?Qué pena con este señor! (2391983)

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

“No hay un cretino que no haya soñado ser un gran hombre, ni un burro que al contemplarse en el arroyo, no se mirara con placer, encontrándose aires de caballo”. Gustave Flaubert ( 1821-1880), novelista francés, autor de Madame Bovary.

Mientras el presidente trasladaba su parafernalia a tierras panameñas, en Venezuela los ciudadanos recibían otro golpe noble, un corralito más a los que ya limitan su libertad de tránsito, su economía, su vida. La providencia que reduce a niveles ridículos el derecho de los venezolanos a acceder a divisas para gastos en el exterior, es la absoluta confirmación de la bancarrota del país.

Un control de cambios que ha amargado no solo las vacaciones, sino también los estudios en el exterior, los viajes por motivos médicos, deportivos o culturales, desde hace DOCE años, ya llegó al punto en que cerró definitivamente las fronteras de Venezuela. Aquí nadie viene, por la inseguridad, por la ausencia de infraestructura de servicios para el turismo, por la corrupción y la inseguridad jurídica para invertir. Y ahora también nadie sale, porque solo pueden hacerlo los ricos y los enchufados. Ah y los tarifados que van con gastos pagos para “defender la revolución ante el mundo”.

El presidente fue a Panamá  y regresó con el rabo entre las piernas. Pero con los bocones gritando “¡victoria!” porque Obama dijo que Venezuela no era una amenaza. La gente pensante del mundo entero lo sabía, pero Obama tenía que decírselo para que estuviera contento. De resto, el viaje fue un total fracaso: 1) Bajándose del avión se fue al barrio El Chorrillo a “defender” a los panameños afectados por la invasión norteamericana de 1989; ofreció nada menos que interceder ante USA para que se haga justicia y los indemnicen. En un diario del istmo, le cantaron claro a Maduro que si quería hacer justicia pagara los 800 millones de dólares que debe su gobierno a los comerciantes de Colón. Para no confrontar con este incómodo huésped, el gobierno panameño se hizo el loco y no lo acusó de injerencia en asuntos internos.

 2) Los tres días que estuvo en Panamá el mandatario venezolano fue caceroleado por la gran colonia nacional exiliada allá. Cacerolas a su llegada y salida del hotel al centro de convenciones de Atlalpa, cacerolazo sonoro cuando intervino en la Cumbre.3) No contento con el desagrado que causó la permanente presencia conflictiva en los foros sociales paralelos y en las áreas libres de la cumbre de una comparsa con la franela “Venezuela is not a threat, we are hope”, tarifados con hotel pago y 400 dólares de viáticos para el “shopping” panameño, tuvo la fidelista inspiración de contratar un doble con su respectiva combatiente, para distraer a la prensa mientras él huía por la derecha sin que le molestaran acuciosas preguntas. La fórmula del doble ya fue puesta en práctica por Fidel Castro, Saddam Hussein y Muammar Gadafi. Puras joyitas.

4) Engañó a 10 millones (dicen ellos y Tibi) de venezolanos que firmaron voluntariamente o bajo coacción la petición de derogar el decreto. No llevó las firmas ni entregó las cajas, dijo que las enviaría por vía diplomática. Gastó millones en un operativo militar de puros papafrita, montó un millonario operativo en todo el país para recoger las firmas y movilizó las embajadas para que hicieran lo mismo en el resto del mundo. Al final, como siempre, puro buche y pluma.

5)Los costosos lobbistas internacionales que paga el gobierno venezolano en el exterior para que maquille su imagen, ya tenían una campaña contratada en la prensa panameña, páginas enteras demandando la derogación del decreto Obama. Pero dicen que el gobierno panameño intervino pidiendo que no enturbiaran lo que debía ser un encuentro cordial. Al final, solo salió en tv la campaña de las mariposas con música de “Imagine” , de un país que ellos dicen que es Venezuela pero que los venezolanos sabemos que dista años luz de la realidad terrible que se vive.

6) Venezuela trató de introducir en el documento final un llamado de atención a Estados Unidos por su “actitud injerencista”. Finalmente, no hubo documento porque con este niple en la mesa, no habría consenso para la firma y en las cumbres los acuerdos deben ser por absoluto consenso. Desde la época del finado, la presencia de Venezuela ha sido una mosca en la sopa de estas reuniones. 

7) Obama ni siquiera escuchó el discurso de Maduro. Se paró a reunirse con el presidente de Colombia, mientras aquel soltaba una pieza de lenguaje vulgar y amenazante, que no pudo ocultar la  humillación confesada por su boca de que tiene dos años tratando de hablar con el gringo y éste no le para. Tuvo que “cazar” a Obama en un pasillo para darle la mano y no perder el viaje por completo.

Regresó (después de pasar el domingo en Cuba dando cuenta de la torta panameña), cantando victoria, aunque no entregó firmas, no se reunió con Obama, no logró la derogación del decreto y su presencia fue una permanente molestia. Necesitado de aplausos, se puso al frente del volante de un autobús (su especialidad) para subir la Caracas-La Guaira en medio de la algarabía de los moradores de las orillas. Todos los demás presidentes volvieron tranquilos y contentos a su país, sin alharacas. Esté ya sacó la consigna de “Obama reculó”. Lo cierto es que Obama fue la estrella de la cumbre, no sólo por su discurso pidiendo escuchar a los ciudadanos y respetar sus derechos, sino por haber toreado los escándalos del castro chavismo que pretendían hacerle el payaso de su show. Obama se anotó otro punto al reunirse con el CARICOM en Jamaica, antes de volar a Panamá, y ofrecerles petróleo sin extorsión, para librar a esos pequeños países del yugo de la revolución venezolana. 

Pues sí, regresó “encabronado”, amenazando a los comerciantes venezolanos con cerrar sus negocios, “se someten o se van”. Destemplado, ofreció radicalizar aun más la revolución contra la guerra económica. Incapaz de ver la ruina del país, pretende seguir la  chuleta cubana, esa que no resulto, que arruinó a Cuba y exilio a millones de los cubanos más valiosos, esa que ahora están revirtiendo, abriéndose a la inversión norteamericana. 

Usó la palabreja, que es no solo insultante sino grosera, en su discurso protocolar, revelando su educación y su origen ante el mundo. “Encabronarse” es una expresión usada en Colombia y en España. En esos países se “encabronan”. En Venezuela nos “arrech…os”. Y  ya estamos muy, muy arrechos. 

AQUÍ ENTRE NOS

*La banca pública enfrenta dificultades desde hace tiempo. Sus clientes manifiestan que deben hacer esperas de entre 3 y 4 horas para abrir una cuenta o hacer cualquier gestión; las colas de taquilla son interminables; escasea el papel para chequeras y talones de depósito o retiro; los cajeros nunca dan comprobantes; no hay plástico para tarjetas de débito. En esta situación, el gobierno decide colapsar aún más el sistema bancario público enviando a los tarjetahabientes de la banca privada a abrir cuentas y sacar tarjetas de crédito en el, para poder acceder a los escuálidos dólares viajeros. El gobierno gana tiempo, retiene divisas, lo pone difícil pero a corto plazo a banca pública inevitablemente colapsará ( igual que los nervios de los tarjetahabientes), cuando ingresen entre 2 y 3 millones de solicitudes de tarjetas.

* Sólo se otorgarán 200 dólares en efectivo, pero no serán dados en el país sino en cajeros en el exterior, que cobran comisiones de 3 y 4% y solo emiten cantidades por múltiplos de 20. Así que serán 180 dólares efectivos en total. Lo grave sin duda, además de encerrar a los venezolanos en el país, es la privación de la libertad de utilizar su dinero como quiera. La venta a través de Simadi sólo ha satisfecho el 2% de la demanda. Sicad tiene meses que no subasta y en estas subastas no hay dólares para viajeros.

* Los vecinos del Consejo Comunal Colinas de Mañongo han emprendido acciones para paralizar el proyecto de construir, dentro de los terrenos del Área de Postgrado de la UC, un supermercado, una farmacia y un centro comercial. Las alarmas se dispararon al conocer que el cambio de uso de las zonas educacionales sólo puede ser aprobado por la comunidad o por razones de causa mayor. No puede haber tal necesidad en una zona donde hay centros comerciales cercanos y la comunidad no ha sido informada y menos aún, consultada. Las alcaldías de Valencia y Naguanagua niegan haber dado permiso pero ya las máquinas están dentro del terreno, que por cierto es propiedad de la curia valenciana. Tal vez la última palabra o la información completa la tenga Monseñor Reinaldo del Prette, a quien harán llegar en los próximos días la consulta a los vecinos con un rotundo NO al proyecto en esa congestionada zona vehicular con severos problemas de servicios.

[email protected]

Twitter:@charitorojas

Hasta el próximo miércoles.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Compartir