Protesta por comida en “El Triángulo”

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.
Julio Castellanos
Julio Castellanos

En algunas comunidades, los miembros de las UBCH amenazan a los vecinos con “quitar beneficios”, como las bolsas del CLAP o los bonos, a quienes protesten su disconformidad. Sin embargo, hay gente valiente y decidida que no come cuento y se manifiesta cuando le vulneran sus derechos. Tal es el caso de los vecinos de “El Triángulo”, ubicado en Tocuyito.

 

Esta comunidad empobrecida y abandonada, de aproximadamente 450 familias, había permanecido sin recibir la bolsa de CLAP desde hacía cuatro meses y ya en Enero estaban desesperados ante tantas dificultades. La segunda semana del mes, los “responsables de calle” pasaron casa por casa cobrando la caja del CLAP de forma urgente y en efectivo, sin demoras, y los vecinos haciendo maromas en medio de la crisis de los billetes pagaron su caja… Pasaron los días y aumentó la molestia en la medida en que la fulana caja no llegaba.

 

Una semana después, desesperados por el hambre y el abusivo cobro, los valientes vecinos de “El Triángulo” trancaron la vía Tocuyito – La Arenosa, desoyendo a los “responsables de calle” que los amenazaban con no traerles nunca más el CLAP “por guarimberos”. La policía municipal llegó al sitio de la manifestación solo para recibir el ultimátum de los vecinos: “Si no nos traen la caja, volveremos a trancar”.

 

Dos días después de la manifestación, llegaron las cajas del CLAP. La enseñanza de estos eventos es que no hay que comer cuentos, hay que comer comida. Los derechos no son un regalo, son una conquista de los pueblos valientes que protestan, exigen y pelean por lo que les pertenece. Las denuncias de las fallas en el CLAP se siguen multiplicando en el municipio Libertador y la respuesta de los vecinos debe ser la protesta, tal cual como ocurrió en “El Triángulo”.

 

El pasado miércoles me informó el diputado Leandro Domínguez (UNT) que se registró una protesta similar en la Av. Principal de Nueva Valencia y en Barrio Bueno se encuentran igual de molestos por cajas de CLAP que llegan mochas y, para colmo, más caras. Si la única manera de ser escuchados es la protesta, pues, será la protesta la herramienta para exigir el derecho a la alimentación.

 

Señor Juan Perozo, alcalde de Libertador, póngase al frente de las protestas. Si por el contrario, intenta silenciarlas, taparlas o escamotearlas quedará desnudo ante una población que se dará cuenta que usted en vez de recibir órdenes del pueblo las recibe del pranato madurista. Hay hambre, desnutrición y desesperación, la respuesta no debe ser represión sino alimentación. #RespuestasYa

 

Julio Castellanos / [email protected] / @rockypolitica

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir