¿Qué le pasa al organismo si tomamos refrescos todos los días?

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Redacción Internacional, 21 octubre 2014.- Vea por qué debería reducir al mínimo el consumo de estas bebidas. 

Casi todo el mundo sabe que las bebidas gaseosas y azucaradas como la Coca-Cola son malas para la salud, pero ¿qué efecto tiene exactamente sobre nuestro organismo? ¿Es realmente tan peligroso para nuestra salud?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha presentado recientemente su Código contra el Cáncer con un decálogo sobre una serie de recomendaciones para prevenir la enfermedad. En quinto lugar aparece la reducción del consumo de bebidas azucaradas. A continuación, una serie de motivos por los que debemos reducir nuestra ingesta de estos productos:

Aumento de peso. Es el primer problema. El consumo regular de este tipo de bebidas conlleva un aumento de peso. Este hecho se debe a dos factores: al alto índice glucémico por el gran contenido de azúcar y a un bajo índice de saciedad, ya que estas bebidas no quitan ni el hambre ni la sed. Además, los azúcares de las bebidas carbonatadas que se absorben en la sangre, y su alto índice calórico, pueden ser una de las causas de diabetes de tipo 2.

Problemas respiratorios. Según un estudio publicado por la revista European Journal of Clinical Nutrition, el azúcar de los refrescos, ingerido en grandes cantidades, causa la inflamación de las vías respiratorioas, la característica principal del asma.

Efecto en el sistema nervioso y en el cerebro. Además de aumentar de peso y de ser más proclive a padecer una enfermedad como el asma, las bebidas como la Coca-Cola provocan una especie de adicción en los consumidores. Los científicos explican que el azúcar de estas bebidas aumentan el nivel de las hormonas dopamina y serotonina, que a su vez producen una cierta sensación de placer.

Otro estudio, pero en esta ocasión realizado por la Universidad de Carolina del Norte, señala que los productos dietéticos -sin azúcar- pueden provocar sensación de hambre y el deseo de consumir azúcar, lo que afectará negativamente al organismo.

Envejecimiento prematuro. Según una investigación publicada en la revistaAmerican Journal of Public Health, el consumo habitual de los refrescos azucarados adelanta los relojes moleculares una media de 4,6 años respecto a lo normal. Aún así, según recoge RT, los científicos reconocen que la investigación aún está en su fase preliminar y que son necesarias más pruebas para conocer el verdadero impacto de estas bebidas en el envejecimiento celular.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir