Qué hacer con el champán que te sobró de diciembre

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción Internacional, 1 enero 2015.- Esto es lo que pasa con el champán: solo lo puedes tomar cuando está recién abierto, frío y burbujeante en su copa.

Si la celebración de Año Nuevo se salió un poco control y tienes algunas botellas abiertas que duraron más que tus invitados, no temas: aún quedan muchas deliciosas formas para seguir con la fiesta.

Si estás viendo esta nota en tu móvil, mira aquí la galería.

Date un baño

Considera a Marilyn Monroe, quien según se dice, solía bañarse en 350 botellas de champán, a fin de aprovechar los antioxidantes naturales de la uva.

Pero si no tienes unos cuantos cientos de botellas que te sobren, utiliza tan solo un sorbo como tónico natural. Michelle Phan, maquilladora y estrella de YouTube, promete que será "suave, fresco y refrescante".

Ella escribió lo siguiente en su página web: "El champán es uno de mis tónicos favoritos por sus propiedades para desintoxicar y su capacidad para luchar contra los radicales libres".

De acuerdo con Phan, el ácido también ayuda a emparejar el tono de la piel. Ella sugiere poner una pequeña cantidad en una almohadilla de algodón y pasarlo por el rostro.

Haz que tus zapatos brillen  

La diseñadora de calzado parisina, Olga Berluti, ha dicho que ella termina de lustrar los zapatos con champán, y anima a sus clientes acaudalados a hacer lo mismo. Se dice que reduce la grasa en la pasta para lustrar, lo que permite que el color natural del cuero brille verdaderamente.

Aunque esta podría parecer una práctica detestable del 1%, hay precedentes históricos.

La práctica se remonta a los años 1800 y a un sujeto llamado Beau Brummell, quien encabezó la tendencia del traje hecho a la medida y a quien le gustaban sus zapatos con un poco de brillo.

Según un libro escrito por Carlo Maria Franzero, un joven una vez le preguntó a Brummell cómo hacía para que sus botas brillaran tanto. Él dijo que no utilizaba nada aparte de la "espuma del champán".

Brummell también era el tipo de persona que se ponía tres camisas limpias al día y hacía que se las lavaran en el campo para obtener un aroma fresco. Para eso, mi consejo es que rocíen un poco de Febreze. Estamos en el 2015.

Ponte a cocinar  

Lo mejor de tener una gran cena es el brunch del día siguiente. Puedes agregar vino espumoso a los huevos revueltos en lugar de leche para que queden más esponjosos, o puedes utilizar un poco de vino blanco y agregárselo a las salsas, aderezos de ensalada o postres, según David DiSalvo, un chef en la ciudad de Nueva York.

"Hará que tu comida sea mucho mejor", dijo. "No hay nada malo en cocinar con eso".

¿Tienes muchas botellas abiertas?  

Él sugirió hacer una "beurre blanc", lo cual es básicamente una salsa de mantequilla. Tan solo pon cebolla escalonia picada en una olla y agrega el champán. Redúcelo un tercio y añade un poco de crema.

"Luego añade un poco de mantequilla y bátela hasta que se convierta en una salsa cremosa que puede ir con todo", dijo DiSalvo. "Va muy bien con pescado".

Su otra recomendación es un gelée francés, lo cual solo es una manera elegante de decir "trago de gelatina".

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir