venezolanos.

Asegura que su propuesta de gobierno, aunque pareciera algo utópica, se puede convertir en realidad con la participación de toda la población, sin importar su credo o partido político, debido a que promete una candidatura incluyente.

Quijada formado bajo las corrientes socialistas, afirma que su partido Unidad Política Popular 89 es una alternativa de cambio para aquellos que deseen apostar por un país diferente.

“Este es un partido recién creado que sin una alcaldía hasta ahora, está claro que la transformación de Venezuela comienza por devolverle la confianza a la gente; esa gente que creyó en su Gobierno y que actualmente no se siente reflejado en el mandato del Presidente Nicolás Maduro”, sentenció.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.