Quién era el venezolano muerto en Cali “que no resucitó”

El cadáver pese al tiempo de velación no mostró signos de descomposición.

Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Notitarde.- Aunque en el fondo la historia parece sacada de los cabellos, con tintes de poca credibilidad, el tema se robó la atención de vecinos y las autoridades municipales porque podría convertirse en un problema de salud pública.

Quién era el venezolano muerto en Cali “que no resucitó”/Imagen de cortesía.
Quién era el venezolano muerto en Cali “que no resucitó”/Imagen de cortesía.

La muerte de César Alexis Blanco López llamó la atención de todos porque sus familiares alegaron que resucitaría pero, ¿quién era este venezolano para recibir tal milagro?

Este venezolano era un joven migrante de 20 años de edad, que llegó a Cali en 2016 y se instaló en el barrio Puerta del Sol, al oriente de la ciudad.

Precisamente, en ese popular sector fue asesinado por otro joven que le disparó en varias oportunidades al mediodía del pasado lunes 10 de diciembre.

Se conoció que “ese día terminó de almorzar y salió a la tienda a comprar un refresco y justo en la esquina lo mataron”, explicó Julio Blanco, padre de César Alexis.

Julio Blanco, padre de César Alexis/Imagen de cortesía
Julio Blanco, padre de César Alexis/Imagen de cortesía

Además, César Alexis era el tercero de cuatro hijos que tiene la pareja venezolana que vivía en la pequeña ciudad de San Rafael de Revenga, del estado de Aragua en el vecino país.

Recuerdan que allí llevaban una vida humilde, pero cómoda y mientras el padre trabajaba como vigilante en una clínica, la madre atendía el hogar.

En Venezuela César Alexis cursó hasta décimo grado de bachillerato y aquí en Colombia intentaba obtener un cupo en alguno de los cursos que ofrece el Sena.

“Él soñaba con ser ingeniero o hacer alguna actividad que le permitiera crear, desarrollar sus ideas”, recordó el papá del fallecido.

Aunque, la familia no se escuda en la crisis política que padece Venezuela para explicar la razón del porqué migraron hacia Colombia, coinciden en que la decisión  provino de dos hechos: “me quedé sin trabajo y conocimos a una hermana caleña que nos mostró el rumbo”.

Familia Blanco-López

Fue así como la familia Blanco – López llegó a la capital del Valle y se conectaron con la congregación evangélica que lidera el pastor Óscar Humberto Conde Moreno.

Cabe recordar que la congregación se llama “Fundación Cueva de Adulam, Remanente de Fe”, según una credencial que exhibe el mismo pastor en su cuenta de Facebook, cuenta con personería jurídica.

De hecho, Lo llamativo es que esa iglesia por ahora apenas cuenta con 14 feligreses, de los cuales 8 son miembros de la familia Blanco – López, que viven en la misma casa y se ganan la vida vendiendo empanadas, arepas y pasteles.

Familia Blanco-López en Colombia/Imagen de cortesía.
Familia Blanco-López en Colombia/Imagen de cortesía.

Cadáver

Tanto los padres de Alexis como el pastor Conde admiten que hasta el miércoles 12 de diciembre cuando Medicina Legal les entregó el cadáver de César Alexis, para su respectiva inhumación, no tenían pensado conservarlo en la casa.

“pero aparecieron las señales que nos decían que él vive; que él no está muerto”, explicó el pastor.

Esto sin caer en cuenta que con tal decisión el señor Julio, le hacía un a sus otros hijos “que aún no aceptan la muerte de su hermano”.

No obstante, Julio reconoció que todo el asunto alrededor de la velación de su hijo  se prestó para polémicas, pero insistió en que “no les estamos haciendo daño a nadie, el cuerpo aún está en buen estado y cuando llegue el momento de enterrarlo, lo haremos”, argumentó.

El padre del fallecido reclamó por las mentiras que se han dicho, “como que todos los días nosotros le inyectamos formol al cadáver”.

¿Por qué creyeron que resucitaría?

En efecto, este jueves 20 de diciembre el cuerpo sin vida ya completaba nueve días metido en un féretro, en la sala de la casa y en medio de las fuertes temperaturas de la capital caleña. Es decir, el cadáver llevaba 216 horas sin ser inhumado y pese a ello el cuerpo aún no se había descompuesto.

¿Por qué creyeron que resucitaría?/Imagen de cortesía.
¿Por qué creyeron que resucitaría?/Imagen de cortesía.

Irónicamente, el hecho de que aún no aparezcan los problemas naturales de la descomposición, sirvió de insumo para los crédulos de la famosa historia de la resurrección.

“Lo normal es que un cadáver arreglado aguante máximo 48 horas para empezar a mostrar señales de descomposición”, explicó un médico legista de Medicina Legal.

“Lo que dice este caso en particular, es que el cuerpo tuvo un buen procedimiento de embalsamado en la funeraria, para ser enterrado”, añadió.

El funcionario aclaró que si bien el cuerpo sin vida aún permanece sin señales evidentes de descomposición, “las condiciones en la que se encuentra no cumplen con los protocolos de conservación de cadáveres y se convierte en un potencial riesgo para la salud de la comunidad”, explicó.

Te puede interesar: ¡En Cali no hubo resurrección! Autoridades entierran al venezolano

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
VIAJuan Carlos Hernández
FuenteDiario Semana
Compartir